La ne­fas­ta ima­gen de Trump se vol­vió con­tra Wil­ders

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional -

¿ Có­mo ex­pli­car que un país de 17 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes ha­ya abier­to las puer­tas del Par­la­men­to a 13 fuer­zas? ¿Por qué Ho­lan­da ha echa­do el freno de mano al po­pu­lis­mo? Pa­ra en­con­trar res­pues­tas hay que apun­tar pri­me­ro al ca­rác­ter tra­di­cio­nal­men­te abier­to, di­ver­so y li­be­ral de la so­cie­dad ho­lan­de­sa. El país siem­pre ha es­ta­do vol­ca­do en el co­mer­cio ex­te­rior con sus ve­ci­nos, una ma­ne­ra co­mo cual­quier otra de es­tre­char la­zos con sus so­cios de la UE. La glo­ba­li­za­ción y la lle­ga­da de in­mi­gran­tes, tan­to no oc­ci­den­ta­les co­mo del es­te, han des­per­ta­do en los úl­ti­mos años el re­ce­lo de un seg­men­to de la po­bla­ción, preo­cu­pa­do por la pér­di­da de iden­ti­dad y arrai­go. Es­te re­cha­zo fue ca­pi­ta­li­za­do por el PVV de Wil­ders, quien ha arras­tra­do con­si­go a otros lí­de­res co­mo Rut­te. El li­be­ral tam­bién se ha ali­men­ta­do en las ur­nas del mis­mo vi­ve­ro de vo­tan­tes con un dis­cur­so más na­cio­na­lis­ta. El con­tra­pun­to se en­cuen­tra en la po­bla­ción in­mi­gran­te (3.8 mi­llo­nes), quie­nes su­ma­ron fuer­zas con la oposición pa­ra evi­tar la vic­to­ria de los xe­nó­fo­bos. Un vo­to re­par­ti­do por to­do el es­pec­tro po­lí­ti­co, des­de el Denk has­ta el Groe­nLinks o el Pv­dA. Pe­ro, ¿por qué el VVD y no los xe­nó­fo­bos del PVV? Co­mo apun­ta­ron al­gu­nos vo­tan­tes, los ho­lan­de­ses quie­ren al­go más que so­fla­mas an­ti in­mi­gra­to­rias, quie­ren un pro­gra­ma eco­nó­mi­co. Es­te es otro de los asun­tos so­bre los que ha pi­vo­ta­do el vo­to. No es ca­sua­li­dad que el elec­to­ra­do pro­gre­sis­ta ha­ya cas­ti­ga­do a los so­cial­de­mó­cra­tas quie­nes se em­pe­ña­ron en ser más li­be­ra­les que el pro­pio Rut­te. La eco­no­mía me­jo­ra, pe­ro la de­sigual­dad au­men­tó y la deu­da de las fa­mi­lias si­gue sien­do muy abul­ta­da. No ca­be du­da de que otra cla­ve pa­ra en­ten­der el re­sul­ta­do es me­dir el gra­do de imbricación del po­pu­lis­mo en el te­ji­do so­cial, que si­gue sien­do ba­jo. Los ex­per­tos sub­ra­yan que en Ho­lan­da no exis­te ape­ti­to por aban­do­nar la UE, así que an­te la pers­pec­ti­va de que ga­na­se una fuer­za pro ne­xit, los vo­tan­tes acu­die­ron en trom­ba a las ur­nas, una mo­vi­li­za­ción que no se veía des­de ha­cía 31 años. Tam­bién ayu­dó la ne­fas­ta ima­gen que tie­nen de los pri­me­ros me­ses de la ges­tión de Do­nald Trump, el es­pe­jo vi­vo de Wil­ders.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.