«Na­ceu­me ma­rihua­na na hor­ta!»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia -

Maruxa Bouza Muí­ño, co­no­ci­da por Maruxa da La­xe, es la pro­ta­go­nis­ta de un ví­deo que se ha he­cho vi­ral en las re­des so­cia­les y que fue gra­ba­do por su ami­ga Car­mi­ña Couce. Las dos son ve­ci­nas de San Sadurniño y par­ti­ci­pan, jun­to con otras tres mu­je­res, en un pro­gra­ma que se desa­rro­lla a tra­vés del Au­la Ce­mit y que tie­ne por ob­je­to di­fun­dir «os va­lo­res do tra­ba­llo no ru­ral». La fa­ma de la que es­tán go­zan­do encantadas es­tos días les lle­gó a raíz de la apa­ri­ción de una plan­ta de ma­rihua­na en el huer­to que Maruxa da La­xe cul­ti­va con es­me­ro.

Se­gún ex­pli­ca es­ta mu­jer, de 69 años, el ex­pe­ri­men­to que es­tán com­par­tien­do con­sis­te en plan­tar es­pe­cies que no son pro­pias de aquí, co­mo aza­frán, ca­cahue­tes, jen­gi­bre, tri­go sa­rra­ceno, len­te­jas, gar­ban­zos cas­te­lla­nos o rui­bar­bo. Pe­ro, sin bus­car­lo, la plan­ta­ción in­clu­yó un ejem­plar que Maruxa no co­no­cía.

To­do co­men­zó cuan­do los pá- Maruxa, en pri­mer tér­mino, con la mu­jer que gra­bó el ví­deo.

ja­ros y los ra­to­nes le echa­ron a per­der las plan­tas de ca­cahue­te, por lo que de­ci­dió com­prar un pa­que­te de ali­men­to pa­ra lo­ros, que in­clu­ye se­mi­llas de ma­ní sin tos­tar. «Se­men­tei to­do e saí­ron xi­ra­so­les e ca­cahue­tes, pe­ro no me­dio apa­re­ceu un­ha plan­ta ra­ra, que non sa­bía o que era, po­lo que mi­rei en In­ter­net e des­cu­brín que era ma­rihua­na», co­men­ta en­tre ri­sas. Aña­de que ha­bía otra, que no era exac­ta­men­te igual, «pe­ro di­xé­ron­me que hai ma­chos e fe­mias, non sei se é así ou non».

El des­cu­bri­mien­to fue mo­ti­vo de mu­chas bro­mas, en­tre las que des­ta­ca la que Maruxa y Car­mi­ña in­mor­ta­li­za­ron en su ví­deo, en el

que se pre­gun­tan si irán a la cár­cel si las des­cu­bren o si la ma­rihua­na se es­ni­fa o es pa­ra fu­mar. Las dos mu­je­res ríen a car­ca­ja­das y se in­quie­ren una a la otra so­bre si ya han con­su­mi­do al­go o es el am­bien­te el que pro­vo­ca su buen es­ta­do de hu­mor.

Nue­va co­se­cha

Al fi­nal, ni la es­ni­fa­ron ni la fu­ma­ron, ya que la plan­ta se mu­rió por sí so­la en el huer­to de Maruxa cuan­do le lle­gó el mo­men­to. «Dei­xei­na es­tar aí ata que se­cou», co­men­ta la mu­jer, por lo que es pro­ba­ble que, si de nue­vo en­raí­zan las se­mi­llas, es­te año la plan­ta­ción pue­da ser ma­yor.

Su fa­mi­lia aco­gió con la nor- mal sor­pre­sa el nue­vo cul­ti­vo de Maruxa. «Os meus fi­llos rí­ron­se moi­to», apun­ta, al igual que su ma­ri­do y el ve­cin­da­rio en ge­ne­ral. Los que sí lle­ga­ron a buen tér­mino fue­ron los ca­cahue­tes, que ma­du­ra­ron. «Tos­tá­mo­los e es­tán moi bos», apun­ta Maruxa, que in­vi­ta a se­guir el ex­pe­ri­men­to en el que ella es­tá in­mer­sa, jun­to con otras cua­tro ve­ci­nas de San Sadurniño.

«Ex­pe­rien­cia muy va­lio­sa»

A tra­vés del Au­la Ce­mit es­tán vi­vien­do una ex­pe­rien­cia que ca­li­fi­ca de muy va­lio­sa, por­que les per­mi­te de­mos­trar que aquí tam­bién se pue­den co­se­char cul­ti­vos pro­pios de otras la­ti­tu­des.

En cuan­to a la gra­ba­ción del ví­deo por par­te de Car­mi­ña, tam­bién es fru­to de los co­no­ci­mien­tos ad­qui­ri­dos en el Au­la Ce­mit de San Sadurniño, cu­ya im­plan­ta­ción en es­te mu­ni­ci­pio es­tá a pun­to de cum­plir tres años.

La pri­me­ra tem­po­ra­da se cen­tró en la di­na­mi­za­ción de las nue­vas tec­no­lo­gías. Las par­ti­ci­pan­tes en el pro­gra­ma apren­die­ron a uti­li­zar un smartp­ho­ne, a mo­ver­se por las re­des so­cia­les y a gra­bar ví­deos.

Des­pués vi­nie­ron los huer­tos ex­pe­ri­men­ta­les en los que to­das es­tán cul­ti­van­do plan­tas no ha­bi­tua­les en es­ta zo­na y sus apor­ta­cio­nes al ám­bi­to del tra­ba­jo ru­ral las com­par­ten con el mun­do me­dian­te el uso de su ya buen ha­cer en las re­des so­cia­les.

J. PAR­DO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.