La de­rro­ta en la ley mor­da­za vuel­ve a mos­trar la de­bi­li­dad del Go­bierno

El Con­gre­so aprue­ba dos pro­pues­tas del PNV y el PSOE pa­ra des­man­te­lar la nor­ma

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - GON­ZA­LO BAREÑO

La ame­na­za de Ma­riano Ra­joy de di­sol­ver las Cor­tes y con­vo­car unas nue­vas elec­cio­nes ge­ne­ra­les si se le im­pi­de go­ber­nar me­dian­te el blo­queo par­la­men­ta­rio no asus­ta, por aho­ra, a la opo­si­ción. Una vez más, el PP se ha que­da­do so­lo en el Con­gre­so. Des­pués de ver có­mo su in­ten­to de apro­bar un de­cre­to ley so­bre la es­ti­ba era de­rro­ta­do con es­tré­pi­to la se­ma­na pa­sa­da, el Go­bierno su­frió ayer una nue­va afren­ta, al apro­bar­se la to­ma en con­si­de­ra­ción de dos pro­po­si­cio­nes de ley, del PSOE y del PNV, que pre­ten­den aca­bar con la Ley de Se­gu­ri­dad Ciu­da­da­na apro­ba­da en la pa­sa­da le­gis­la­tu­ra, la co­no­ci­da co­mo ley mor­da­za.

Y de nue­vo fue Ciu­da­da­nos, teó­ri­co so­cio pre­fe­ren­te del Eje­cu­ti­vo, el que pro­pi­ció con sus vo­tos que la de­rro­ta fue­ra aún más se­ve­ra. Los de Al­bert Ri­ve­ra vo­ta­ron a fa­vor de la pro­po­si­ción de ley del PNV, lo que de­jó en es­te ca­so al PP en ab­so­lu­ta so­le­dad. Y, aun­que se abs­tu­vie­ron en la pro­po­si­ción del PSOE, es­ta sa­lió tam­bién ade­lan­te al su­mar los vo­tos del res­to de la opo­si­ción.

El PP, dis­pues­to a pac­tar cam­bios

La di­fe­ren­cia es­tri­ba en que, mien­tras la pro­po­si­ción de ley de los na­cio­na­lis­tas vas­cos plan­tea la re­for­ma de 44 ar­tícu­los que con­si­de­ran in­cons­ti­tu­cio­na­les, la del PSOE pro­po­ne su de­ro­ga­ción y una vuel­ta, en la prác­ti­ca, a la si­tua­ción an­te­rior a la mo­di­fi­ca­ción apro­ba­da en so­li­ta­rio por el PP, es de­cir, a la co­no­ci­da co­mo ley de la pa­ta­da en la puer­ta de

la eta­pa del ex­mi­nis­tro so­cia­lis­ta Jo­sé Luis Cor­cue­ra.

Al con­tra­rio de lo ocu­rri­do la se­ma­na pa­sa­da, el PP tra­tó de mi­ni­mi­zar la gra­ve­dad de lo ocu­rri­do ya que, for­za­do por las cir­cuns­tan­cias, se mos­tró dis­pues­to a ne­go­ciar cam­bios en la ac­tual nor­ma­ti­va de se­gu­ri­dad du­ran­te la tra­mi­ta­ción par­la­men­ta­ria de la pro­pues­ta del PNV apro­ba­da ayer. El dipu­tado del PP Jo­sé Al­ber­to

Mar­tín-To­le­dano con­si­de­ró «con­tra­pues­to y an­ta­gó­ni­co» que se aprue­ben dos pro­po­si­cio­nes con ob­je­ti­vos distintos. Ad­vir­tió de que la del PSOE im­pli­ca­ría «re­tro­ce­der a una ley del si­glo pa­sa­do, de 1992». «No sé si eso es pro­gre­sis­mo», se­ña­ló. Por el con­tra­rio, pe­se a sos­te­ner que se tra­ta de «una bue­na ley, se mos­tró dis­pues­to al diá­lo­go con el PNV, que plan­tea cues­tio­nes co­mo que de­je

de con­si­de­rar­se una in­frac­ción gra­ve ma­ni­fes­tar­se an­te el Con­gre­so y el Se­na­do per­tur­ban­do la se­gu­ri­dad pú­bli­ca.

El por­ta­voz so­cia­lis­ta, An­to­nio Tre­vín, acu­só al PP de ha­ber uti­li­za­do la cri­sis pa­ra «ir arra­san­do to­do» y con­se­guir así, a su jui­cio, que la ley con­vir­tie­ra al «ciu­da­dano ac­ti­vo en reo san­cio­na­ble» y la li­ber­tad de ex­pre­sión en «un bien de lu­jo». Ciu­da­da­nos de­fen­dió que son los jue­ces los que de­ben de­cir «qué se pue­de ha­cer», y no la Ad­mi­nis­tra­ción «con­tro­la­da» por el Go­bierno. «Señores con­ser­va­do­res, no ten­gan miedo a la li­ber­tad», di­jo el por­ta­voz na­ran­ja Mi­guel Gutiérrez di­ri­gién­do­se al PP. Po­de­mos vo­tó a fa­vor de am­bas pro­pues­tas, aun­que ad­vir­tió al PSOE de que tam­po­co va a apo­yar la ley Cor­cue­ra.

«Los ata­ques a es­ta ley se ba­san en cri­te­rios de des­gas­te po­lí­ti­co, con ar­gu­men­tos de ma­nual par­ti­dis­ta» J. Al­ber­to Mar­tín-To­le­dano Por­ta­voz de In­te­rior del PP «Va­mos a de­vol­ver a los es­pa­ño­les las li­ber­ta­des que el Go­bierno del PP les hur­tó con su ley» An­to­nio Tre­vín Por­ta­voz de In­te­rior del PSOE

F. VI­LLAR EFE

Car­los Flo­riano, por­ta­voz del PP, mar­ca el sen­ti­do de los vo­tos de su gru­po en el pleno de ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.