«Ga­nó el que la me­tió»

Mel y Be­riz­zo coin­ci­den en que el Cel­ta tu­vo la for­tu­na de trans­for­mar la úni­ca oca­sión de que dis­pu­so, mien­tras el Dé­por la fa­lló en el mano a mano de Bor­ges

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - ALEXANDRE CEN­TENO

«Fue un der­bi clá­si­co. Sin mu­chas oca­sio­nes. La tu­vo el Dé­por al prin­ci­pio de la se­gun­da par­te, cuan­do Ser­gio ta­pó un mano a mano. Y, cuan­do no­so­tros la tu­vi­mos, nues­tro hom­bre gol la apro­ve­chó. Ga­nó el que la me­tió». De es­ta for­ma re­la­ta­ba Eduar­do Be­riz­zo su vi­sión so­bre el der­bi. Un pun­to de vis­ta que, no po­día ser de otra ma­ne­ra, com­par­tió mi­nu­tos des­pués Pepe Mel: «Era un par­ti­do de ce­ro a ce­ro. Una oca­sión po­día de­ci­dir. Cel­so la fa­lló e Ia­go la me­tió. Así fue», re­su­mió el téc­ni­co blan­quia­zul.

El en­tre­na­dor de­por­ti­vis­ta ex­pli­có los mo­ti­vos que lo lle­va­ron a pre­sen­tar un par­ti­do con­ser­va­dor, con tri­vo­te in­clui­do, fren­te a un Cel­ta que lle­ga­ba más des­gas­ta­do tras el par­ti­do del pa­sa­do jue­ves en Ru­sia: «Ju­ga­mos muy pa­re­ci­do que con­tra el Bar­ce­lo­na. La po­si­ción de Álex Ber­gan­ti­ños era pa­ra no en­con­trar­nos en si­tua­ción de in­fe­rio­ri­dad en el me­dio del cam­po. Sa­bía­mos que ellos iban a ju­gar con tres por den­tro y no que­ría­mos que nos su­pe­raran ahí. Es cier­to que nos ha cos­ta­do hil­va­nar más. Con la en­tra­da de Car­les so­lu­cio­na­mos al­go el pro­ble­ma, pe­ro lle­gó su gol y ya no pu­di­mos», des­ta­có un do­li­do Pepe Mel.

Pa­ra Be­riz­zo, el can­san­cio que sus ju­ga­do­res po­dían ha­ber acu­mu­la­do con tan­to par­ti­do y ju­gan­do in­clu­so el jue­ves, fue su­pli­do con ga­nas e ilu­sión.

«Cuan­do hay can­san­cio, a ve­ces, las fuer­zas sur­gen de otro lu­gar, de lo emo­cio­nal. La pa­sión y la emo­ción son inago­ta­bles. Des­pués del es­fuer­zo del jue­ves, el equi­po en­ten­dió que era tras­cen­den­tal, no so­lo por­que nos per­mi­te en­gan­char­nos al sép­ti­mo lu­gar y a Eu­ro­pa, sino por­que es­tos par­ti­dos son más que tres pun­tos. Así lo en­ten­dió el equi­po y ju­ga­mos con ofi­cio», ex­pli­có el en­tre­na­dor ar­gen­tino. Pepe Mel y Be­riz­zo se sa­lu­dan afec­tuo­sa­men­te an­tes de co­men­zar el par­ti­do.

Un To­to Be­riz­zo que qui­so apro­ve­char la im­por­tan­te vic­to­ria celeste pa­ra dar una lec­ción de ca­ba­lle­ro­si­dad desean­do suer­te al

De­por­ti­vo: «Le de­seo a mi ri­val de hoy una Li­ga tran­qui­la, de per­ma­nen­cia pa­ra así ha­cer­nos más fuer­tes en Galicia. De­fen­de­mos

nues­tra re­gión y es im­por­tan­te se­guir en­fren­tán­do­nos en­tre no­so­tros», en­fa­ti­zó.

En es­te sen­ti­do, el cel­tis­ta pi­dió dis­cul­pas «si la ac­ción de Ia­go en la ce­le­bra­ción pu­do ofen­der a al­guien», aun­que, al igual que Mel, no se pro­nun­ció al res­pec­to, por­que am­bos ase­gu­ra­ron que no ha­bían vis­to lo que po­día ha­ber su­ce­di­do. «De to­dos mo­dos, hay que des­dra­ma­ti­zar en el fút­bol y preo­cu­par­nos de lo real­men­te im­por­tan­te», sen­ten­ció el ma­dri­le­ño.

«La po­si­ción de Álex Ber­gan­ti­ños era pa­ra no en­con­trar­nos en in­fe­rio­ri­dad nu­mé­ri­ca en el me­dio del cam­po» «Le de­seo a mi ri­val una Li­ga tran­qui­la, de per­ma­nen­cia pa­ra así ha­cer­nos más fuer­te en Galicia. De­fen­de­mos nues­tra re­gión»

CÉ­SAR QUIAN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.