Gen­te y flo­res

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - El Tiempo - Pa­co Sán­chez

Ave­ces una fra­se te lle­ga co­mo un so­pa­po, aun­que ni si­quie­ra es­té di­ri­gi­da a ti. Ayer me ocu­rrió dos ve­ces. Es­cu­ché, por ejem­plo, «hay flo­res que no man­chan». Un hep­ta­sí­la­bo ro­tun­do, su­ge­ren­te, que me sor­pren­dió. Qui­zá por­que quien ha­bla­ba da­ba por su­pues­to que la ma­yo­ría de las flo­res man­chan, al­go que ni se me ha­bía pa­sa­do por la ca­be­za des­pués de tan­tos años so­bre la Tie­rra. Las flo­res man­chan y se pue­den en­con­trar ris­tras de con­se­jos pa­ra lim­piar los res­tos de se­gún cuál. Se ve que les gus­ta que las ad­mi­ren, pe­ro lle­van mal el con­tac­to fí­si­co. Al­gu­nas tam­bién pin­chan, pe­ro eso sí que lo sa­bía. «Pe­ro las que no man­chan no hue­len», di­jo otro. Y se­gu­ra­men­te es ver­dad, por­que la rei­na de las flo­res pin­cha y hue­le y man­cha. Co­mo la vi­da, que si no pin­cha ni hue­le ni man­cha no es vi­da, sino una al­fom­bra sin­té­ti­ca por la que ha­ce­mos cir­cu­lar una exis­ten­cia ba­nal y des­com­pro­me­ti­da. Co­mo las flo­res de plás­ti­co, que no em­po­che­cen —co­mo de­cía una ni­ña— por­que no se mar­chi­ta lo que nun­ca vi­vió.

Tam­bién ayer, en una reunión, al­guien ha­bía di­cho muy al co­mien­zo de su turno de pa­la­bra: «La gen­te, y ya se sa­be que cuan­do uno di­ce la gen­te es po­ca gen­te…». La fra­se re­vo­lo­teó un ra­to por mi ce­re­bro ha­cién­do­me cos­qui­llas has­ta que se trans­for­mó en car­ca­ja­da, gra­cias a Dios no muy rui­do­sa. Me pa­re­ció una for­mu­la­ción hu­mil­de y sa­bia, un an­tí­do­to efi­ca­cí­si­mo con­tra la de­ma­go­gia. La gen­te es ca­si siem­pre la gen­te con la que tra­to o la gen­te a la que es­cu­cho o la gen­te que más me in­tere­sa. Y esa siem­pre es po­ca.

¿Ima­gi­nan cuán­tos per­so­na­ji­llos con ín­fu­las que­da­rían des­ac­ti­va­dos al ins­tan­te si ca­da vez que di­je­ran «la gen­te», pen­sá­ra­mos rien­do: «Esa gen­te siem­pre es po­ca»?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.