Gra­na­dos pi­de que Es­pe­ran­za Aguirre tes­ti­fi­que en el ca­so Pú­ni­ca pa­ra pro­bar su inocen­cia

Quie­re que la ex­pre­si­den­ta di­ga qué com­pe­ten­cias te­nía él

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - MATEO BALÍN EFE

El pre­so Fran­cis­co Gra­na­dos va a por to­das en el ca­so Pú­ni­ca. En pri­sión pro­vi­sio­nal des­de no­viem­bre del 2014 por es­ta tra­ma de trá­fi­co de in­fluen­cias que sal­pi­ca a Ad­mi­nis­tra­cio­nes de va­rias co­mu­ni­da­des, el ex­vi­ce­con­se­je­ro de Es­pe­ran­za Aguirre en Ma­drid pi­dió ayer al juez que ci­te a de­cla­rar a la ex­pre­si­den­ta re­gio­nal co­mo tes­ti­go. Quie­re que acla­re que él ca­re­cía de la «su­pe­rio­ri­dad je­rár­qui­ca» que le atri­bu­yen los in­ves­ti­ga­do­res pa­ra in­fluir en con­tra­ta­cio­nes pú­bli­cas. La pri­me­ra de­ci­sión so­bre la de­cla­ra­ción de Aguirre la de­be­rán to­mar las fis­ca­las del ca­so. Pos­te­rior­men­te se­rá el juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal Eloy Ve­las­co quien re­suel­va.

Exis­ten dos po­si­bi­li­da­des. Que la ac­tual por­ta­voz del PP en el Ayun­ta­mien­to de Ma­drid com­pa­rez­ca co­mo tes­ti­go y con obli­ga­ción de de­cir la ver­dad, o que lo ha­ga co­mo in­ves­ti­ga­da acom­pa­ña­da de un abo­ga­do. La de­fen­sa de Gra­na­dos con­si­de­ra «ne­ce­sa­ria» su de­cla­ra­ción pa­ra que ex­pli­que cuál fue el pa­pel que él desem­pe­ñó en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid sien­do ella pre­si­den­ta. Tam­bién pa­ra que in­di­que la in­fluen­cia que pu­do ejer­cer so­bre otros con­se­je­ros y «si te­nía o no la su­pues­ta su­pe­rio­ri­dad je­rár­qui­ca que se le atri­bu­ye en al­gu­nos in­for­mes» de la Guar­dia Ci­vil.

En­tre otras cues­tio­nes, Gra­na­dos Fran­cis­co Gra­na­dos, el 28 de di­ciem­bre del 2010, cuan­do tu­vo que di­mi­tir de con­se­je­ro de Aguirre en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid.

quie­re ade­más que Es­pe­ran­za Aguirre se­ña­le qué in­fluen­cia tu­vo él «en la apro­ba­ción del Plan Ge­ne­ral de Or­de­na­ción Ur­ba­na de Val­de­mo­ro, en los con­cier­tos de co­le­gios y en cua­les­quie­ra otros asun­tos ur­ba­nís­ti­cos; así co­mo si los al­tos car­gos de su con­se­je­ría lo fue­ron por de­ci­sión su­ya, en ca­li­dad de pre­si­den­ta, por ser de su con­fian­za».

La de­fen­sa de Gra­na­dos re­cla­ma, del mis­mo mo­do, tes­ti­fi­ca­les re­la­cio­na­das con la em­pre­sa pú­bli­ca Ar­pe­gio, cu­yas pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des in­ves­ti­ga el juez en una de las 16 pie­zas se­pa­ra­das del ca­so Pú­ni­ca. En con­cre­to, la del con­se­je­ro y pre­si­den­te de Nue­vo Ar­pe­gio, Jai­me Gon­zá­lez Ta­boa­da, o la del ex­ge­ren­te

de Ar­pe­gio Áreas de Pro­mo­ción Em­pre­sa­rial, Eduar­do La­rraz, pa­ra que con­fir­men o des­mien­tan si su­frie­ron pre­sio­nes del ex­vi­ce­con­se­je­ro de Aguirre.

El que fue se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PP de Ma­drid (2004-2011) pi­dió tam­bién la com­pa­re­cen­cia de los ex­con­se­je­ros re­gio­na­les Ma­riano Za­bía (Me­dio Am­bien­te), Beatriz Ma­ría Elo­rria­ga (Me­dio Am­bien­te), Ana Isabel Ma­ri­ño (Ur­ba­nis­mo) y Santiago Fi­sas (Cul­tu­ra); los exal­cal­des de Ge­ta­fe Pe­dro Cas­tro y Juan Soler y el de Al­ca­lá de He­na­res, Bar­to­lo­mé Gon­zá­lez, pa­ra que acla­ren si es cier­to que Da­vid Mar­ja­li­za, in­ves­ti­ga­do arre­pen­ti­do y ca­be­ci­lla em­pre­sa­rial de la tra­ma, le en­tre­gó 60.000 eu­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.