Las so­li­ci­tu­des de ga­lle­gos pa­ra apla­zar el pa­go de im­pues­tos caen de gol­pe un 20 %

Cer­ca de 2.400 con­tri­bu­yen­tes se aco­gie­ron el pa­sa­do año a es­ta vía por 21 mi­llo­nes, la cifra más ba­ja en 6 años

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía - MA­RIO BERAMENDI

Al­gu­nas fa­mi­lias ga­lle­gas han en­con­tra­do en el apla­za­mien­to y frac­cio­na­mien­to del pa­go de im­pues­tos a la Xun­ta un ba­lón de oxí­geno pa­ra sor­tear su mal­tre­cha si­tua­ción fi­nan­cie­ra. La gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca ini­cia­da en el 2008, la más lar­ga de la de­mo­cra­cia, hi­zo que se dis­pa­ra­se el nú­me­ro de con­tri­bu­yen­tes con pro­ble­mas de li­qui­dez pa­ra cum­plir con sus obli­ga­cio­nes tri­bu­ta­rias. Sin em­bar­go, la me­jo­ría eco­nó­mi­ca ha he­cho que el nú­me­ro de so­li­ci­tu­des vuel­va a ba­jar; de he­cho, du­ran­te el pa­sa­do 2016 se aco­gie­ron a es­ta mo­da­li­dad 2.327 ga­lle­gos, un 20 % me­nos que el ejer­ci­cio an­te­rior.

Ha­ce aho­ra jus­to un año, la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca am­plió el lí­mi­te pa­ra que los con­tri­bu­yen­tes pu­die­sen aco­ger­se al apla­za­mien­to o frac­cio­na­mien­to de un de­ter­mi­na­do im­pues­to sin ne­ce­si­dad de pre­sen­tar una ga­ran­tía, una me­di­da que te­nía un do­ble ob­je­ti­vo; por un la­do, ase­gu­rar­se el co­bro de deu­das tri­bu­ta­rias; y, por otro, do­tar de ma­yor li­qui­dez a las fa­mi­lias. La Axen­cia Tri­bu­ta­ria Ga­le­ga (Atri­ga) in­cre­men­tó es­te lí­mi­te de 18.000 a 30.000 eu­ros, lo que sig­ni­fi­ca­ba que, por de­ba­jo de esa can­ti­dad, no ha­bía que pre­sen­tar un aval, con in­de­pen­den­cia de que el pro­ce­so se hallara en el pe­río­do de pa­go vo­lun­ta­rio o en el eje­cu­ti­vo. Es­ta mo­di­fi­ca­ción, se­gún de­ta­lla la Con­se­lle­ría de Fa­cen­da, afec­tó a to­das las deu­das ges­tio­na­das por la Xun­ta de Ga­li­cia, es de­cir, los tri­bu­tos pro­pios, las ta­sas y to­dos los in­gre­sos de derecho pú­bli­co que no son de ín­do­le fis­cal, co­mo las mul­tas, las san­cio­nes o el re­in­te­gro de sub­ven­cio­nes.

Me­nos deu­da pen­dien­te

Los da­tos de la se­rie his­tó­ri­ca re­ve­lan que el pa­sa­do año la Ad­mi­nis­tra­ción ga­lle­ga con­ce­dió apla­za­mien­tos y frac­cio­na­mien­tos en el pa­go de los prin­ci­pa­les im­pues­tos que ges­tio­na por un im­por­te equi­va­len­te a 21,1 mi­llo­nes de eu­ros. Una cifra que es un 14 % in­fe­rior a la del 2015. De he­cho, ha­bría que re­mon­tar­se has­ta el ejer­ci­cio del 2010 pa­ra en­con­trar una can­ti­dad más ba­ja. Los ré­cords, pre­ci­sa­men­te, se mar­ca­ron en los años 2011 y 2012, en los peo­res mo­men­tos de la pri­me­ra re­ce­sión, cuan­do se apla­za­ron por ejer­ci­cio ca­si 30 mi­llo­nes de eu­ros. La cifra vol­vió a ba­jar al ejer­ci­cio si­guien­te, pe­ro re­pun­tó en el 2014, cuan­do los ni­ve­les de des­em­pleo to­ca­ban má­xi­mos his­tó­ri­cos.

Des­de la Con­se­lle­ría de Fa­cen­da con­si­de­ran de­ter­mi­nan­te dar to­da la in­for­ma­ción a los ciu­da­da­nos: «Hai que ter en con­ta que con­tri­buín­te ao que se lle con­ce­de un apra­za­men­to ou un frac­cio­na­men­to ten que aboar ade­mais xu­ros de de­mo­ra; es­tes in­tere­ses son fi­xa­dos po­la Ad­mi­nis­tra­ción do Es­ta­do pa­ra to­das las ad­mi­nis­tra­cións, e nes­te 2017, xus­ta­men­te, si­túa­se no 3,75 %», ex­pli­can des­de el de­par­ta­men­to au­to­nó­mi­co que li­de­ra Va­le­riano Mar­tí­nez.

Mi­ran­do ca­so a ca­so

A di­fe­ren­cia de lo que ocu­rre en otras co­mu­ni­da­des, en Ga­li­cia no hay unos ba­re­mos es­tan­da­ri­za­dos de ren­ta o de si­tua­ción eco­nó­mi­ca en fun­ción de los cua­les se de­ci­de a quién se le con­ce­de y a quién no los apla­za­mien­tos o frac­cio­na­mien­tos. Es la pro­pia Atri­ga la que es­tu­dia de for­ma in­di­vi­dual ca­da su­pues­to, tal y co­mo le am­pa­ra la Ley Ge­ne­ral Tri­bu­ta­ria. «Es me­jor es­tu­diar ca­da ca­so de for­ma personal pa­ra dar unas me­jo­res ga­ran­tías», ex­pli­ca Vic­to­ria Gon­zá­lez, di­rec­to­ra de la Atri­ga. A to­do lo re­la­cio­na­do con los apla­za­mien­tos se su­ma que la mo­ro­si­dad en el pa­go de los im­pues­tos ce­di­dos a la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma cre­ció de ma­ne­ra con­si­de­ra­ble du­ran­te los años más du­ros de la cri­sis. A la es­pe­ra de que el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da ac­tua­li­ce los da­tos re­la­ti­vos al 2015, los úl­ti­mos dis­po­ni­bles re­ve­lan que el im­pa­go de tri­bu­tos a la Ad­mio nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca cre­ció un 74 % en­tre los años 2010 y 2014; al co­mien­zo de ese pe­río­do la cifra su­ma­ba al­go más de 65 mi­llo­nes de eu­ros, y al fi­nal es­ta­ba ya en 113 mi­llo­nes.

Lo que no se pa­ga

Es­ta can­ti­dad se con­cen­tra en el im­pues­to de su­ce­sio­nes (don­de si­gue ha­bien­do un ele­va­do nú­me­ro de re­nun­cias, pe­se a la me­jor fis­ca­li­dad), pa­tri­mo­nio y en el de trans­mi­sio­nes pa­tri­mo­nia­les y ac­tos ju­rí­di­cos do­cu­men­ta­dos.

Los in­gre­sos tri­bu­ta­rios de la Xun­ta du­ran­te el 2015, úl­ti­mo año con da­tos dis­po­ni­bles, lo­gra­ron su me­jor re­gis­tro des­de el ini­cio de la cri­sis (604,9 mi­llo­nes de eu­ros), una cifra que tie­ne que ver con la me­jo­ría eco­nó­mi­ca, pe­ro tam­bién con un ma­yor con­trol del frau­de fis­cal por par­te de las au­to­ri­da­des.

Im­pues­to de trans­mi­sio­nes pa­tri­mo­nia­les y ac­tos ju­rí­di­cos do­cu­men­ta­dos

Fuen­te: Con­se­lle­ría de Fa­cen­da y ela­bo­ra­ción pro­pia

LA VOZ

Res­to im­pues­tos ges­tio­na­dos por la Axen­cia Tri­bu­ta­ria de Ga­li­cia

Im­pues­to de pa­tri­mo­nio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.