San­tia­go, la pla­ya de As Ca­te­drais y San­xen­xo, los prin­ci­pa­les re­cla­mos tu­rís­ti­cos

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - A Fondo -

La lis­ta de lu­ga­res in­dis­pen­sa­bles pa­ra vi­si­tar en Ga­li­cia la li­de­ra San­tia­go. Du­ran­te la Se­ma­na San­ta, el cen­tro his­tó­ri­co de la ciu­dad se lle­na de tu­ris­tas. So­bre to­do, en los días fes­ti­vos, don­de lo nor­mal es que re­sul­te has­ta com­pli­ca­do en­con­trar me­sa en al­gún res­tau­ran­te de la ca­lle del Fran­co. El abra­zo al Após­tol no pue­de fal­tar, así co­mo per­der­se por los rin­co­nes de la ciu­dad em­pe­dra­da. Ade­más, el Ca­mino de San­tia­go ac­túa co­mo imán de vi­si­tan­tes.

As Ca­te­drais, con pa­se

Otro de los prin­ci­pa­les re­cla­mos tu­rís­ti­cos es la pla­ya de As Ca­te­drais. Des­de ha­ce dos años es ne­ce­sa­rio re­ser­var la vi­si­ta a es­te mo­nu­men­to na­tu­ral. Tam­bién en Se­ma­na San­ta. La en­tra­da a la pla­ya es gra­tui­ta y se pue­de con­se­guir a tra­vés de la web, pe­ro se ha­ce pa­ra evi­tar ma­si­fi­ca­cio­nes y que se da­ñe es­te pa­ra­je na­tu­ral que a tan­tos vi­si­tan­tes ma­ra­vi­lla. Otro de los lu­ga­res que es­tá en au­ge es el ca­bo Fis­te­rra, no so­lo por la pro­lon­ga­ción por par­te de los pe­re­gri­nos del Ca­mino de San­tia­go has­ta es­te pun­to an­tes de re­gre­sar a ca­sa. Su in­ne­ga­ble be­lle­za tam­bién atrae a nu­me­ro­sos tu­ris­tas que quie­ren aso­mar­se a sus acan­ti­la­dos.

El pa­seo de Sil­gar se con­ver­ti­rá en Se­ma­na San­ta en cen­tro neu­rál­gi­co de tu­ris­tas dis­pues­tos a des­co­nec­tar del tra­ba­jo y de la ru­ti­na, con pa­seos, pla­ya y bue­na me­sa. Ade­más, la aper­tu­ra de co­mer­cios en los días fes­ti­vos con un am­plio ho­ra­rio cons­ti­tu­ye otro ali­cien­te pa­ra acer­car­se has­ta el mu­ni­ci­pio pon­te­ve­drés. Asi­mis­mo, el buen am­bien­te y la am­plia ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca es­tán ga­ran­ti­za­dos en el cas­co his­tó­ri­co de Pon­te­ve­dra. Al igual que su­ce­de en Lu­go, don­de des­pués de vi­si­tar la mu­ra­lla, es obli­ga­do re­co­rrer sus em­pe­dra­das ca­lles pa­ra ta­pear.

Re­co­rrer en ca­ta­ma­rán los ca­ño­nes del Sil y del Mi­ño o rea­li­zar una ru­ta por los mo­nas­te­rios es un buen plan pa­ra las va­ca­cio­nes. Co­mo tam­bién lo es rea­li­zar tu­ris­mo ter­mal por los dis­tin­tos bal­nea­rios, por no ha­blar de las bur­gas de la ca­pi­tal de Ou­ren­se.

2016, año ré­cord en tu­ris­tas

Ga­li­cia aca­ba de ce­rrar un año his­tó­ri­co en cuan­to a nú­me­ro de vi­si­tan­tes. Más de 4,9 mi­llo­nes de per­so­nas eli­gie­ron la co­mu­ni­dad co­mo des­tino tu­rís­ti­co, un in­cre­men­to del 7,4 % y una ci­fra ré­cord. Tam­bién ba­tió mar­cas en pernoctaciones al re­gis­trar más de 10 mi­llo­nes, de las que el 23 % fue­ron in­ter­na­cio­na­les. El Ca­mino de San­tia­go tie­ne mu­cho que ver con la lle­ga­da de ex­tran­je­ros vi­si­tan­tes a Ga­li­cia. Se­gún da­tos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Estadística (INE), un via­je­ro se de­ja de me­dia al día 48 eu­ros, fren­te a los 51 que gas­ta un tu­ris­ta en el res­to del país. Tan so­lo son tres eu­ros me­nos por per­so­na, pe­ro en el cómpu­to anual su­po­nen más de 1.100.000 eu­ros me­nos que se de­ja de in­gre­sar en la co­mu­ni­dad ga­lle­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.