De­cre­tan la sép­ti­ma pró­rro­ga del se­cre­to de las in­ves­ti­ga­cio­nes por la des­apa­ri­ción de Dia­na Quer

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - J. M. P.

mes más de se­cre­to de las in­ves­ti­ga­cio­nes del ca­so Dia­na Quer. Es es­ta la sép­ti­ma pró­rro­ga que el Juzgado de Ins­truc­ción nú­me­ro 1 de Ri­bei­ra de­cre­ta so­bre el su­ma­rio de la des­apa­ri­ción de la jo­ven ma­dri­le­ña, que fue vis­ta por úl­ti­ma vez en A Po­bra do Ca­ra­mi­ñal, su lo­ca­li­dad de ve­ra­neo, en las pri­me­ras ho­ras de la ma­dru­ga­da del do­min­go 22 de agos­to del año pa­sa­do.

Ese día los agen­tes de la Po­li­cía Ju­di­cial de la Guar­dia Ci­vil de A Co­ru­ña, los mis­mos que lle­va­ron las in­da­ga­cio­nes del ca­so Asun­ta, ini­cia­ron una in­ves­ti­ga­ción por la des­apa­ri­ción de la jo­ven que en­ton­ces te­nía 18 años. El ca­so se ha con­ver­ti­do en uno de los más me­diá­ti­cos de la his­to­ria po­li­cial es­pa­ño­la, pe­ro has­ta el mo­men­to no se ha po­di­do sa­ber qué le ha pa­sa­do a la chica. En to­do es­te tiem­po se han hecho ras­treos so­bre el te­rreno y ba­ti­das ve­ci­na­les, aun­que sin nin­gún fru­to. Los in­ves­ti­ga­do­res tam­bién han ana­li­za­do gra­ba­cio­nes de cá­ma­ras de se­gu­ri­dad de lo­ca­les de A Po­bra y de los cen­tros de control de las ca­rre­te­ras del en­torno de Bar­ban­za. Y han hecho de­ce­nas de en­tre­vis­tas a ami­gos y co­no­ci­dos de la jo­ven. Les han pre­gun­ta­do a los que es­tu­vie­ron con la chica ho­ras an­tes de la des­apa­ri­ción y tam­bién a los que te­nían con­tac­to con ella tan­to en A Po­bra co­mo en Ma­drid, don­de re­si­día du­ran­te el res­to del año con su ma­dre y su her­ma­na me­nor.

Con am­bas pa­só el ve­rano en el cha­lé que la fa­mi­lia tie­ne en A Po­bra des­de ha­ce va­rios años. Lo com­pra­ron sus pa­dres, Juan Car­los Quer y Dia­na Ló­pez Pi­nel, cuan­do eran pa­re­ja. Hoy están se­pa­ra­dos. El pa­dre y la ma­dre com­pa­re­cie­ron jun­tos ca­si a dia­rio an­te los me­dios de co­mu­ni­ca­ción du­ran­te los días pos­te­rio­res a la des­apa­ri­ción de Dia­na.

La Guar­dia Ci­vil des­ti­nó sus me­jo­res equi­pos a es­te ca­so y los agen­tes de A Co­ru­ña cuen­tan con el apo­yo de los es­pe­cia­lis­tas de la UCO. A Dia­na la bus­can en Es­pa­ña y en el ex­tran­je­ro. Ade­más de las ges­tio­nes po­li­cia­les, la aso­cia­ción SOS Des­apa­re­ci­dos ha en­via­do car­te­les con la fo­to de la jo­ven a dis­tin­tos paí­ses. Sin em­bar­go, no pa­re­ce que has­ta el mo­men­to se ha­ya en­con­tra­do nin­gu­na pis­ta que pue­da per­mi­tir avan­ces sig­ni­fi­ca­ti­vos en el ca­so.

«Cree­mos que es­tá vi­va»

La versión ofi­cial si­gue sien­do la mis­ma, que se man­tie­nen abiertas las mis­mas hi­pó­te­sis que en los pri­me­ros días: una mar­cha vo­lun­ta­ria o una des­apa­ri­ción for­zo­sa en la que a la jo­ven le hu­bie­se pa­sa­do al­go gra­ve. El pro­pio abo­ga­do de la ma­dre de­cla­ró ha­ce unos días a La Voz que la teo­ría que ma­ne­ja es la de que Dia­na Quer es­tá vi­va. Que fue se­cues­tra­da por tres hom­bres, que la me­tie­ron en un co­che y que se la lle­va­ron. El le­tra­do es ta­jan­te en su hi­pó­te­sis: «Es­ta­mos se­gu­ros de que Dia­na es­tá vi­va. Sí, cree­mos que si­gue vi­va».

La in­ves­ti­ga­ción si­gue su curso, aun­que la Guar­dia Ci­vil pre­fie­re que las in­da­ga­cio­nes ob­te­ni­das has­ta el mo­men­to se man­ten­gan en se­cre­to al menos un mes más, y así lo ha or­de­na­do el juez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.