Una de­rro­ta menos amar­ga

El Pon­te­ve­dra man­tie­ne dos partidos de mar­gen con sus per­se­gui­do­res

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra Deportes - ALEIXANDRE MÉN­DEZ

El tro­pie­zo del Pon­te­ve­dra en su vi­si­ta al cam­po del Osa­su­na B no ha de­ja­do gran­des con­se­cuen­cias pa­ra el equi­po gra­na­te en lo que a la cla­si­fi­ca­ción se re­fie­re. Las de­rro­tas de la ma­yo­ría de sus prin­ci­pa­les per­se­gui­do­res, co­mo la de la Pon­fe­rra­di­na en su feu­do an­te el Pa­len­cia o la del Tu­de­lano fren­te al Cel­ta B, han per­mi­ti­do a los de Lui­si­to man­te­ner un mar­gen de se­gu­ri­dad de dos partidos en la lu­cha por la cuar­ta po­si­ción. So­lo el Va­lla­do­lid B, al que el Pon­te­ve­dra do­ble­gó una semana an­tes, lo­gró ga­nar y re­cu­pe­rar así la quin­ta pla­za con 45 pun­tos, a seis de los gra­na­tes, aun­que de­be re­cor­dar­se que a es­ta di­fe­ren­cia hay que su­mar que los de Lui­si­to tam­bién lo­gra­ron en el due­lo an­te los pu­ce­la­nos de­can­tar a su fa­vor el go­la­ve­ra­je, lo que les da­ría ven­ta­ja en ca­so de un hi­po­té­ti­co em­pa­te a pun­tos a fi­nal de li­ga.

En el ca­so de la Pon­fe­rra­di­na, la de­rro­ta en­ca­ja­da por el equi­po del Bier­zo an­te el Pa­len­cia sí le ha traí­do con­se­cuen­cias, ya que tras el 0-2 en El To­ra­lín el ya ex­téc­ni­co del equi­po, Pedro Mu­ni­tis, pre­sen­tó su di­mi­sión. El club le bus­ca ahora sus­ti­tu­to mien­tras su des­ven­ta­ja res­pec­to al Pon­te­ve­dra, que ten­drá que vi­si­tar­le den­tro de dos jor­na­das, se man­tie­ne en siete pun­tos a fal­ta de ocho partidos.

Tras es­tos dos equi­pos, la dis­tan­cia que man­tie­ne el Pon­te­ve­dra res­pec­to a sus per­se­gui­do­res se ele­va ya a diez pun­tos en el ca­so del Co­ru­xo, sép­ti­mo, que en­ca­jó una du­ra de­rro­ta por 1 a 3 fren­te al Gui­jue­lo apa­gan­do

de for­ma ca­si de­fi­ni­ti­va las ya de por sí es­ca­sas es­pe­ran­zas de los de O Vao de al­can­zar la cuar­ta pla­za. Y con los mis­mos pun­tos, 41, le si­gue en la ta­bla un Iza­rra que sí fue ca­paz de ga­nar, aun­que por la mí­ni­ma, a una Aran­di­na que con­ti­núa en la pe­núl­ti­ma po­si­ción.

El otro equi­po que to­da­vía po­día al­ber­gar al­gu­na es­pe­ran­za de pe­lear has­ta el fi­nal por lle­gar a la cuar­ta pla­za, el Tu­de­lano, que se­rá el próximo ri­val gra­na­te es­te do­min­go en Pa­sa­rón, tam­bién se des­pi­dió ca­si por com­ple­to de sus op­cio­nes al caer en Vi­go an­te el fi­lial del Cel­ta. Tras es­te nue­vo

tro­pie­zo, los na­va­rros se que­dan con 40 pun­tos, a on­ce del Pon­te­ve­dra, por lo que se an­to­ja ca­si im­po­si­ble que les que­de mar­gen pa­ra pe­lear por estar en la fa­se de as­cen­so aun en el ca­so de una de­ba­cle de los de Lui­si­to en el tra­mo fi­nal de com­pe­ti­ción.

Y si los re­sul­ta­dos de sus ri­va­les

han si­do pro­pi­cios, las sen­sa­cio­nes que de­jó el Pon­te­ve­dra an­te el Osa­su­na B tam­bién han per­mi­ti­do en­dul­zar, en cierta me­di­da, el amar­go sa­bor de la de­rro­ta en Ta­jo­nar. No en vano, pe­se al mal ini­cio de en­cuen­tro de los de Lui­si­to, la reac­ción que mos­tró el equi­po ju­gan­do con diez hom­bres, es­pe­cial­men­te en el se­gun­do pe­río­do, in­vi­ta al op­ti­mis­mo res­pec­to al estado de for­ma del Pon­te­ve­dra de ca­ra a los úl­ti­mos ocho partidos, es­pe­cial­men­te si se com­pa­ra con el queha­cer de unos per­se­gui­do­res que, por sus re­sul­ta­dos, pa­re­cen em­pe­ña­dos en fa­ci­li­tar las co­sas al equi­po gra­na­te.

El Tu­de­lano y la Pon­fe­rra­di­na, pró­xi­mos ri­va­les gra­na­tes, tam­bién per­die­ron el do­min­go

CAPOTILLO

Aun­que no evi­tó la de­rro­ta, Edu fue uno de los pro­ta­go­nis­tas an­te el Osa­su­na B al pa­rar un pe­nal­ti.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.