El rey de Ma­rrue­cos apar­ta a Ben­ki­rán y en­car­ga el Go­bierno a otro lí­der is­la­mis­ta

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional -

El rey de Ma­rrue­cos ha apar­ta­do a Ab­de­li­lah Ben­ki­rán de la for­ma­ción del nue­vo Go­bierno y en­co­men­da­rá la ta­rea a otro lí­der del is­la­mis­ta Par­ti­do Jus­ti­cia y Desa­rro­llo (PJD), pa­ra su­pe­rar el im­pa­se po­lí­ti­co tras más de cin­co me­ses de ne­go­cia­cio­nes.

Ben­ki­rán, se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PJD y je­fe del Go­bierno des­de el 2011, ga­nó las elec­cio­nes del 7 de oc­tu­bre al ob­te­ner 125 de los 395 es­ca­ños. Al día si­guien­te, Moha­med VI le en­car­gó la for­ma­ción del Eje­cu­ti­vo. En un co­mu­ni­ca­do, el ga­bi­ne­te real ex­pli­ca que la de­ci­sión se to­mó tras cons­ta­tar­se que las con­sul­tas lle­va­das a ca­bo des­de ha­ce cin­co me­ses «no die­ron re­sul­ta­do» y la au­sen­cia de «se­ña­les» no au­gu­ra­ban nin­gún des­blo­queo in­mi­nen­te. «Pa­ra su­pe­rar la si­tua­ción de in­mo­vi­lis­mo, el rey ha de­ci­di­do nom­brar a otra per­so­na­li­dad El is­la­mis­ta no ha con­se­gui­do for­mar Go­bierno tras cin­co me­ses de ne­go­cia­cio­nes

po­lí­ti­ca del PJD co­mo nue­vo je­fe de Go­bierno, en el me­nor pla­zo» po­si­ble. Una pre­rro­ga­ti­va que el otor­ga al Cons­ti­tu­ción.

La de­ci­sión real ha caí­do co­mo un ja­rro de agua fría en el par­ti­do, que siem­pre ha he­cho piña en torno a su lí­der, cu­yas ma­las re­la­cio­nes con Moha­med VI no son un se­cre­to pa­ra na­die, in­for­ma Efe. El PJD no tu­vo más re­me­dio que acep­tar la de­ci­sión real, tras una reunión ayer de más de tres ho­ras de sus prin­ci­pa­les di­ri­gen­tes. El des­car­te de Ben­ki­rán ni si­quie­ra le fue co­mu­ni­ca­do per­so­nal­men­te por el rey, sino me­dian­te un con­se­je­ro real, se­gún acla­ró el mis­mo.

Du­ran­te es­to me­ses, Ben­ki­rán in­ten­tó re­no­var la coa­li­ción sa­lien­te, una alian­za de is­la­mis­tas, li­be­ra­les y ex­co­mu­nis­tas, pe­ro se en­fren­tó a la oposición del ex­mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra Aziz Ak­han­nouch, lí­der de la Rea­gru­pa­ción Na­cio­nal de In­de­pen­dien­tes, que exi­gía que otras dos for­ma­cio­nes alia­das en­tra­ran en el Ga­bi­ne­te y que el par­ti­do Is­tiq­lal, apo­yo cla­ve de Ben­ki­rán, que­da­ra fue­ra.

Ak­han­nouch con­si­guió cons­ti­tuir en torno a él una alian­za de par­ti­dos, por lo que pu­do plan­tar ca­ra a Ben­ki­rán, y ga­nar pe­so en la po­lí­ti­ca lo­cal y en la oposición con­tra a los is­la­mis­tas. Es la pri­me­ra vez en la his­to­ria re­cien­te del país que pa­sa tan­to tiem­po sin Go­bierno, aun­que es­ta si­tua­ción ha­ya te­ni­do muy po­co im­pac­to en el fun­cio­na­mien­to de las ins­ti­tu­cio­nes y en el día a día de los ma­rro­quíes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.