Águe­da Cons, mí­ni­ma mun­dial jú­nior en los 400 li­bre

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - PA­BLO GÓ­MEZ

La na­da­do­ra del CN Ga­lai­co Águe­da Cons fue una de las pro­ta­go­nis­tas del Cam­peo­na­to de Es­pa­ña jú­nior e infantil de in­vierno que se ce­le­bró en Gi­jón.

Águe­da, en­tre­na­da en el cen­tro de tec­ni­fi­ca­ción de Pon­te­ve­dra por Lui­sa Do­mín­guez, fue la úni­ca en ob­te­ner dos mí­ni­mas, en 800 li­bre y en 400 con 4.14.11, por los 4.15.33 de los cri­te­rios de se­lec­ción. La ga­lle­ga fir­mó ade­más el ré­cord de los cam­peo­na­tos de ca­te­go­ría jú­nior en los 400 li­bre.

Sus me­da­llas se unen a las pla­tas con­se­gui­das por la na­da­do­ra del CN Ar­tei­xo Al­ba Gó­mez en las prue­bas de 100 y 200 bra­za y al sub­cam­peo­na­to lo­gra­do por el infantil Álex La­ges (del CN Ri­bei­ra) en los 400 li­bre. El CN Ga­lai­co fe­me­nino de re­le­vos se pro­cla­mó cam­peón de Es­pa­ña jú­nior en los 4x100 y los 4x200 li­bres.

Otros ga­lle­gos des­ta­ca­dos en Gi­jón fue­ron los jú­nio­res Xa­bier Carneiro, Mar­cos Gar­cía Ga­ray (Club del Mar), Ane de la Fuen­te (CN Li­ceo), Ma­nuel To­mé (CN Ri­bei­ra), Ma­ría Bar­bier (RCN Vi­go), Cla­ra Ote­ro (CN Ga­lai­co), Da­vid Gon­zá­lez (Pa­be­llón Ou­ren­se), Raúl Se­ga­de (Ar­zúa), Ta­nia Ro­me­ro (Por­ta­mi­ñá) y Ro­sa­lía So­ler (Vi­go), y los infantiles Pa­blo Ga­lán (Club del Mar), Juan Gon­zá­lez Ti­zón (CN Co­ru­ña), Car­la Faro (Pon­tea­reas), Ana Ti­mi­raos (Por­ta­mi­ñá), .

Pau­la Ote­ro (CN Li­ceo) ba­tió tres me­jo­res mar­cas ga­lle­gas de 13 años, en 800 li­bre, en 200 li­bre y en 200 ma­ri­po­sa. Águe­da Cons OU­REN­SE / LA VOZ

Con Mi­guel Án­gel Ji­mé­nez se in­tro­du­jo el pre­pa­ra­dor fí­si­co ou­ren­sano Emi­lio Pe­rei­ra en el mun­do del golf, ha­ce tre­ce años, y des­de en­ton­ces ha di­ri­gi­do los en­tre­na­mien­tos de al­gu­nos de los prin­ci­pa­les gol­fis­tas es­pa­ño­les, co­mo Ra­fael Ca­bre­ra y Jo­sé Ma­ría Ola­zá­bal. Con es­tos dos úl­ti­mos si­gue tra­ba­jan­do en la ac­tua­li­dad y acom­pa­ñán­do­les en los cir­cui­tos. El pre­pa­ra­dor —que ha es­ta­do es­ta se­ma­na en Ou­ren­se vi­si­tan­do a su fa­mi­lia en una de sus po­cas pa­ra­das en tem­po­ra­das de 25 se­ma­nas de via­jes— re­si­de en To­rre­mo­li­nos (Málaga) y re­gre­sa el lu­nes a Es­ta­dos Uni­dos, a Mi­si­si­pi.

Emi­lio Pe­rei­ra ha lle­va­do la de­li­ca­da pre­pa­ra­ción fí­si­ca del do­ble ga­na­dor del Masters de Au­gus­ta Jo­sé Ma­ría Ola­zá­bal, que ha re­to­ma­do la com­pe­ti­ción des­pués de un año y me­dio pa­ra­do por un pro­ble­ma fí­si­co. El ju­ga­dor vas­co compite ac­tual­men­te en el cir­cui­to eu­ro­peo y el Cham­pions Tour de la PGA, que reúne a ju­ga­do­res de más de 50 años.

«La vuel­ta de Ola­zá­bal a la com­pe­ti­ción ha si­do con una pre­pa­ra­ción muy pro­gre­si­va, de em­pe­zar con na­da a pa­sar a tra­ba­jar él so­lo con su pro­pio pe­so, pa­ra ir lue­go in­tro­du­cien­do una car­ga li­via­na y des­pués más al­ta», ex­pli­ca el pre­pa­ra­dor. «Lo más im­por­tan­te es evi­tar que se le­sio­ne, por lo que se­gui­mos con car­gas me­no­res. Su tem­po­ra­da in­clu­ye dos cir­cui­tos y hay que te­ner cui­da­do por­que se pue­de ha­cer da­ño», ad­vier­te el téc­ni­co.

El golf, aun sien­do un de­por­te muy téc­ni­co, ha ido ad­qui­rien­do du­ran­te los úl­ti­mos años un com­po­nen­te de pre­pa­ra­ción fí­si- Pe­rei­ra, afin­can­do en To­rre­mo­li­nos, pa­sa unos días de des­can­so en Ou­ren­se.

ca im­por­tan­te. «Ca­da vez el gol­fis­ta ne­ce­si­ta ser más fuer­te fí­si­ca­men­te, más atle­ta. Los cam­pos son más gran­des y las tem­po­ra­das son más lar­gas», ex­pli­ca Pe­rei­ra.

Aho­ra el cuer­po de la ma­yo­ría de los ju­ga­do­res jó­ve­nes ya se em­pie­za a pu­lir des­de que son to­da­vía ni­ños. Al que ha vis­to Emi­lio Pe­rei­ra evo­lu­cio­nar más en su for­ta­le­za ha si­do al no­rir­lan­dés Rory Mcll­roy. «Ha te­ni­do una evo­lu­ción fí­si­ca bru­tal. Sa­bía

que te­nía que cam­biar y lo hi­zo». Tam­bién ob­ser­va que los ju­ga­do­res más jó­ve­nes ya tie­nen psi­có­lo­go o men­tal coach. No así los ve­te­ra­nos co­mo Ola­zá­bal o Ji­mé­nez. Pe­rei­ra re­co­no­ce que, a ve­ces, por la can­ti­dad de tiem­po que pa­san jun­tos, ha ve­ni­do a rea­li­zar ese pa­pel.

Con Ola­zá­bal y con los otros ju­ga­do­res es­pa­ño­les que pre­pa­ra —ade­más de dos gol­fis­tas fe­me­ni­nas, una no­rue­ga y otra ma­rro­quí— el pre­pa­ra­dor fí­si­co ou­ren­sano

com­par­te mu­chas se­ma­nas de via­je ca­da año. «Me di­vi­do por se­ma­nas y por tor­neos», ex­pli­ca so­bre có­mo se or­ga­ni­za pa­ra aten­der a to­dos.

El golf, co­mo el tenis, es un de­por­te in­di­vi­dual, so­li­ta­rio, que exi­ge mu­chos via­jes, y en el que los pro­fe­sio­na­les aca­ban crean­do una fa­mi­lia con su equi­po téc­ni­co. Emi­lio Pe­rei­ra en­tre ellos. «Cuan­do Ola­zá­bal ha­bla con Na­dal lo di­cen, que tie­nen una vi­da muy pa­re­ci­da. Van se­ma­na a se­ma­na, con un equi­po de to­da la vi­da y pa­san mu­cho tiem­po so­los», ase­ve­ra el pre­pa­ra­dor.

Es­te po­li­cía na­cio­nal en ex­ce­den­cia se for­mó co­mo en­tre­na­dor per­so­nal y an­tes del golf pre­pa­ró a de­por­tis­tas pa­ra­lím­pi­cos y es­tu­vo en los Jue­gos de Pe­kín 2008 y Lon­dres 2012.

«La vuel­ta de Ola­zá­bal a la com­pe­ti­ción ha si­do con una pre­pa­ra­ción muy pro­gre­si­va» «Ca­da vez el gol­fis­ta ne­ce­si­ta ser más fuer­te, más atle­ta, las tem­po­ra­das son más lar­gas»

SAN­TI M. AMIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.