Nar­cís Se­rra se en­fren­ta a cua­tro años de cár­cel por los suel­dos de Cai­xa Ca­ta­lun­ya

Él y su mano de­re­cha se subie­ron el sa­la­rio un 50 % con la ca­ja que­bra­da

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía - J. A. BRA­VO

An­ti­co­rrup­ción lo con­si­de­ra pre­sun­to au­tor de un de­li­to de ad­mi­nis­tra­ción des­leal La en­ti­dad pre­ci­só más de 12.000 mi­llo­nes de di­ne­ro pú­bli­co pa­ra su res­ca­te

Nar­cís Se­rra y Ro­dri­go Ra­to pa­re­cen ha­ber se­gui­do ca­mi­nos pa­ra­le­los. Pa­ra lo bueno y pa­ra lo ma­lo. Am­bos fue­ron mi­nis­tros en sen­dos Go­bier­nos con ma­yo­ría ab­so­lu­ta —el pri­me­ro con el PSOE co­mo mi­nis­tro de De­fen­sa y el se­gun­do con el PP co­mo res­pon­sa­ble de Eco­no­mía—, fue­ron ele­va­dos des­pués has­ta la vi­ce­pre­si­den­cia de sus Eje­cu­ti­vos y los dos aca­ba­ron di­ri­gien­do sen­dos con­glo­me­ra­dos de an­ti­guas ca­jas de aho­rros: Cai­xa Ca­ta­lun­ya, el pri­me­ro, y Ban­kia, el se­gun­do. Ra­to ya ha recibido una pri­me­ra con­de­na, cua­tro años y me­dio de pri­sión por la mi­llo­na­ria apro­pia­ción de fon­dos con las tar­je­tas black; y Se­rra tie­ne ahora una pe­ti­ción de cár­cel en fir­me: otros cua­tro años por el pelotazo de los so­bre­suel­dos de la en­ti­dad catalana.

La Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción con­si­de­ra al ex­po­lí­ti­co ca­ta­lán, que tam­bién va a ser in­ves­ti­ga­do en la Au­dien­cia Na­cio­nal por las rui­no­sas ope­ra­cio­nes in­mo­bi­lia­rias de la ca­ja (de­ja­ron un agu­je­ro de 720 mi­llo­nes de euros), pre­sun­to au­tor de un de­li­to de ad­mi­nis­tra­ción des­leal. Tam­bién se lo atri­bu­ye a otras 40 per­so­nas, ex­con­se­je­ros de Cai­xa Ca­ta­lun­ya en­ca­be­za­dos por quien fue nú­me­ro dos du­ran­te la pre­si­den­cia de Se­rra, Adolf To­dó, ex di­rec­tor general. To­dos apro­ba­ron en el 2010 unas subidas de suel­dos e in­dem­ni­za­cio­nes «des­pro­por­cio­na­das» no ya por su vo­lu­men —de en­tre el 45 y el 50 % pa­ra Se­rra y su en-

ton­ces mano de­re­cha—, sino por las cir­cuns­tan­cias, «aje­nos a la real si­tua­ción de in­sol­ven­cia» de la en­ti­dad, que tu­vo que ser res­ca­ta­da con di­ne­ro pú­bli­co: 12.062 mi­llo­nes en to­tal, la se­gun­da ma­yor cuan­tía des­pués de Ban­kia.

En su es­cri­to de acu­sa­ción, el fis­cal se­ña­la que, en reali­dad, hu­bo dos vo­ta­cio­nes dis­tin­tas pa­ra dar luz ver­de a esos «irres­pon­sa­bles» in­cre­men­tos re­tri­bu­ti­vos,

ade­más de a unas «es­can­da­lo­sas y mi­llo­na­rias in­dem­ni­za­cio­nes» a va­rios al­tos car­gos tras su di­mi­sión; de ahí el ele­va­do nú­me­ro de impu­tados y que a 17 de esos ex­con­se­je­ros les atri­bu­ya la su­pues­ta co­mi­sión de dos de­li­tos de ad­mi­nis­tra­ción des­leal en vez de uno, co­mo al res­to. Dis­tin­gue, sin em­bar­go, en­tre el pa­pel de Se­rra y To­dó co­mo má­xi­mos res­pon­sa­bles del plan y el res­to de los

miem­bros del ór­gano de ad­mi­nis­tra­ción, y pide así cua­tro años de cár­cel pa­ra am­bos (dos por ca­da de­li­to) y tres pa­ra los otros.

En el ca­so de los 24 ex­con­se­je­ros que so­lo vo­ta­ron una vez a fa­vor de las po­lé­mi­cas subidas de suel­dos, re­ba­ja su so­li­ci­tud de con­de­na a dos años.

Esos au­men­tos se pro­du­je­ron, ad­vier­te el fis­cal, «en per­jui­cio y des­pre­cio» de la en­ti­dad y, ade­más, «en un en­torno de gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca im­pe­ran­te». De hecho, al mis­mo tiem­po que su con­se­jo da­ba luz ver­de a unas subidas que «ex­ce­dían la pru­den­cia» so­li­ci­ta­ba tam­bién «una im­por­tan­te in­yec­ción de di­ne­ro pú­bli­co de to­dos los con­tri­bu­yen­tes».

Las ope­ra­cio­nes in­mo­bi­lia­rias de la ges­tión de Se­rra y To­dó de­ja­ron un agu­je­ro de 720 mi­llo­nes.

EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.