Pa­tri­mo­nio

Des­cu­bren al dar la vuel­ta a una lo­sa en la igle­sia de San­xen­xo una la­bra heráldica del si­glo XVI idén­ti­ca a otra en Pon­te­ve­dra,

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - MAR­COS GA­GO SAN­XEN­XO / LA VOZ

Apa­re­ce en una igle­sia de San­xen­xo una la­bra del si­glo XVI idén­ti­ca a otra que hay en Pon­te­ve­dra

El es­cu­do de los Vaa­mon­de o Saa­ve­dra —es­te li­na­je es­co­gía los dos ape­lli­dos in­dis­tin­ta­men­te— vol­vió a ver la luz en la igle­sia vie­ja de San­xen­xo qui­nien­tos años des­pués de su fun­da­ción. Ha­ce cin­co si­glos es­ta fa­mi­lia fun­dó el tem­plo san­xen­xino, en los orí­ge­nes mis­mos de la vi­lla que lle­gó a ser ca­pi­tal de la ju­ris­dic­ción de A Lan­za­da. Sus em­ble­mas he­rál­di­cos se pin­ta­ron en sus pa­re­des y, con­se­cuen­te­men­te, se sos­pe­cha­ba que su es­cu­do de

ar­mas tam­bién tu­vo que fi­gu­rar, en pie­dra, en el tem­plo. La cues­tión era si ha­bría so­bre­vi­vi­do al pa­so del tiem­po y, en el ca­so de que se con­ser­va­se, dón­de es­ta­ba.

El mis­te­rio se des­ve­ló ha­ce es­ca­sos días. El ase­sor de los tra­ba­jos en es­te tem­plo, Jo­sé Manuel Abel, ex­pli­có que los obre­ros es­ta­ban mo­vien­do las lo­sas de pie­dra del pi­so pa­ra ca­li­brar­las a la mis­ma al­tu­ra del ni­vel. Al dar la vuel­ta, se en­con­tra­ron de bru­ces con la la­bra heráldica re­na­cen­tis­ta. Es el mis­mo es­cu­do de ar­mas que fi­gu­ra en la fa­cha­da de la de­no­mi­na­da co­mo ca­sa gó­ti­ca en las cer­ca­nías de la ba­sí­li­ca de San­ta Ma­ría, en Pon­te­ve­dra.

«Es­te es­cu­do nos acla­ra mu­chas co­sas y nos con­fir­ma otras tan­tas», pre­ci­só Jo­sé Manuel Abel. Se tra­ta de un sím­bo­lo de la ca­sa de Par­ga, en Lu­go, y tie­ne a su al­re­de­dor una or­la de bi­chas. El ase­sor his­tó­ri­co pre­ci­sa que, des­de que co­men­za­ron los tra­ba­jos el año pa­sa­do, se han re­cu­pe­ra­do otros dos es­cu­dos en pie­dra, que tam­bién re­pro­du­ce una pin­tu­ra al fres­co co­lo­ca­da en la mis­ma ca­pi­lla. To­dos se en­cua­dran en las fa­mi­lias co­mo los Ozo­res, los Ares de Fi­gue­roa y los Pe­rei­ra de Cas­tro, que exhibían a la vez su pie­dad re­li­gio­sa y su pe­so so­cial con sus em­ble­mas. Abel cree que la igle­sia to­da­vía guar­da se­cre­tos. «Se sos­pe­cha que pue­de ha­ber más», pre­ci­sa. El tiem­po lo di­rá.

M.G. R.L.

En la igle­sia de San­xen­xo. Ca­sa gó­ti­ca, en Pon­te­ve­dra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.