¿Cuán­tas ta­zas de ca­fé se pue­den to­mar al día?

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sociedad -

Pa­ra mu­chos, el ca­fé más que una be­bi­da es un há­bi­to. Y un há­bi­to que se dis­tri­bu­ye en va­rias ta­zas a lo lar­go del día. Sin em­bar­go, se­gún va­rios ex­per­tos con­sul­ta­dos por pe­rio­dis­tas de V Te­le­vi­sión, es­tas ta­zas han de es­tar muy bien con­ta­das, y es que más de tres al día pue­den po­ner en ries­go nues­tra salud.

Se­gún Javier Cudeiro, res­pon­sa­ble del gru­po de Neu­ro­cien­cia de la UDC, no hay que ser alar­mis­tas y aquel que quie­ra pue­de to­mar ca­fé sin pro­ble­ma, por­que «el pro­ble­ma no es la sus­tan­cia, sino la can­ti­dad. Por ha­cer una es­ti­ma­ción, dos ta­zas es­tán bien, pe­ro ya tres pue­den cau­sar pro­ble­mas». Es­te ex­per­to ex­pli­ca que la ca­feí­na ac­túa so­bre las neu­ro­nas blo­quean­do los re­cep­to­res de ade­no­si­na y «au­men­ta la ac­tua­ción de neu­ro­trans­mi­so­res que nos po­nen más eléc­tri­cos». De es­te mo­do, si uno se pa­sa de la do­sis in­di­ca­da, pue­de aca­bar su­frien­do «in­som­nio o in­clu­so psi­co­sis», re­la­ta el es­pe­cia­lis­ta.

La nu­tri­cio­nis­ta Fá­ti­ma Bran­co re­cuer­da que to­mar ca­fé no es obli­ga­to­rio. De he­cho, hay al­ter­na­ti­vas co­mo la achi­co­ria, que mu­chos to­man pa­ra evi­tar el con­su­mo ma­si­vo de es­te lí­qui­do. Pa­ra es­ta ex­per­ta tam­bién son «tres el má­xi­mo de ta­zas re­co­men­da­bles», ya que apun­ta que sí es cier­to que es­ta be­bi­da tie­ne «pro­pie­da­des an­ti­oxi­dan­tes e in­clu­so al­gu­nos es­tu­dios di­cen que pre­vie­ne la apa­ri­ción del alz­héi­mer». Pe­ro un abu­so tam­bién con­lle­va con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas pa­ra per­so­nas con «co­lon irri­ta­ble, Crohn o pro­ble­mas del co­ra­zón o de an­sie­dad». Asi­mis­mo, re­co­mien­da a «em­ba­ra­za­das y mu­je­res con me­no­pau­sia que re­duz­can su con­su­mo».

Car­men Aba, mé­di­co es­pe­cia­lis­ta de apa­ra­to di­ges­ti­vo del HM Mo­de­lo, es me­nos la­xa que el res­to de los es­pe­cia­lis­tas con­sul­ta­dos a la ho­ra de dar una ci­fra del nú­me­ro de ta­zas de ca­fé que de­be­ría to­mar al día un adul­to.

«Aun­que tie­ne efec­tos be­ne­fi­cio­sos, tam­bién pue­de ser per­ju­di­cial pa­ra el apa­ra­to di­ges­ti­vo: pue­de lle­gar a pro­du­cir gas­tri­tis, re­flu­jo, ar­dor y en al­gu­nas per­so­nas dia­rrea o es­tre­ñi­mien­to». Una pa­ra­do­ja, ya que, se­gún co­men­ta Aba, «una so­la ta­za pue­de te­ner un efec­to la­xan­te y más de una pue­de crear el efec­to con­tra­rio».

An­te la du­da de si lo re­co­men­da­ble es pa­sar­se de­fi­ni­ti­va­men­te a las in­fu­sio­nes, Bran­co opi­na que ca­da be­bi­da tie­ne su mo­men­to ade­cua­do pa­ra ser in­ge­ri­da. «Pa­ra des­per­tar­te pro­ba­ble­men­te sea me­jor un ca­fé, so­bre to­do si tie­nes la ten­sión ba­ja. Las in­fu­sio­nes, en cam­bio, vie­nen me­jor pa­ra ha­cer la di­ges­tión», pun­tua­li­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.