Ca­ba­lle­ro acep­ta ce­der Ba­laí­dos al Cel­ta tras ha­cer obras mi­llo­na­rias

Pro­po­ne una con­ce­sión por 50 años pa­ra que el club ex­plo­te el es­ta­dio

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - J. FUEN­TES

El al­cal­de de Vi­go abrió ayer una vía de acuer­do con el Cel­ta pa­ra la ges­tión de Ba­laí­dos que de lle­gar a buen puer­to evi­ta­rá que el club bus­que otro re­cin­to pa­ra ju­gar. Tras me­ses de des­en­cuen­tros con Car­los Mou­ri­ño, Ca­ba­lle­ro con­si­de­ra acep­ta­ble una con­ce­sión ad­mi­nis­tra­ti­va a la en­ti­dad ce­les­te, que po­dría de es­ta for­ma ex­plo­tar­lo y ges­tio­nar­lo con ab­so­lu­ta li­ber­tad.

La de­ci­sión del go­bierno so­cia­lis­ta se pro­du­ce se­ma­nas des­pués de que el Par­ti­do Po­pu­lar plan­tea­ra es­ta sa­li­da, que el PSOE ig­no­ró en un re­cien­te pleno ex­tra­or­di­na­rio so­bre es­te asun­to ce­le­bra­do por la cor­po­ra­ción.

Igual­men­te, el al­cal­de la pro­po­ne des­pués de dos años de obras en el es­ta­dio de Ba­laí­dos pa­ra me­jo­rar las ins­ta­la­cio­nes, un pro­ce­so en el que Con­ce­llo y Dipu­tación han in­ver­ti­do por en­ci­ma de 10 mi­llo­nes de euros en el re­cin­to. Por tan­to, si se lle­va a ca­bo el Cel­ta se en­con­tra­rá con un com­ple­jo en con­di­cio­nes más ade­cua­das.

Ca­ba­lle­ro no dio ayer por ce­rra­da la con­ce­sión ad­mi­nis­tra­ti­va al Cel­ta, en­tre otros mo­ti­vos por­que pa­ra ello se­ría pre­ci­so con­vo­car un con­cur­so abier­to. No obs­tan­te, la pre­vi­sión es que so­lo el club es­té in­tere­sa­do en su ges­tión y, lle­ga­do el ca­so, no en­cuen­tre obs­tácu­los pa­ra re­ci­bir la ad­ju­di­ca­ción.

La cla­ve de la ce­sión de Ca­ba­lle­ro, que no era par­ti­da­rio de mo­di­fi­car la si­tua­ción ac­tual, es el te­mor a que el Cel­ta de­je Ba­laí­dos pa­ra ju­gar en otro es­ta­dio. La preo­cu­pa­ción sur­ge de los con­tac­tos de Mou­ri­ño con al­cal­des de la pe­ri­fe­ria de Vi­go, que es­ta­rían dis­pues­tos a dar fa­ci­li­da­des al club pa­ra que cons­tru­ya un es­ta­dio de nue­va plan­ta. En tal ca­so, el fias­co pa­ra el go­bierno vi­gués se­ría tre­men­do, con un re­cin­to re­mo­za­do que no uti­li­za el club sím­bo­lo de la ciu­dad.

An­te ello, y tras me­ses de pre­sio­nes de Mou­ri­ño, el al­cal­de de­ci­dió ayer mo­ver fi­cha, pre­ci­san­do que en nin­gún ca­so se ven­de­rá Ba­laí­dos, que era la re­cla­ma­ción ini­cial de Mou­ri­ño, «ya que la ley lo prohí­be». Tam­bién des­car­tó que pu­die­ra cons­truir otro es­ta­dio en Vi­go «pues no es­tá pre­vis­to en el pla­nea­mien­to ur­ba­nís­ti­co». Una po­si­bi­li­dad re­mo­ta por lo de­más ya que no se­ría po­si­ble sin el acuer­do del go­bierno lo­cal, ob­via­men­te opues­to.

Ca­so de que ha­ya con­ce­sión, el re­gi­dor se­ña­ló que la re­for­ma se­ría un pa­so ade­lan­te y que se­ría ne­ce­sa­rio dis­cu­tir las con­tra­par­ti­das eco­nó­mi­cas. En con­cre­to, el ca­non que ten­dría que abo­nar al Con­ce­llo y la ter­mi­na­ción de las obras ya que las gra­das de Mar­ca­dor y Gol están pen­dien­tes de pro­yec­to y fi­nan­cia­ción.

El PP, de acuer­do

El plan­tea­mien­to de su por­ta­voz, Ele­na Mu­ñoz, es que «el al­cal­de co­pia la pro­pues­ta que pu­si­mos en­ci­ma de la me­sa ha­ce dos me­ses en una reunión con Mou­ri­ño». Por tan­to, se atri­bu­ye el mé­ri­to y cree que ha for­za­do al go­bierno so­cia­lis­ta a acep­tar es­ta op­ción, pe­ro están dis­pues­tos a co­la­bo­rar.

En­tien­de el PP que es­ta es la me­jor so­lu­ción «pa­ra ga­ran­ti­zar el fu­tu­ro del Cel­ta», a la vez la­men­ta «la inac­ción y fal­ta de agi­li­dad de un equi­po que ya no tie­ne ideas». Eso sí, an­tes de to­mar una de­ci­sión fi­nal quie­ren co­no­cer «la le­tra pe­que­ña».

Menos dis­po­si­ción fa­vo­ra­ble an­te la con­ce­sión mues­tran los con­ce­ja­les de la Ma­rea, que quie­ren ga­ran­ti­zar «o re­torno da in­ver­sión pú­bli­ca fei­ta na re­pa­ra­ción de Ba­laí­dos, ben a tra­vés dun no­vo con­ve­nio ou ben con­ce­sio­nan­do 50 anos». Es­te gru­po siem­pre es­tu­vo en contra de gas­tar di­ne­ro pú­bli­co en las obras de un es­ta­dio uti­li­za­do por una so­cie­dad anó­ni­ma, lo que en­tien­den co­mo «un agra­vio eco­nó­mi­co nun tem­po de cri­se na que os clu­bes pri­va­dos mo­ven mi­llóns de euros». Por ello, ahora po­nen el acen­to en re­cu­pe­rar lo in­ver­ti­do.

Com­pli­ca­cio­nes

El es­tu­dio de una con­ce­sión, que se­ría si­mi­lar a la de em­pre­sas que ex­plo­tan apar­ca­mien­tos sub­te­rrá­neos en la ciu­dad o el au­di­to­rio Mar de Vi­go, se pro­du­ce tras años de con­flic­tos pa­ra el Con­ce­llo a cuen­ta de la si­tua­ción del es­ta­dio y de su ges­tión. La caí­da de cas­co­tes y los ries­gos pa­ra la se­gu­ri­dad eran un pro­ble­ma per­ma­nen­te y so­lu­cio­nar­los me­dian­te una in­ver­sión pú­bli­ca de más de 30 mi­llo­nes de euros se ha de­mos­tra­do muy com­pli­ca­do.

De una par­te, Ca­ba­lle­ro no con­si­guió in­vo­lu­crar a Zo­na Fran­ca, lo que ha pro­vo­ca­do una cri­sis Con­ce­llo-Consorcio que se man­tie­ne. De otra, las obras han ten­sa­do las re­la­cio­nes Ca­ba­lle­ro-Mou­ri­ño, has­ta el pun­to de que el club no fue ad­mi­ti­do en las con­ver­sa­cio­nes del con­ce­jal Da­vid Re­ga­des con la em­pre­sa que las rea­li­za. Des­de en­ton­ces, el pre­si­den­te man­tie­ne una cam­pa­ña pa­ra ges­tio­nar Ba­laí­dos que ayer dio un nue­vo pa­so.

El PP des­ta­ca que la idea fue su­ya y acu­sa al al­cal­de de co­piar­la des­pués de dos me­ses La Ma­rea quie­re que el Con­ce­llo re­cu­pe­re los mi­llo­nes ya gas­ta­dos en me­jo­rar el re­cin­to

PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

La co­mu­ni­ca­ción en­tre Mou­ri­ño y Ca­ba­lle­ro (en la ima­gen, en Ria­zor el pa­sa­do do­min­go) no ha si­do fá­cil úl­ti­ma­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.