Las ba­ses de Po­de­mos en Ca­ta­lu­ña re­cha­zan di­luir­se en el nue­vo par­ti­do de Ada Co­lau

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - C. R.

Tras el con­gre­so de Vis­ta­le­gre II, que se sal­dó con la de­rro­ta de Íñi­go Erre­jón, a la for­ma­ción mo­ra­da se le abre otro fo­co de ten­sión in­ter­na, en es­te ca­so en Ca­ta­lu­ña. Po­dem, la marca de Po­de­mos en la co­mu­ni­dad catalana, no par­ti­ci­pa­rá en la crea­ción del par­ti­do que Ini­cia­ti­va per Ca­ta­lun­ya, Equo y los Co­mu­nes de Ada Co­lau ul­ti­man pa­ra las pró­xi­mas elec­cio­nes ca­ta­la­nas.

Has­ta la fe­cha, to­das esas for­ma­cio­nes ha­bían con­flui­do elec­to­ral­men­te y ha­bían uni­do sus fuer­zas en for­ma de coa­li­ción, pe­ro la in­ten­ción, des­pués de ga­nar las úl­ti­mas elec­cio­nes ge­ne­ra­les en Ca­ta­lu­ña, fue ir más allá y crear un par­ti­do de iz­quier­das, so­be­ra­nis­ta y ca­ta­la­nis­ta en­tre to­dos, con as­pi­ra­cio­nes a go­ber­nar en Ca­ta­lu­ña. El PSUC del si­glo XXI se ven­dió en un pri­mer mo­men­to. Sin em­bar­go, Po­dem siem­pre pu­so pe­gas des­de el pri­mer día. No tan­to des­de el pun­to de vis­ta ideo­ló­gi­co, co­mo en el or­gá­ni­co, pues con­si­de­ra que tie­ne más pe­so en cuan­to a nú­me­ro de sim­pa­ti­zan­tes que el res­to de fuer­zas. Y lo que en un pri­mer mo­men­to se pre­sen­tó co­mo un pul­so pa­ra ga­nar cuo­tas de po­der en el seno de la nue­va for­ma­ción, que es­tá pre­vis­to que naz­ca el 8 de abril, al fi­nal ha aca­ba­do por con­ver­tir­se en un ór­da­go en toda re­gla, que po­ne en pe­li­gro la con­fluen­cia de toda la iz­quier­da al­ter­na­ti­va catalana no in­de­pen­den­tis­ta y que de­bi­li­ta el pro­yec­to que li­de­ran Ada Co­lau y Xa­vier Do­mè­nech y que as­pi­ra­ba a ha­cer fren­te a Es­que­rra y al PDECat en los pró­xi­mos co­mi­cios ca­ta­la­nes.

La di­rec­ción de Po­dem de­ci­dió con­vo­car una con­sul­ta in­ter­na pa­ra de­ter­mi­nar si acep­ta­ba las con­di­cio­nes de la con­fluen­cia, y las ba­ses han apos­ta­do por no con­fluir.

Participación del 7,5 %

El se­cre­ta­rio general del par­ti­do mo­ra­do en Ca­ta­lu­ña, Al­bano Dan­te Fa­chín, dio ayer a co­no­cer los re­sul­ta­dos de es­ta vo­ta­ción, que re­gis­tró una participación muy ba­ja, lo que po­ne en cues­tión su ges­tión al fren­te de la di­rec­ción. En con­cre­to, so­lo vo­ta­ron un 7,5 % de los 52.000 sim­pa­ti­zan­tes que tie­nen los mo­ra­dos en Ca­ta­lu­ña, aun­que con pos­te­rio­ri­dad la eje­cu­ti­va ha­bló de ins­cri­tos ac­ti­vos, pa­ra po­der de­cir que la participación fue su­pe­rior al 10 %. En cual­quier ca­so, un 62 % re­cha­zó la con­fluen­cia or­gá­ni­ca, fren­te al 37 %. Po­dem em­pla­zó eso sí al res­to de fuer­zas a ha­cer una nue­va pro­pues­ta de con­fluen­cia, aun­que no des­car­ta su­mar­se al pro­yec­to a tra­vés de una coa­li­ción pa­ra las elec­cio­nes.

Al­bano Dan­te Fa­chín, próximo a los an­ti­ca­pi­ta­lis­tas, ha de­fen­di­do la au­to­no­mía de Po­dem des­de que asu­mió el li­de­raz­go re­gio­nal. Cla­ra Mi­llet, di­rec­ti­va del Pa­lau, di­jo que nun­ca se le ocu­rrió que su bo­da la pa­ga­se la en­ti­dad cul­tu­ral.

Q. G. EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.