Una pro­pues­ta-tram­pa pa­ra una se­ce­sión im­po­si­ble

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - E. C.

La pro­pues­ta de Puig­de­mont y Jun­que­ras tie­ne mu­chas tram­pas. Se les lle­na la bo­ca de la palabra diá­lo­go, pe­ro el úni­co que ad­mi­ten es el que desem­bo­que en un re­fe­ren­do de au­to­de­ter­mi­na­ción, al­go que sa­ben de so­bra que en Es­pa­ña es ile­gal y que el Go­bierno nun­ca ha­rá. Eso no se lla­ma diá­lo­go sino con­mi­nar a la otra par­te a acep­tar sí o sí lo que, en cual­quier ca­so, quie­ren im­po­ner. Adu­cen la vía es­co­ce­sa, es de­cir, un re­fe­ren­do pac­ta­do. Pe­ro ob­vian in­tere­sa­da­men­te que los ca­sos ca­ta­lán y es­co­cés son muy di­fe­ren­tes. En el Reino Uni­do no hay una Cons­ti­tu­ción es­cri­ta, por lo que el Go­bierno, co­mo hi­zo el que pre­si­día Da­vid Ca­me­ron, te­nía ple­na ca­pa­ci­dad pa­ra acor­dar­lo. En Es­pa­ña, co­mo en otros paí­ses, no es po­si­ble, por­que exis­te una Car­ta Mag­na que no lo per­mi­te. Nin­gún diá­lo­go ni nin­gún pac­to pue­den sal­tar­se la re­glas cons­ti­tu­cio­na­les. Puig­de­mont y Jun­que­ras pi­den a Rajoy que ha­ga al­go que no puede ha­cer, que abra la puer­ta a di­na­mi­tar el Estado. Los se­ce­sio­nis­tas es­co­ce­ses no se sa­lie­ron del marco le­gal; los ca­ta­la­nes están dis­pues­tos a sal­tar­se abier­ta­men­te la ley y ase­gu­ran que ha­rán la con­sul­ta aun­que no sea pac­ta­da.

Hay cons­ti­tu­cio­na­lis­tas que se­ña­lan que pa­ra que fue­ra po­si­ble un re­fe­ren­do in­de­pen­den­tis­ta ha­bría que cam­biar la Car­ta Mag­na. Sin em­bar­go, San­tia­go Mu­ñoz Ma­cha­do, aca­dé­mi­co, ca­te­drá­ti­co de De­re­cho Ad­mi­nis­tra­ti­vo, au­tor de In­for­me so­bre Es­pa­ña o Ca­ta­lu­ña y las de­más Es­pa­ñas, repu­tado ex­per­to en la ma­te­ria, sos­tie­ne que no es po­si­ble re­for­mar­la pa­ra abrir la po­si­bi­li­dad de una es­ci­sión, «ya que cual­quier de­ci­sión que afec­te a la uni­dad y la in­te­gri­dad te­rri­to­rial del Estado su­po­ne re­nun­ciar al Estado mis­mo, es el sui­ci­dio del Estado y eso la Cons­ti­tu­ción no lo per­mi­te».

Otra con­sul­ta

Es sig­ni­fi­ca­ti­vo que Puig­de­mont y Jun­que­ras ha­gan su pro­pues­ta­tram­pa en el mis­mo mo­men­to en el que los in­de­pen­den­tis­tas es­co­ce­ses están exi­gien­do un se­gun­do re­fe­ren­do cuan­do ya en sep­tiem­bre del 2014 per­die­ron cla­ra­men­te con el 55,3 % de noes fren­te al 44,7 % de síes. Es­ta es una ca­rac­te­rís­ti­ca de los in­sa­cia­bles na­cio­na­lis­mos: rea­li­zar tan­tos re­fe­ren­dos co­mo sea pre­ci­so has­ta que en al­guno de ellos ga­nen sus te­sis. Y, a par­tir de ahí, con los he­chos con­su­ma­dos, se aca­ba­ron las vo­ta­cio­nes.

En to­do ca­so, la pro­pia mi­nis­tra prin­ci­pal de Es­co­cia, Ni­co­la Stur­geon, re­sal­tó ha­ce unos me­ses las di­fe­ren­cias en­tre el ca­so ca­ta­lán y el es­co­cés. «Que­bec no es lo mis­mo que Es­co­cia, y Es­co­cia no es lo mis­mo que Ca­ta­lu­ña», di­jo re­cien­te­men­te. Y aña­dió: «Ca­da ca­so es dis­tin­to y ca­da cir­cuns­tan­cia his­tó­ri­ca tam­bién... En Es­co­cia ce­le­bra­mos una con­sul­ta de­mo­crá­ti­ca y cons­ti­tu­cio­nal que sirvió ade­más co­mo re­vul­si­vo po­lí­ti­co en el país».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.