Me­di­ci­na: una fa­cul­tad, sie­te hos­pi­ta­les

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia -

Ga­li­cia es­tre­na es­te cur­so una des­cen­tra­li­za­ción efec­ti­va del gra­do de Me­di­ci­na. Los es­tu­dian­tes rea­li­zan los cin­co pri­me­ros cur­sos en Santiago y el sex­to, que es el de prác­ti­ca clí­ni­ca, se lo re­par­ten en­tre los hos­pi­ta­les de las sie­te ciu­da­des. Era una vie­ja de­man­da: co­men­zar la des­cen­tra­li­za­ción de Me­di­ci­na y, de pa­so, con­ver­tir en real el nom­bre ofi­cial que tie­nen los cen­tros ga­lle­gos, que no son hos­pi­ta­les, sino com­ple­jos hos­pi­ta­la­rios uni­ver­si­ta­rios.

El Ál­va­ro Cun­quei­ro de Vi­go es el que más lo ha no­ta­do, por­que el Ser­gas ha con­tra­ta­do nue­ve pro­fe­so­res nue­vos, gra­cias al acuer­do en­tre las tres uni­ver­si­da­des, que lle­va­ba ca­si una dé­ca­da blo­quea­do. Los hos­pi­ta­les de Vi­go y A Coruña re­ci­ben es­te cur­so un cen­te­nar de pa­cien­tes ca­da uno, Santiago 150, y los hos­pi­ta­les in­ter­me­dios, una trein­te­na.

En Vi­go hay 23 pro­fe­so­res. Uno de ellos es, des­de ha­ce dos me­ses, Jo­sé En­ci­sa, je­fe de ser­vi­cio de an­gio­lo­gía y ci­ru­gía vas­cu­lar. Su es­pe­cia­li­dad ni si­quie­ra tie­ne una asig­na­tu­ra es­pe­cí­fi­ca en la ca­rre­ra, pe­ro la es­tan­cia de los es­tu­dian­tes en el hos­pi­tal les va­le pa­ra co­no­cer­la. A mu­chos les sir­ve in­clu­so pa­ra al­go fun­da­men­tal en un cha­val que ya ca­si es mé­di­co: «Se la­van y en­tran en qui­ró­fano, les en­se­ña­mos a co­lo­car­se, se po­nen en­ci­ma del pa­cien­te abier­to y, de­pen­dien­do de la ope­ra­ción que es­té pro­gra­ma­da, ayu­dan a se­car o as­pi­rar. Pa­ra mu­chos, la pri­me­ra vez que se la­van es cuan­do ha­cen la es­pe­cia­li­dad», di­ce En­ci­sa. Pe­ro, cla­ro, es­to ya es con el di­plo­ma ba­jo el bra­zo y el MIR apro­ba­do.

Las es­pe­cia­li­da­des qui­rúr­gi­cas son muy atrac­ti­vas pa­ra los alum­nos por los me­dios. En las mé­di­cas se bus­can la vi­da. Es el ca­so de neu­mo­lo­gía, un ser­vi­cio que ha­ce pro­ce­di­mien­tos diag­nós­ti­cos. «Los es­tu­dian­tes ex­plo­ran a los pa­cien­tes, pe­ro no ha­cen pro­ce­di­mien­tos», acla­ra el je­fe del ser­vi­cio, Al­ber­to Fer­nán­dez Vi­llar, tam­bién uno de los nue­vos do­cen­tes.

Pe­ro en el hos­pi­tal se que­jan de que son po­cos do­cen­tes. «Es un nú­me­ro es­ca­so de pro­fe­so­res. De­be­ría ha­ber una nor­ma­ti­va que di­je­ra que por ca­da tan­tos alum­nos de­be ha­ber tan­tos aso­cia­dos», di­ce el je­fe de neu­mo­lo­gía, que lle­va­ba años acre­di­ta­do pa­ra ser pro­fe­sor y no ha po­di­do pre­sen­tar­se a una pla­za has­ta aho­ra. Ade­más de los pro­fe­so­res aso­cia­dos, exis­te la fi­gu­ra de co­la­bo­ra­dor do­cen­te, que no es­tá re­mu­ne­ra­da. En Vi­go hay 338.

En­ci­sa es­tá de acuer­do: son po­cas pla­zas. En Santiago tam­bién hay un pro­ble­ma de pla­zas. De las 80 que el Hos­pi­tal Clí­ni­co te­nía con­cer­ta­das con el Ser­gas ha­ce 16 años que­dan la mi­tad. En Vi­go, mien­tras, as­pi­ran a más. «La pe­lea de es­te año es con­se­guir más pro­fe­so­res, por­que hay ser­vi­cios im­por­tan­tes que no tie­nen nin­guno. In­clu­so aten­ción pri­ma­ria, que tie­ne un pa­pel muy re­le­van­te», di­ce el coor­di­na­dor de la do­cen­cia de Me­di­ci­na en el com­ple­jo vi­gués, el pe­dia­tra Jo­sé Ra­món Fer­nán­dez Lo­ren­zo.

In­clu­so el ge­ren­te del área sa­ni­ta­ria con­si­de­ra que la des­cen­tra­li­za­ción de la Me­di­ci­na pue­de ser más am­bi­cio­sa. «Creo que hai ca­pa­ci­da­de pa­ra au­men­tar o pa­pel do Chu­vi na do­cen­cia. Is­to é moi im­por­tan­te pa­ra os no­sos hos­pi­tais, que te­ñen vo­ca­ción do­cen­te», di­ce Fé­lix Ru­bial. El ter­mó­me­tro que sir­ve a Ru­bial pa­ra va­lo­rar que la do­cen­cia que ofre­ce el Chu­vi es bue­na es la sa­tis­fac­ción que trans­mi­ten los es­tu­dian­tes de sex­to. Uno de ellos es Ia­go Cou­so, re­pre­sen­tan­te de los alum­nos. Cuan­do se le abrió la po­si­bi­li­dad de ha­cer sex­to en Vi­go, no lo du­dó: «En Santiago hi­ce prác­ti­cas de ter­ce­ro a quin­to. Cuan­tos más alum­nos hay tam­bién hay que di­vi­dir la aten­ción en­tre más», ex­pli­ca. Es­tá con­ten­to con có­mo es­tá yen­do el cur­so y ya se apun­ta co­mo can­di­da­to a es­pe­cia­lis­ta en neu­ro­lo­gía. «En el hos­pi­tal se no­ta que quie­ren te­ner alum­nos, los pro­fe­so­res es­tán bas­tan­te com­pro­me­ti­dos», ase­gu­ra.

M. MORALEJO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.