Cen­su­ra pre­via en A Co­ru­ña pa­ra evi­tar «cal­que­ra ma­chis­mo nos es­ce­na­rios»

El Con­ce­llo va a au­di­tar los es­pec­tácu­los que ges­tio­na en sus pro­pios es­pa­cios

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - RODRI GARCÍA EFE

Te odio, pe­ro co­mo ami­go. Es el es­pec­tácu­lo con el que el hu­mo­ris­ta Jor­ge Cre­ma­des te­nía pre­vis­to ac­tuar en Vi­go en el tea­tro Afun­da­ción el pró­xi­mo 24, y en A Co­ru­ña en el tea­tro Co­lón, el 25. El pa­sa­do día 7 Afun­da­ción sus­pen­dió la pri­me­ra de las re­pre­sen­ta­cio­nes y ayer el Co­lón anun­cia­ba idén­ti­ca me­di­da: «La di­rec­ción del tea­tro, apo­ya­da en la Depu­tación da Co­ru­ña, el Con­ce­llo da Co­ru­ña y los co­lec­ti­vos fe­mi­nis­tas, ha al­can­za­do un acuer­do», in­di­có una por­ta­voz del tea­tro. Du­ran­te la co­mu­ni­ca­ción, la acom­pa­ña­ban Go­ret­ti San­mar­tín, vi­ce­pre­si­den­ta de la dipu­tación, en­ti­dad pro­pie­ta­ria del edi­fi­cio, y Ro­cío Fra­ga, con­ce­ja­la de Igual­da­de. Es­ta úl­ti­ma ex­pli­có: «Ou­tro dos com­pro­mi­sos que, co­mo Con­ce­llo, ad­qui­ri­mos en re­la­ción a is­to é que asi­na­mos un­ha car­ta a se­ma­na pa­sa­da pa­ra au­di­tar, di­ga­mos, os es­pec­tácu­los que ac­tual­men­te xes­tio­na o Con­ce­llo nos no­sos es­pa­zos, a tra­vés do ins­ti­tu­to Im­ce, co­mo son o tea­tro Ro­sa­lía, o Fó­rum, o Ágo­ra e o Co­li­seo». La men­cio­na­da de­cla­ra­ción es un con­ve­nio del go­bierno lo­cal (en ma­nos de En Ma­rea) con la Aso­cia­ción pa­ra a Igual­da­de de Xé­ne­ro na Cul­tu­ra Clá­si­cas e Mo­der­nas «que ten co­mo ob­xec­ti­vo ga­ran­tir que a pro­gra­ma­ción es­cé­ni­ca e ar­tís­ti­ca que se le­va a ca­bo nos re­cin­tos mu­ni­ci­pais te­ña en con­ta a pers­pec­ti­va de xé­ne­ro», de­ta­lla­ron fuen­tes del Ayun­ta­mien­to.

Fra­ga acla­ró que, con di­cha au­di­to­ría de los es­pec­tácu­los, el Con­ce­llo quie­re «ter un­ha vi­sión des­de a pers­pec­ti­va de xé­ne­ro, que a pro­gra­ma­ción se­xa o máis igua­li­ta­ria po­si­ble con to­dos eses con­ti­dos, que pro­mo­cio­nen un­ha cul­tu­ra que fa­vo­re­za es­ta igual­da­de, e que non per­mi­ta nin­gún ti­po de ex­pre­sión ma­chis­ta so­bre os seus es­ce­na­rios».

A jui­cio de la con­ce­ja­la, «as Ad­mi­nis­tra­cións pú­bli­cas te­mos que ter moi cla­ro qué ti­po de es­pec­tácu­los que­re­mos na no­sa ci­da­de». Pa­ra Ro­cío Fra­ga, ac­tua­cio­nes co­mo la pre­vis­ta de Cre­ma­des «son un­ha pun­ta do ice­berg; hai moi­tos ou­tros es­pec­tácu­los que se pro­gra­man que de­be­rían ser re­vi­sa­dos».

La vi­ce­pre­si­den­ta de la dipu­tación, Go­ret­ti San­mar­tín, ca­li­fi­có la sus­pen­sión del es­pec­tácu­lo de Cre­ma­des co­mo «un­ha boa no­ti­cia pa­ra o con­xun­to da ci­da­da­nía» y afir­mó: «Te­mos que man- ter un com­pro­mi­so fir­me de to­le­ran­cia ce­ro co ma­chis­mo e con to­do co­men­ta­rio que non se­xa se­rio e ri­go­ro­so so­bre a vio­len­cia con­tra as mu­lle­res e que, fi­nal­men­te, po­de fun­cio­nar de ma­nei­ra moi ne­ga­ti­va na so­cie­da­de».

De Sa­bi­na al re­gue­tón

El anun­cio de Fra­ga de au­di­tar los es­pec­tácu­los en los re­cin­tos pú­bli­cos del Con­ce­llo se pro­du­ce cuan­do el pró­xi­mo lu­nes se van a po­ner a la ven­ta las en­tra­das pa­ra el con­cier­to en A Co­ru­ña de Joa­quín Sa­bi­na. En los úl­ti­mos días, el can­tan­te se ha vis­to en­vuel­to en una cier­ta po­lé­mi­ca des­pués de que las le­tras de sus can­cio­nes fue­ran ca­li­fi­ca­das de ma­chis­tas por la mu­si­có­lo­ga de Gijón Lau­ra Vi­ñue­la. En un ta­ller pa­ra ado­les­cen­tes que im­par­tió es­ta es­pe­cia­lis­ta, alu­dió a le­tras co­mo es­ta: «Y mo­rir­me con­ti­go si te ma­tas / y ma­tar­me con­ti­go si te mue­res / por­que el amor cuan­do no mue­re ma­ta / por­que amo­res que ma­tan nun­ca mue­ren». El can­tan­te de Úbe­da ac­tua­rá el 22 de ju­lio en el Co­li­seo, el prin­ci­pal re­cin­to mu­ni­ci­pal en cuan­to a ca­pa­ci­dad, y pre­sen­ta­rá el nue­vo dis­co, Lo nie­go to­do, que in­clu­ye te­mas con le­tras co­mo: «Quien más, quien me­nos / pa­gó ca­ras 500 no­ches ba­ra­tas / y cam­bió a la fa­mi­lia por dos mu­la­tas / de cu­lo obs­ceno».

Un par de se­ma­nas an­tes, ac­tua­rá en Ex­po Co­ru­ña el puer­to­rri­que­ño Daddy Yan­kee, con­si­de­ra­do el rey del re­gue­tón, un gé­ne­ro so­bre cu­ya ten­den­cia ma­chis­ta, sos­tie­ne Lau­ra Vi­ñue­la, hay hoy un cier­to con­sen­so.

B. HO­JAS BOR­JA

La ac­tua­ción del có­mi­co Jor­ge Cre­ma­des —a la iz­quier­da, en un ac­to pu­bli­ci­ta­rio— en el tea­tro Afun­da­ción de Vi­go ya ha­bía si­do sus­pen­di­da ha­ce ape­nas diez días y aho­ra su es­pec­tácu­lo tam­po­co po­drá ver­se en el tea­tro Co­lón de A Co­ru­ña. El ali­can­tino Cre­ma­des (1988), con cin­co mi­llo­nes de se­gui­do­res en Fa­ce­book, se ve per­se­gui­do úl­ti­ma­men­te por la po­lé­mi­ca de­bi­do a sus co­men­ta­rios de mar­ca­do ca­rác­ter ma­chis­ta. Re­cien­te­men­te, en Elche y Gijón tam­bién can­ce­la­ron su es­pec­tácu­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.