«No quie­ro un PSOE de­fi­ni­do por vo­tar ca­da se­ma­na con el PP en el Con­gre­so»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España -

En me­dio del fuer­te tem­po­ral que ha­ce zo­zo­brar la bar­ca del PSOE, Pat­xi Ló­pez (Ba­ra­cal­do, 1959) es de esas personas que se aga­rra al pa­lo pa­ra ver la brú­ju­la y bus­car una sa­li­da. Re­cha­za la eti­que­ta de la «ter­ce­ra vía», pues en­tien­de que es la que usa la iz­quier­da pa­ra ha­cer po­lí­ti­cas de de­re­chas, y es muy crí­ti­co con esa vi­sión de Es­ta­do plu­ri­na­cio­nal que aho­ra pro­pug­na Pe­dro Sánchez, an­ti­guo alia­do, ac­tual ri­val, y al que ve co­mo un «com­pa­ñe­ro». —¿Có­mo se ges­tó su can­di­da­tu­ra? —Ha­blan­do con mu­cha gen­te, y vien­do que po­de­mos ir ha­cia un cho­que de tre­nes y a la di­vi­sión, cuan­do lo que te­ne­mos que ha­cer es unir­nos. A mí es­te par­ti­do me lo ha da­do to­do, así que no me voy a po­ner de per­fil y doy un pa­so al fren­te pa­ra de­fi­nir un pro­yec­to de iz­quier­das. —«Más de 100 ra­zo­nes pa­ra unir el PSOE», ti­tu­la su pro­gra­ma. ¿Cuá­les son las esen­cia­les? —Una es la de la uni­dad, de­jar atrás las di­vi­sio­nes en­tre so­cia­lis­tas y el co­mi­té fe­de­ral des­ga­rra­dor, que te­ne­mos que pro­cu­rar que no se re­pi­ta, y otra es la de de­fi­nir un pro­yec­to pro­pio, au­tó­no­mo, que sea ca­paz de tra­zar una nue­va es­pe­ran­za pa­ra la ciu­da­da­nía, es­pe­cial­men­te los que más es­tán su­frien­do las po­lí­ti­cas del PP. Quie­ro un PSOE re­co­no­ci­ble en sí mis­mo y no por­que se alíe mi­ran­do a la iz­quier­da o a la de­re­cha sin sa­ber cuál es su si­tio. —Me ima­gino que us­ted ma­ne­ja mí­ni­ma­men­te las re­des so­cia­les... —Sí, cla­ro. —¿Y qué sien­te cuan­do ve que lo ta­chan de «trai­dor»? —Pre­sen­té ha­ce po­co un de­cá­lo­go so­bre có­mo de­bié­ra­mos com­por­tar­nos en las re­des, pa­ra no ha­cer un cir­co ro­mano. ¿Qué sien­to? Pues eso due­le, cla­ro. No sé don­de de­ja­mos la fra­ter­ni­dad que siem­pre de­be­rían pre­si­dir las re­la­cio­nes en­tre com­pa­ñe­ros. —Us­ted com­par­tió el «no es no» de Pe­dro Sánchez. ¿Por qué los mi­li­tan­tes de­be­rían apo­yar­lo a us­ted y no a él? —El «no es no» no es un de­ba­te ideo­ló­gi­co, fue un de­ba­te de opor­tu­ni­dad po­lí­ti­ca en un mo­men­to de­ter­mi­na­do, y no pue­de con­ver­tir­se en el pro­yec­to po­lí­ti­co de los so­cia­lis­tas. Ha­ce tiem­po que ha­blé de pa­sar al «sí es sí», y me ale­gra que aho­ra Pe­dro [Sánchez] uti­li­ce ese es­lo­gan. Yo no quie­ro un PSOE que se va­ya al cen­tro, pe­ro tam­po­co uno, co­mo di­ce Pe­dro Sánchez, que se de­fi­ne por aliar­se con Po­de­mos. —¿Com­par­te eso de que el PSOE es­tá con­de­na­do a aliar­se con Po­de­mos pa­ra for­mar go­bierno? —Lo pri­me­ro que tie­ne que ha­cer el PSOE no es aliar­se con Po­de­mos, sino de­fi­nir su pro­yec­to pa­ra la ma­yo­ría de es­te país. Mi ob­je­ti­vo no es pac­tar, es ga­nar, pa­ra po­der ha­cer, co­mo de­cía Ra­món Ru­bial, la re­vo­lu­ción a través del Bo­le­tín Ofi­cial del Es­ta­do, eso es de lo que se tra­ta. —Com­par­te con Su­sa­na Díaz el res­pe­to por la tra­di­ción del PSOE, pe­ro ¿qué lo se­pa­ra de ella? —Es ver­dad que hay una cul­tu­ra so­cia­lis­ta, la fra­ter­ni­dad, que —Hay quien quie­re lle­var al par­ti­do más al cen­tro, que sea más mo­de­ra­do en las po­lí­ti­cas, pe­ro yo quie­ro un par­ti­do de iz­quier­das, no un PSOE de­fi­ni­do por vo-

tar ca­da se­ma­na con el PP en el Con­gre­so. Tam­po­co es que quie­ra la alian­za con Po­de­mos, sino que la iz­quier­da re­cu­pe­re la ca­pa­ci­dad de go­ber­nar la economía y de te­ner un Es­ta­do em­pren­de­dor en lo laboral y so­cial. —¿Qué ha­rá si no aca­ba pri­me­ro en es­ta carrera? —Per­mí­ta­me que le di­ga que es al­go que no con­tem­plo, pe­ro si no lo soy, ya le di­go que no me voy a ir del par­ti­do. Me pon­dré a dis­po­si­ción del que ga­ne, pe­ro no pa­ra que in­te­gre a Pat­xi Ló­pez, sino pa­ra ver co­mo po­de­mos tra­ba­jar uni­dos las dis­tin­tas sen­si­bi­li­da­des del par­ti­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.