Presupuestos y pri­ma­rias del PSOE di­rán si hay ade­lan­to elec­to­ral

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - G. B.

Lo su­ce­di­do ayer en el Con­gre­so no es ni mu­cho me­nos tran gra­ve pa­ra el Go­bierno co­mo la his­tó­ri­ca de­rro­ta que su­pu­so el re­cha­zo al de­cre­to ley de la es­ti­ba, sin precedentes des­de el año 1979. En­tre otras co­sas, por­que el pro­pio PP se mues­tra dis­pues­to a mo­di­fi­car as­pec­tos de la co­no­ci­da co­mo ley mor­da­za, y a esa po­si­ble re­for­ma le que­da to­da­vía un lar­go re­co­rri­do par­la­men­ta­rio. Y, en cuan­to a la crea­ción de una comisión de in­ves­ti­ga­ción so­bre la fi­nan­cia­ción del PP, el Go­bierno la da­ba por he­cha des­de ha­ce tiem­po, al ca­re­cer de ma­yo­ría pa­ra im­pe­dir­la.

Pe­ro el pleno de ayer po­ne de ma­ni­fies­to una vez más la fa­ci­li­dad con la que la opo­si­ción es ca­paz de de­jar al Go­bierno en mi­no­ría y obli­gar­lo a rec­ti­fi­car. Una si­tua­ción es­pe­cial­men­te de­li­ca­da pa­ra un Ma­riano Ra­joy que aca­ba de avi­sar de que, si no se le con­ce­de «al­go de es­ta­bi­li­dad», con­vo­ca­rá elec­cio­nes. De mo­men­to, no es pro­ba­ble que la san­gre lle­gue al río. La ma­yor mues­tra de ines­ta­bi­li­dad la da­ría el he­cho de que el Go­bierno no fue­ra ca­paz de apro­bar los Presupuestos. Pe­ro eso no va a su­ce­der. Por más que ha­ga ges­tos pa­ra dis­tan­ciar­se del PP, Ciu­da­da­nos ya ha anun­cia­do que apo­ya­rá sí o sí las cuen­tas pú­bli­cas, al igual que ha­rá Coa­li­ción Ca­na­ria. Y to­do in­di­ca que Ra­joy tie­ne ce­rra­do ya el apo­yo del PNV. Con ello, el Go­bierno su­ma­ría 175 vo­tos, a uno de la ma­yo­ría ne­ce­sa­ria. La ges­to­ra del PSOE ya ha avi­sa­do al Eje­cu­ti­vo, en tono más bien amis­to­so, de que en ple­na ca­rre­ra de las pri­ma­rias es im­po­si­ble que fa­ci­li­ten la apro­ba­ción de las cuen­tas pú­bli­cas, ni si­quie­ra con su abs­ten­ción. Y, por ello, el vo­to que fal­ta pro­ce­de­rá del dipu­tado de Nue­va Ca­na­rias. El Eje­cu­ti­vo es­tá tan se­gu­ro que ayer anun­ció ya la fe­cha en la que pien­sa pre­sen­tar los Presupuestos: el 31 de marzo.

Eso no quie­re de­cir que el ries­go de ade­lan­to elec­to­ral ha­ya des­apa­re­ci­do. Go­ber­nar es al­go más que lle­var las cuen­tas. Y esa pe­cu­liar so­pa de le­tras con la que se van a apro­bar los Presupuestos no es una ma­yo­ría fia­ble, por­que no es tras­la­da­ble a otras mu­chas cues­tio­nes. Y, por tan­to, no ga­ran­ti­za la mí­ni­ma es­ta­bi­li­dad al Go­bierno. La fe­cha cla­ve es más bien la de las elec­cio­nes pri­ma­rias del PSOE. Si Pe­dro Sán­chez es el ele­gi­do en ju­nio, la ines­ta­bi­li­dad arre­cia­rá y la ci­ta con las ur­nas es­ta­rá mu­cho más cer­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.