Ro­din, en car­ne y ye­so

Fran­cia conmemora el cen­te­na­rio de la muer­te del in­flu­yen­te es­cul­tor con una re­tros­pec­ti­va en el Grand Pa­lais de Pa­rís

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - FER­NAN­DO ITURRIBARRIA EFE

Au­gus­te Ro­din (1840-1917) fa­lle­ció en ple­na Gran Gue­rra sin que el con­vul­so con­tex­to his­tó­ri­co per­mi­tie­ra los fu­ne­ra­les na­cio­na­les que su ge­nio me­re­cía. Cien años des­pués de su muer­te, Fran­cia rin­de al in­mor­tal crea­dor de El pen­sa­dor el ho­me­na­je pen­dien­te con un pro­gra­ma con­me­mo­ra­ti­vo en el que des­ta­ca una mag­na re­tros­pec­ti­va or­ga­ni­za­da en el Grand Pa­lais de Pa­rís. La ex­po­si­ción re­tra­ta el uni­ver­so crea­ti­vo del in­flu­yen­te es­cul­tor y la fas­ci­na­ción ejer­ci­da en ar­tis­tas co­mo Bran­cu­si, Pi­cas­so, Ju­lio Gon­zá­lez, Ma­tis­se, Gia­co­met­ti, Beuys, Ba­se­litz o Gorm­ley a tra­vés de sus es­ca­yo­las, sus di­bu­jos y sus bron­ces o már­mo­les he­chos car­ne.

La mues­tra, que se abre hoy al pú­bli­co, reúne has­ta el 31 de ju­lio 331 piezas, de las que 169 es­tán fir­ma­das por Ro­din sin que fal­ten obras maes­tras co­mo El be­so, Bal­zac, Los bur­gue­ses de Ca­lais o Las puer­tas del in­fierno, ade­más de su uni­ver­sal pen­sa­dor. El re­co­rri­do es­tá es­truc­tu­ra­do en tres ca­pí­tu­los que de­cli­nan el Ro­din ex­pre­sio­nis­ta, el ex­pe­ri­men­ta­dor y su on­da ex­pan­si­va tras la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial en la mo­der­ni­dad in­tere­sa­da por la he­ren­cia fi­gu­ra­ti­va. El grue­so de la se­lec­ción pro­ce­de del museo Ro­din de Pa­rís, pe­ro hay tam­bién prés­ta­mos de la ba­ro­ne­sa Car­men Thys­sen, de la Na­tio­nal Ga­llery de Was­hing­ton, del Fi­ne Arts de Bos­ton, del Vic­to­ria & Al­bert Museum de Lon­dres y del Her­mi­ta­ge de San Pe­ters­bur­go.

Las co­mi­sa­rias An­toi­net­te Le Nor­mand-Ro­main y Cat­he­ri­ne Che­vi­llot li­mi­tan los diá­lo­gos y pa­ra­le­lis­mos a los es­cul­to­res cu­yas preo­cu­pa­cio­nes y sen­si­bi­li­dad es­té­ti­ca se apro­xi­man al ex­pre­sio­nis­mo en­car­na­do por Ro­din. «La in­ven­ción del en­sam­bla­je, de la fi­gu­ra par­cial o del co­lla­ge pre­ce­de la prác­ti­ca de Ma­tis­se y de Pi­cas­so, su uso del di­bu­jo se ade­lan­ta a los gran­des ex­pre­sio­nis­tas ger­má­ni­cos y su re­la­ción con la fo­to­gra­fía anun­cia la de Bran­cu­si o Moo­re», ex­pli­can.

Al­gu­nos epí­go­nos, dis­cí­pu­los o he­re­de­ros se ale­ja­ron vo­lun­ta­ria­men­te del pa­triar­ca ins­pi­ra­dor por coin­ci­dir con Bran­cu­si, au­tor de otro Be­so (1905) muy de­pu­ra­do, quien sos­te­nía que «no cre­ce na­da a la som­bra de los gran­des ro­bles». Opinión re­ba­ti­da por An­tony Gorm­ley, co­no­ci­do por sus si­lue­tas hu­ma­nas su­mer­gi­das en el mar de Li­ver­pool, quien pro­cla­ma: «Ro­din es el ár­bol mo­nu­men­tal que da una som­bra muy lar­ga: es di­fí­cil ha­llar un tro­zo del mun­do que no es­té co­nec­ta­do al ár­bol o la som­bra que lle­va».

De es­pe­cial in­te­rés son las va­ria­cio­nes, se­ries y frag­men­tos en ye­so, el ma­te­rial pre­di­lec­to de Ro­din por ser ma­te­ria in­ma­cu­la­da pa­ra la rein­ven­ción per­ma­nen­te de un arte de la luz y el es­pa­cio. Las sor­pren­den­tes trans­for­ma­cio­nes de las prue­bas en es­ca­yo­la dan tes­ti­mo­nio de la li­ber­tad pro­di­gio­sa de un es­cul­tor cu­yo po­der crea­ti­vo no se li­mi­ta­ba al mol­dea­do o el fun­di­do.

No me­nos in­tere­san­te es el ero- tis­mo sen­sual de sus di­bu­jos y acua­re­las de des­nu­dos fe­me­ni­nos de un ar­tis­ta pa­ra quien «el cuer­po es un mol­de en el que se im­pri­men las pa­sio­nes». «El arte no es más que una for­ma del amor. El de­seo, qué for­mi­da­ble es­ti­mu­lan­te», so­lía re­pe­tir es­te em­pe­der­ni­do mu­je­rie­go que no se ca­só con Ma­rie-Ro­se Beu­ret, el amor ofi­cial de su vi­da, has­ta los 77 años, me­ses an­tes de mo­rir. Ella su­cum­bió a una neu­mo­nía dos se­ma­nas des­pués de la bo­da. «Es be­lla co­mo una es­ta­tua», di­jo la­pi­da­rio el viu­do an­te el ca­dá­ver.

IAN LANGSDON

Una vi­si­tan­te fo­to­gra­fía la obra «Los bur­gue­ses de Ca­lais», una de las 331 que in­te­gran la mues­tra «Ro­din, ex­po­si­ción cen­te­na­ria», abier­ta hoy en el Grand Pa­lais de Pa­rís. En el mar­co del cen­te­na­rio de la muer­te del es­cul­tor, se es­tre­na en ma­yo «Ro­din», fil­me que Jacques Doi­llon de­di­ca a su ro­man­ce con Ca­mi­lle Clau­del (1864-1943), dis­cí­pu­la, mu­sa y aman­te que aca­bó lo­ca de desamor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.