Poe­ta y pre­mio No­bel, «Ho­me­ro del Ca­ri­be»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - I. R.

El Ca­ri­be, sus mi­tos y dia­lec­tos, pe­ro tam­bién ele­men­tos de la tra­di­ción li­te­ra­ria oc­ci­den­tal: la obra de De­rek Wal­cott es con­si­de­ra­da des­de ha­ce años co­mo uno de los gran­des cri­so­les poé­ti­cos del con­ti­nen­te ame­ri­cano. Es un «Ho­me­ro con­tem­po­rá­neo», elo­gia­ba ha­ce va­rios años una re­vis­ta es­ta­dou­ni­den­se al poe­ta y dra­ma­tur­go na­tu­ral de San­ta Lu­cía, fa­lle­ci­do ayer a los 87 años. «La fra­ter­ni­dad de las ar­tes, San­ta Lu­cía y el mun­do han per­di­do a uno de sus fa­mo­sos ico­nos li­te­ra­rios», la­men­tó la fun­da­ción pa­ra el desa­rro­llo cul­tu­ral de la is­la ca­ri­be­ña. Wal­cott re­ci­bió en 1992 el pre­mio No­bel de Li­te­ra­tu­ra por su obra, que era co­no­ci­da en­ton­ces so­bre to­do en círcu­los es­pe­cia­li­za­dos. El ga­lar­dón fue el pri­me­ro con­ce­di­do a un es­cri­tor na­tu­ral de una is­la del Ca­ri­be.

Se tra­ta de «una obra poé­ti­ca de gran lu­mi­no­si­dad, sos- te­ni­da por una vi­sión his­tó­ri­ca, re­sul­ta­do de un com­pro­mi­so con la mul­ti­cul­tu­ra­li­dad», elo­gió en­ton­ces el co­mi­té sue­co al au­tor, un des­cen­dien­te de es­cla­vos.

Wal­cott na­ció el 23 de enero de 1930 en Cas­tries, ca­pi­tal de San­ta Lu­cía. En sus raí­ces se fun­den los an­te­pa­sa­dos eu­ro­peos y afri­ca­nos. «Una mez­cla afri­ca­na, ho­lan­de­sa e in­gle­sa, lo cual es pro­ba­ble­men­te tí­pi­co del Ca­ri­be: to­dos son una mez­cla de al­go», de­cía el es­cri­tor en el 2005. «Ten­go en mí al­go de ho­lan­dés, ne­gro e in­glés / o no soy na­die o soy una na­ción», es­cri­bió el va­te tam­bién en su poe­ma The Schoo­ner Flight.

Ade­más del in­glés co­mo lengua ofi­cial, en San­ta Lu­cía se ha­bla el pat­wa o crio­llo an­ti­llano, un fran­cés con tra­zos afri­ca­nos. Eso creó pa­ra él una si­tua­ción muy pe­cu­liar en la que con­fluían el ca­to­li­cis­mo, los ri­tua­les y la mú­si­ca afri­ca­nos y los es­tu- dios de li­te­ra­tu­ra in­gle­sa, re­cor­da­ba el au­tor: «Esa mez­cla fue muy fér­til pa­ra mí».

Wal­cott fue un au­tor fruc­tí­fe­ro, con más de 20 poe­ma­rios y más de 30 pie­zas de tea­tro pu­bli­ca­dos en in­glés. La epo­pe­ya lí­ri­ca Ome­ros, una adap­ta­ción de la gue­rra de Tro­ya co­mo con­flic­to en­tre pes­ca­do­res en el Ca­ri­be, es con­si­de­ra­da su obra maes­tra. En es­pa­ñol se pu­bli­ca­ron, en­tre otros, Pleno ve­rano (2012), Gar­ce­tas blan­cas (2010), Ve­rano (1984) y El via­je­ro afor­tu­na­do (1981).

En sus ini­cios, se tras­la­dó con tan so­lo 23 años a la ve­ci­na is­la de Tri­ni­dad, don­de ejer­ció du­ran­te años co­mo crí­ti­co li­te­ra­rio y de tea­tro. Más tar­de tra­ba­jó co­mo do­cen­te en EE.UU. y creó en Bos­ton un gru­po de tea­tro. Del 2010 al 2013 dio cla­ses de poe­sía en la Uni­ver­si­dad de Es­sex en el Reino Unido..

J. AR­GUE­DAS EFE

Wal­cott na­ció en la is­la ca­ri­be­ña de San­ta Lu­cía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.