Es­que­rra Re­pu­bli­ca­na suel­ta las­tre con el PDECat

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - M. C. C.

En el pro­lon­ga­do desafío so­be­ra­nis­ta de Ca­ta­lu­ña se es­tá li­bran­do más de una ba­ta­lla. El co­no­ci­do cho­que de tre­nes, co­mo se plan­tea des­de el in­de­pen­den­tis­mo la ba­za de la des­co­ne­xión, y el fu­tu­ro po­lí­ti­co de Ca­ta­lu­ña en­tre ERC y el PDECat, los res­tos de la en otro tiem­po he­ge­mó­ni­ca Con­ver­gèn­cia, de­va­lua­da por la es­tra­te­gia po­lí­ti­ca de Ar­tur Mas. Las re­la­cio­nes en­tre los dos so­cios que con­for­man la coa­li­ción Junts pel Sí no son bue­nas. Re­ce­lan uno del otro, co­mo lo de­mues­tra el po­lé­mi­co nom­bra­mien­to de Vi­cent San­chis, un pe­rio­dis­ta afín al PDECat, al fren­te de TV3 pa­ra con­tro­lar a los re­pu­bli­ca­nos en el área de in­for­ma­ti­vos de la te­le­vi­sión pú­bli­ca, des­pués de que ERC die­ra rien­da suel­ta a las in­for­ma­cio­nes so­bre las mor­di­das del 3 % que pre­sun­ta­men­te sal­pi­can al ex­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, pro­vo­can­do la ira en­tre las hues­tes de Mas, que bus­can afian­zar po­si­cio­nes an­te un hi­po­té­ti­co ade­lan­to elec­to­ral.

Ayer, An­na Si­mó, se­cre­ta­ria pri­me­ra del Par­la­men­to ca­ta­lán y dipu­tada de ERC, des­car­tó es­ta po­si­bi­li­dad por­que, se­gún ella, «el com­pro­mi­so de es­ta le­gis­la­tu­ra es cul­mi­nar­la con un re­fe­ren­do». Una res­pues­ta de ma­nual que de­jó pa­so a una re­fle­xión sin­ce­ra al ase­gu­rar que los re­pu­bli­ca­nos no re­pe­ti­rán coa­li­ción con los exconvergentes, por­que la mar­ca Junts pel Sí es «un com­pro­mi­so elec­to­ral pa­ra la pre­sen­te le­gis­la­tu­ra».

Si­mó tam­bién con­fir­mó que pa­ra los re­pu­bli­ca­nos Puig­de­mont y Mas no son lo mis­mo. So­bre el pri­me­ro, la dipu­tada re­pu­bli­ca­na opi­na que se tra­ta de una per­so­na dia­lo­gan­te, «se­ria, ri­gu­ro­sa, va­lien­te, un gran tra­ba­ja­dor», con el que se en­tien­de per­fec­ta­men­te. A Ar­tur Mas so­lo se re­fi­rió pa­ra ha­blar de su fu­tu­ro po­lí­ti­co, que «de­pen­de­rá de su par­ti­do, de él mis­mo» y «de có­mo evo­lu­cio­nen los acon­te­ci­mien­tos». No se pro­nun­ció so­bre el efec­to que pue­da te­ner el jui­cio del ca­so Pa­lau de la Mú­si­ca, don­de se es­tá des­ve­lan­do fi­nan­cia­ción ile­gal de CDC, el par­ti­do que pre­si­dió. «Quien pue­de in­ha­bi­li­tar a Mas es un juz­ga­do, o su pro­pio par­ti­do y sus pro­pios mi­li­tan­tes, o el país cuan­do vo­ta a sus go­ber­nan­tes», al­go que en Ca­ta­lu­ña po­dría pro­du­cir­se an­tes de lo pre­vis­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.