El «an­nus ho­rri­bi­lis» de Tra­vis Ka­la­nick.

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Alta Definición - REUTERS

El fun­da­dor de Uber pro­ta­go­ni­zó un re­cien­te ví­deo en el que in­sul­ta a un con­duc­tor de su ser­vi­cio que lo acu­sa­ba de ba­jar las ta­ri­fas.

Es­te fin de semana tam­bién se anun­ció la sa­li­da de la em­pre­sa, a fi­na­les de mar­zo, de Brian McC­len­don, vi­ce­pre­si­den­te de ma­pas y pla­ta­for­ma de ne­go­cio, uno más en un éxo­do de di­rec­ti­vos ocu­rri­do en las úl­ti­mas se­ma­nas.

To­do ello su­po­ne una su­ma de pro­ble­mas pa­ra su fun­da­dor, Tra­vis Ka­la­nick, que con su es­ti­lo im­pe­tuo­so y agre­si­vo con­vir­tió a la em­pre­sa en un ser­vi­cio cu­ya va­lo­ra­ción as­cien­de a 65.000 mi­llo­nes de euros. Con la lle­ga­da de Trump a la Ca­sa Blanca,

Ka­la­nick se in­te­gró en un fo­ro de di­rec­ti­vos crea­do pa­ra ase­so­rar al pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos. La con­tro­ver­ti­da po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria del man­da­ta­rio hi­zo que los ta­xis­tas de Nue­va York, in­mi­gran­tes en bue­na par­te, pro­ta­go­ni­za­ran en enero pa­ros pa­ra no acu­dir al prin­ci­pal ae­ro­puer­to de la ciu­dad, pe­ro Uber man­tu­vo el ser­vi­cio. Una cam­pa­ña en su contra por es­te mo­ti­vo le hi­zo per­der 200.000 clien­tes en tres días. Ka­la­nick aca­bó por di­mi­tir de su car­go en el con­se­jo ase­sor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.