El Go­bierno ga­ran­ti­za que no ha­brá ade­lan­to elec­to­ral pe­se a su so­le­dad par­la­men­ta­ria

Ra­joy apuesta por se­guir por la vía del pac­to, pe­ro de­nun­cia la irres­pon­sa­bi­li­dad de Ciu­da­da­nos y del PSOE en el vo­to de la es­ti­ba

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - EN­RI­QUE CLE­MEN­TE

Ma­riano Ra­joy no quie­re ade­lan­tar las elec­cio­nes. Esa es su po­si­ción ina­mo­vi­ble. Pe­se a su his­tó­ri­ca de­rro­ta en el Con­gre­so al no lo­grar con­va­li­dar el de­cre­to ley de la es­ti­ba, el Go­bierno reite­ró ayer que «no cam­bia sus pla­nes», se­gún ex­pli­có el por­ta­voz, Íñi­go Mén­dez de Vi­go. Lo pri­me­ro que ha­rá se­rá re­ne­go­ciar con la opo­si­ción la re­for­ma de la es­ti­ba y des­pués pre­sen­ta­rá los Pre­su­pues­tos de es­te año. «El Go­bierno no se plan­tea nin­gu­na hi­pó­te­sis de ade­lan­to elec­to­ral», afir­mó en dos oca­sio­nes Mén­dez de Vi­go pa­ra tra­tar de cor­tar de raíz las es­pe­cu­la­cio­nes que se han he­cho des­de el va­ra­pa­lo del jue­ves en la Cá­ma­ra ba­ja.

Aho­ra to­ca pac­tar

El pro­pio Ra­joy, en su in­ter­ven­ción en el con­gre­so del PP de Ma­drid, de­jó cla­ro que va a se­guir por la vía del diá­lo­go y el acuer­do. «Aho­ra to­ca pac­tar y pac­tar exi­ge ha­blar, ca­pa­ci­dad pa­ra ce­der, en­ten­der al in­ter­lo­cu­tor, po­ner­se en su lu­gar, pe­ro so­bre to­do exi­ge res­pon­sa­bi­li­dad y de­fen­der el in­te­rés ge­ne­ral», afir­mó en el cón­cla­ve en el que se des­pi­de Es­pe­ran­za Agui­rre y to­ma el re­le­vo Cris­ti­na Ci­fuen­tes. «Pac­tar no es ha­cer lo que di­ce el Go­bierno, pe­ro hay co­sas que Es­pa­ña no se pue­de per­mi­tir», aña­dió. Y, ac­to se­gui­do, lan­zó un du­ro ata­que a los par­ti­dos que no apo­ya­ron el de­cre­to ley que li­be­ra­li­za el sec­tor de la es­ti­ba, en cla­ra re­fe­ren­cia, sin ci­tar­los, a Ciu­da­da­nos, que se abs­tu­vo, y el PSOE, que vo­tó en con­tra. Aun­que di­jo que no iba a «re­pro­char na­da a na­die ni aho­ra ni en ade­lan­te», sí lo hi­zo. «El Par­la­men­to de un gran país de la Unión Eu­ro­pea no pue­de de­cir, por ma­yo­ría, que no quie­re cum­plir una sen­ten­cia de los tri­bu­na­les eu­ro­peos, ese no es un pro­ble­ma del Go­bierno, sino de Es­pa­ña», afir­mó.

Men­sa­je a Eu­ro­pa

«Cuan­do es­ta­mos di­cien­do que Es­pa­ña no quie­re cum­plir las re­so­lu­cio­nes de un tri­bu­nal eu­ro­peo, es­ta­mos rom­pien­do las re­glas del jue­go, y eso afec­ta al cré­di­to, al pres­ti­gio y a la ima­gen de nues­tro país», aña­dió. «Nues­tra mano si­gue ten­di­da, ha­re­mos to­dos los es­fuer­zos que ha­ya que ha­cer, pe­ro no se le pue­de pe­dir al Go­bierno que el men­sa­je que trans­mi­ta a Eu­ro­pa sea que las re­so­lu­cio­nes de los tri­bu­na­les eu­ro­peos aquí no se cum­plen».

El ma­les­tar que ex­pre­só Ra­joy con Ciu­da­da­nos es un re­fle­jo del que exis­te en to­do el PP, que ase­gu­ra que el par­ti­do de Al­bert Ri­ve­ra les pro­me­tió has­ta en

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.