Ma­ri­luz Fe­rrei­ro

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes -

Es cam­bian­te el pe­so del triun­fo y de la de­rro­ta. La co­ti­za­ción de la me­da­lla. El bro­te ver­de del lau­rel. Aca­ba de fa­lle­cer Ro­ger Pin­geon. Fue ci­clis­ta. Es­ca­la­dor. Y no via­ja­ba li­ge­ro de pal­ma­rés. Ade­más, de ese que gus­ta es­pe­cial­men­te a gran par­te de los afi­cio­na­dos es­pa­ño­les, el de las gran­des ron- das. Ga­nó un Tour en 1967 y una Vuel­ta en 1969. Sus con­quis­tas pa­re­cen le­ja­nas. En el tiem­po. En la me­mo­ria. En la ca­rre­te­ra. Sin em­bar­go, ahí es­tá Pou Pou. Ray­mond Pou­li­dor. El gran se­gun­do de la his­to­ria del de­por­te. Nun­ca se im­pu­so en la gran­de bou­cle. Ni si­quie­ra lle­gó a sa­bo­rear una piz­ca del ama­ri­llo. No vis­tió ni un so­lo día el mai­llot de lí­der. Fue el in­can­sa­ble apén­di­ce de Eddy Merckx. Pe­ro cier­tas ba­lan­zas se in­cli­nan más an­te sus de­rro­tas que an­te las vic­to­rias de Pin­geon.

Du­ran­te la ca­rre­ra, el Tour de Fran­cia im­pro­vi­sa to­dos los días un pue­blo que na­ce y mue­re ca­da ma­ña­na, un avis­pe­ro de ci­clis­tas, pa­tro­ci­na­do­res, or­ga­ni­za­do­res, pe­rio­dis­tas. Allí se cru­zan las nue­vas y vie­jas glo­rias, se es­tre­chan las ma­nos el es­prín­ter y el al­cal­de del pue­blo, in­ter­cam­bian mi­ra­das el ma­sa­jis­ta y la aza­fa­ta. En an­te­rio­res edi­cio­nes, pa­ra los ca­za­do­res de au­tó­gra­fos y fo­tos que acu­dían a ese re­vol­ti­jo, una de las pie­zas co­di­cia­das era un se­ñor de na­riz an­cha, pe­lo blanco y me­ji­llas son­ro­sa­das. Acu­dían a sa­lu­dar a Pou­li­dor fran­ce­ses, bel­gas, es­pa­ño­les, ita­lia­nos... En el 2007, son­reía, en­can­ta­do, cuan­do se le pre­gun­ta­ba por el lim­bo en el que vi­vía Ós­car Pe­rei­ro. To­da­vía no se ha­bía ce­rra­do el ca­so de do­pa­je de Floyd Lan­dis, por lo que el ga­na­dor del 2006 es­ta­ba en el ai­re. Pou­li­dor, re­pe­tía sin pes­ta­ñear: «Pa­ra mí Pe­rei­ro siem­pre se­rá se­gun­do y pun­to». Pa­re­cía un ata­que de ce­los an­te la po­si­bi­li­dad de que otro sal­ta­ra ale­gre­men­te al pri­mer es­ca­lón del po­dio de Pa­rís. Si se le in­sis­tía, aca­ba­ba dis­cu­tien­do, ex­ten­dien­do los bra­zos, en­co­gien­do los hom­bros. Ca­si se en­fa­da­ba. No acep­ta­ba una nue­va cla­si­fi­ca­ción. No ha­bría ven­ce­dor. Al fi­nal, con­fe­sa­ba gui­ñan­do un ojo: «Mi­ra, ser se­gun­do no es­tá tan mal. Si yo hu­bie­ra ga­na­do un so­lo Tour, ha­bría si­do mu­cho me­nos im­por­tan­te, na­die se acor­da­ría de mí. Y aquí es­táis, pre­gun­tán­do­le a Pou­li­dor».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.