Los nar­cos usa­ban la Black­berry por­que en­crip­ta­ba los SMS, co­mo What­sApp aho­ra

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia -

La en­crip­ta­ción que What­sApp de­ci­dió apli­car des­de el año pa­sa­do a los men­sa­jes que en­vían sus abo­na­dos ha di­fi­cul­ta­do el pin­cha­zo de un te­lé­fono mó­vil que la Po­li­cía Ju­di­cial pu­die­se lle­var a ca­bo. «Has­ta ha­ce po­co What­sApp era una de las apli­ca­cio­nes de men­sa­je­ría me­nos se­gu­ras por­que se po­día in­tro­du­cir en ella y ma­ni­pu­lar la con­ver­sa­ción si se dis­po­nía de los co­no­ci­mien­tos su­fi­cien­tes», re­cuer­da el fis­cal es­pe­cial de de­li­tos in­for­má­ti­cos de A Coruña, Luis Vázquez. Esa la­gu­na ha si­do me­jo­ra­da al ci­frar en ori­gen y des­tino los wa­saps, «pe­ro se pue­de ma­ni­pu­lar to­do. Ha­cer­lo con de­ter­mi­na­dos co­rreos elec­tró­ni­cos es de lo más sen­ci­llo», aña­de, al tiem­po que re­cuer­da que los nar­co­tra­fi­can­tes pre­fe­rían ha­ce años co­mo te­lé­fono mó­vil los de la mar­ca Black­berry, ya que en­via­ba los SMS en­crip­ta­dos.

La téc­ni­ca com­pli­ca por una par­te la in­ves­ti­ga­ción de las co­mu­ni­ca­cio­nes, pe­ro por otra la alla­na con he­rra­mien­tas co­mo las que ha­cen co­pias de se­gu­ri­dad de los mó­vi­les o fa­cul­tan guar­da­dos au­to­má­ti­cos, co­mo Goo­gle+ o Drop­box. La Po­li­cía Ju­di­cial pue­de ex­traer­las tam­bién en ca­so de que se pon­ga el mó­vil en sus ma­nos, aun­que, eso sí, el ti­tu­lar se que­da­rá sin el apa­ra­to una tem­po­ra­da.

Vázquez aña­de co­mo di­fi­cul­tad aña­di­da en la ve­ri­fi­ca­ción de wa­saps el he­cho de que la em­pre­sa de men­sa­je­ría al­ma­ce­na du­ran­te un pe­río­do de tiem­po cor­to los da­tos que ge­ne­ran sus abo­na­dos. «A Fa­ce­book se le pue­de ofi­ciar pa­ra que man­de de­ter­mi­na­das pá­gi­nas, a What­sapp no, por­que no las guar­da». La Ley de Pro­ce­di­mien­to Cri­mi­nal obli­ga a los ope­ra­do­res de te­le­fo­nía a guar­dar da­tos del trá­fi­co ge­ne­ra­do, lo­ca­li­za­ción de IP y los ar­chi­vos, pe­ro la em­pre­sa de men­sa­je­ría no se sien­te vin­cu­la­da por esa nor­ma y de­cli­na en las de te­le­fo­nía esa res­pon­sa­bi­li­dad. La pug­na en­tre am­bos sec­to­res tec­no­ló­gi­cos es en­car­ni­za­da y se di­lu­ci­da ya en el ám­bi­to co­mu­ni­ta­rio, por­que quien al­ma­ce­na de­be em­plear mu­chos re­cur­sos téc­ni­cos y eco­nó­mi­cos en di­cha ope­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.