El car­go impu­tado en el Al­via des­vía la res­pon­sa­bi­li­dad a otra em­pre­sa pú­bli­ca

En su re­cur­so, ale­ga que era Ine­co la fir­ma res­pon­sa­ble de eva­luar y mi­ti­gar los ries­gos

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - PA­BLO GON­ZÁ­LEZ

El ca­so Al­via se es­tá con­vir­tien­do en una gue­rra so­te­rra­da en­tre em­pre­sas pú­bli­cas vin­cu­la­das al Mi­nis­te­rio de Fo­men­to. La ase­gu­ra­do­ra de Ren­fe ha acu­sa­do al ADIF des­de el ini­cio del pro­ce­di­mien­to y aho­ra, el abo­ga­do de An­drés Cor­ta­bi­tar­te, ex­di­rec­tor de Se­gu­ri­dad en la Cir­cu­la­ción cuan­do se pu­so en ser­vi­cio la lí­nea San­tia­go-Ou­ren­se y re­cien­te­men­te impu­tado, ale­ga que no era obli­ga­to­rio rea­li­zar la eva­lua­ción in­te­gral de ries­gos, que su de­fen­di­do no te­nía asig­na­da es­ta fun­ción y que, en cual­quier ca­so, si al­go se hi­zo mal en la pues­ta en ser­vi­cio de la lí­nea —po­si­bi­li­dad que nie­gan— la res­pon­sa- bi­li­dad co­rres­pon­de­ría a la em­pre­sa pú­bli­ca de in­ge­nie­ría Ine­co, en­car­ga­da de au­di­tar la se­gu­ri­dad en la lí­nea. Era es­ta fir­ma, ale­gan, la en­car­ga­da de eva­luar los pe­li­gros. «Ade­más, los ries­gos que Ine­co po­día ex­por­tar al ADIF te­nían que es­tar ya mi­ti­ga­dos (de­bían ser to­le­ra­bles). Di­cho de otro mo­do, ni An­drés Cor­ta­bi­tar­te ha in­cum­pli­do obli­ga­ción al­gu­na que le con­cer­nie­ra ni era el ga­ran­te úl­ti­mo de la se­gu­ri­dad de las vías», ar­gu­men­tan en el re­cur­so de ape­la­ción.

Cor­ta­bi­tar­te, de­fen­di­do por un abo­ga­do del se­gu­ro sus­cri­to por el ADIF y no por la Abo­ga­cía del Es­ta­do, no ten­dría en­tre sus fun­cio­nes la eva­lua­ción de pe­li­gros, pues el sis­te­ma de ges­tión de se­gu­ri­dad del ADIF pre­veía «una eva­lua­ción del ries­go con la ayu­da de un eva­lua­dor in­de­pen­dien­te». De he­cho, apor­tan el plie­go de con­di­cio­nes del con­tra­to en el que se ase­gu­ra que el eva­lua­dor in­de­pen­dien­te de­be ex­por­tar los ries­gos al ADIF «ya mi­ti­ga­dos». Y tam­bién un lis­ta­do de las fun­cio­nes del di­rec­tor de Se­gu­ri­dad en la Cir­cu­la­ción en la que no es­ta­ría el aná­li­sis de ries­gos. In­ter­ven­dría en una fa­se «muy pos­te­rior» a la pues­ta en ser­vi­cio de la lí­nea.

Si no se ana­li­zó el pe­li­gro con­cre­to de la cur­va, ase­gu­ran, fue por­que las em­pre­sas que ins­ta­la­ron la se­gu­ri­dad nun­ca la in­clu­ye­ron en su re­gis­tro de pe­li­gros, co­mo da a en­ten­der el au­to del juez An­drés La­go Lou­ro don­de se sus­tan­cia la impu­tación. Fi­nal­men­te, pe­se a cen­trar la res­pon­sa­bi­li­dad en Ine­co, con­clu­ye que la em­pre­sa ex­por­tó co­rrec­ta­men­te los ries­gos al ADIF.

El aná­li­sis in­te­gral de ries­gos no fue rea­li­za­do, se­gún el re­cur­so, por nin­gún país eu­ro­peo, y so­lo exis­ti­ría obli­ga­ción de lle­var­lo a ca­bo a par­tir de ju­lio del 2010 si ha­bía un cam­bio sig­ni­fi­ca­ti­vo en los vehícu­los o en los sub­sis­te­mas es­truc­tu­ra­les. Ade­más, tam­bién de­fien­den que el ADIF no era el res­pon­sa­ble de po­ner en ser­vi­cio la lí­nea, sino la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Fe­rro­ca­rri­les del Mi­nis­te­rio de Fo­men­to, que de­bía com­pro­bar to­dos los sub­sis­te­mas fe­rro­via­rios.

El abo­ga­do pi­de que se sus­pen­da la de­cla­ra­ción de Cor­ta­bi­tar­te, pre­vis­ta pa­ra el 4 de abril, has­ta que la Au­dien­cia de A Co­ru­ña no de­ci­da so­bre el re­cur­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.