Pe­rú sufre la em­bes­ti­da más du­ra de El Ni­ño des­de 1925

Más de 62.000 des­pla­za­dos y res­tric­cio­nes de agua en to­do el país

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - HÉC­TOR ES­TE­PA

De re­pen­te, un es­truen­do. Una ava­lan­cha de ba­rro se lle­va por de­lan­te va­rias ca­sas en una co­mu­ni­dad al sur de Li­ma. La te­le­vi­sión na­cio­nal mues­tra co­mo la ca­be­za de una mu­jer emer­ge en­tre las rui­nas de una vi­vien­da des­trui­da. Lu­cha por es­ca­par de la co­rrien­te. Se le en­gan­cha el pe­lo. Se za­fa y con­si­gue a du­ras pe­nas lle­gar a la ori­lla. Evan­ge­li­na Cha­mo­rro se ha con­ver­ti­do en el sím­bo­lo de las llu­vias torrenciales que aso­lan Pe­rú.

El di­lu­vio no da tre­gua. Al me­nos 62 per­so­nas han muer­to y más de 62.000 han per­di­do ca­si to­das sus per­te­nen­cias tras el ini­cio de los agua­ce­ros que cas­ti­gan al país des­de fi­na­les de di­ciem­bre y que se han in­ten­si­fi­ca­do en las úl­ti­mas ho­ras.

Las al­tas pre­ci­pi­ta­cio­nes han pi­lla­do al Go­bierno de Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki a con­tra­pié. «Es­ta­mos en­fren­tan­do un pro­ble­ma cli­má­ti­co que no se po­día pre­ver», la­men­tó ayer el pre­si­den­te.

Los ex­per­tos atri­bu­yen los gran­des agua­ce­ros al fe­nó­meno co­no­ci­do co­mo El Ni­ño Cos­te­ro. La tem­pe­ra­tu­ra del Pa­cí­fi­co en las cos­tas del nor­te y el cen­tro del país se ha ele­va­do sie­te gra­dos más de lo nor­mal y la ma­yor eva­po­ra­ción de las aguas pro­vo­ca las llu­vias.

Al­gu­nos ana­lis­tas com­pa­ran las pre­ci­pi­ta­cio­nes caí­das en al­gu­nas zo­nas del país con las de El Ni­ño de 1925. La úl­ti­ma vez que el te­mi­do fe­nó­meno azo­tó con fuer­za el país fue en 1998. Los agua­ce­ros han de­ja­do 12 víc­ti­mas mor­ta­les en los úl­ti­mos tres días. Al me­nos otras on­ce per­so­nas con­ti­núan des­apa­re­ci­das.

On­ce de las 25 re­gio­nes han si­do de­cla­ra­das en es­ta­do de emer­gen­cia. Kuczyns­ki se ne­gó ayer a am­pliar di­cho de­cre­to a to­do el país. Sí ha dis­tri­bui­do a to­dos sus mi­nis­tros por las zo­nas afec­ta­das pa­ra eva­luar los da­ños. Más de 8.000 vi­vien­das han su­fri­do des­per­fec­tos. Unos 1.230 ki­ló­me­tros de ca­rre­te­ras han si­do des­trui­dos y mi­les de cam­pe­si­nos han per­di­do sus cul­ti­vos. El Go­bierno ya ha anun­cia­do un plan de es­tí­mu­los eco­nó­mi­cos pa­ra la re­cons­truc­ción.

«La in­ge­nie­ría tie­ne un lí­mi­te que siem­pre es su­pe­ra­do por la na­tu­ra­le­za», se­ña­ló el al­cal­de de Li­ma, Luis Cas­ta­ñe­da. La ca­pi­tal ama­ne­ció ro­dea­da por des­li­za­mien­tos de lo­do. Las cla­ses han si­do sus­pen­di­das has­ta el 20 de mar­zo. El agua co­rrien­te tam­bién ha si­do cor­ta­da. Se pue­de con­se­guir en 47 pun­tos de la ciu­dad, anun­cia­dos en los pe­rió­di­cos. Al­gu­nos su­per­mer­ca­dos han co­men­za­do a res­trin­gir la ven­ta de agua em­bo­te­lla­da de­bi­do a la ava­lan­cha de clien­tes, se­gún in­for­ma la pren­sa lo­cal.

La si­tua­ción ha pro­pi­cia­do el tras­la­do los pri­sio­ne­ros con­fi­na­dos en la Ba­se Na­val del Ca­llao. El ex­lí­der de Sen­de­ro Lu­mi­no­so, Abi­mael Guz­mán, y Vla­di­mi­ro Mon­te­si­nos, ase­sor del ex­pre­si­den­te Al­ber­to Fu­ji­mo­ri, es­tán en­tre los pre­sos que han cam­bia­do de cár­cel.

El fe­nó­meno no co­men­za­rá a re­mi­tir has­ta fi­na­les de abril, se­gún los ex­per­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.