Una hi­ja de Mi­llet le di­ce al juez que les re­cla­men a los in­vi­ta­dos los gas­tos de su bo­da que pa­gó el Pa­lau

Con­ver­gèn­cia ve nor­mal que sus pro­vee­do­res le hi­cie­ran do­na­cio­nes

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - CRIS­TIAN REINO

Con­ver­gèn­cia De­mo­crá­ti­ca de Ca­ta­lun­ya, que po­dría ha­ber­se be­ne­fi­cia­do de más de seis mi­llo­nes del des­fal­co del Pa­lau de la Mú­si­ca de Bar­ce­lo­na, de ahí que ten­ga quin­ce se­des em­bar­ga­das, ne­gó ayer en el jui­cio del ca­so que se fi­nan­cia­ra de ma­ne­ra ile­gal, co­mo man­tie­ne la Fis­ca­lía. Es­ta sos­tie­ne que la for­ma­ción na­cio­na­lis­ta, que fi­gu­ra en la cau­sa co­mo res­pon­sa­ble ci­vil a tí­tu­lo lu­cra­ti­vo, co­bró co­mi­sio­nes irre­gu­la­res pro­ce­den­tes de Fe­rro­vial, ca­mu­fla­das co­mo do­na­ti­vos al Pa­lau. «Eso no es así», ase­gu­ró de ma­ne­ra ta­xa­ti­va Francesc Sán­chez, ase­sor le­gal del par­ti­do de Ar­tur Mas y Car­les Puig­de­mont.

Sán­chez, que es­tá impu­tado en el ca­so 3 %, jus­ti­fi­có en cam­bio que al­gu­nas de las em­pre­sas que tra­ba­ja­ban pa­ra el par­ti­do hi­cie­ran do­na­cio­nes a la for­ma­ción, co­mo News­let­ter, Mail Rent y Let­ter Grap­hic, cu­yos res­pon­sa­bles re­co­no­cie­ron que ayu­da­ron al par­ti­do por­que era un clien­te que ha­bía que cui­dar. «Era ha­bi­tual, no era ex­tra­ño, que em­pre­sas que tra­ba­ja­ban pa­ra CDC hi­cie­ran do­na­cio­nes», apun­tó ayer Sán­chez. La Fis­ca­lía sos­pe­cha que esas apor­ta­cio­nes eran las co­mi­sio­nes que Fe­rro­vial ha­bría hecho a CDC a tra­vés del Pa­lau.

«Ma­sa­cre me­diá­ti­ca»

Des­pués de las de­cla­ra­cio­nes de los quin­ce acu­sa­dos en el jui­cio del Pa­lau, ayer les lle­gó el turno a los res­pon­sa­bles ci­vi­les a tí­tu­lo lu­cra­ti­vo del ex­po­lio de la en­ti­dad cul­tu­ral. En­tre otros, las mu­je­res y las hi­jas de los dos prin­ci­pa­les acu­sa­dos, Fé­lix Mi­llet y su ex mano de­re­cha Jordi Mon­tull. To­das se des­vin­cu­la­ron del des­fal­co del Pa­lau, aun­que la Fis­ca­lía cree que se be­ne­fi­cia­ron del mis­mo, con bo­das, gas­tos en sus ca­sas y otros re­ga­los. Las hi­jas de Mi­llet se pre­sen­ta­ron ade­más co­mo víc­ti­mas, de lo que ca­li­fi­ca­ron co­mo un jui­cio so­cial contra la fa­mi­lia, una «ma­sa­cre me­diá­ti­ca», que les ha per­ju­di­ca­do en lo personal, has­ta el pun­to de que­dar­se sin tra­ba­jo y te­ner que «emi­grar» a Es­ta­dos Uni­dos y a Aus­tra­lia a «em­pe­zar de ce­ro», di­jo una. Otra, Cla­ra, que fue di­rec­ti­va del Pa­lau, y de­cla­ró co­mo res­pon­sa­ble ci­vil a tí­tu­lo lu­cra­ti­vo del sa­queo, di­jo que nun­ca se le «ocu­rrió» que su bo­da se pa­ga­ra con fon­dos de la ins­ti­tu­ción y se mos­tró in­dig­na­da por que se le exi­ja de­vol­ver los gas­tos del ban­que­te: «Que se los re­cla­men tam­bién a los in­vi­ta­dos, ¿no?»

Co­mo res­pon­sa­ble ci­vil tam­bién com­pa­re­ció Mar­ta Va­llès, la es­po­sa de Fè­lix Mi­llet. Afir­mó que des­co­no­cía que es­te pa­ga­ra con fon­dos del Pa­lau gas­tos do­més­ti­cos, ya que son una fa­mi­lia adi­ne­ra­da, y re­co­no­ció que no cues­tio­nó las re­for­mas en ca­sa, los via­jes y bo­das por­que él «man­da­ba y lo ha­cía to­do».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.