Ga­li­cia se re­sis­te al CSI pe­rruno

La idea de ana­li­zar ADN de los ca­nes pa­ra crear ban­cos ge­né­ti­cos y «ca­zar» a due­ños de mas­co­tas que no re­co­gen los ex­cre­men­tos, co­mo ha he­cho Málaga, no pros­pe­ra en los con­ce­llos

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sociedad -

La idea de po­ner en mar­cha ban­cos de ADN ca­nino pa­ra «ca­zar» a los pro­pie­ta­rios de mas­co­tas que no re­co­gen las he­ces, apro­ba­da el lu­nes en Málaga, no lo­gra ha­cer­se un hue­co en Ga­li­cia. Aun­que la ini­cia­ti­va fue so­pe­sa­da en Lu­go, a pro­pues­ta de Lu­go­no­vo, y en O Bar­co de Val­deo­rras, no aca­bó pros­pe­ran­do en nin­guno de los dos con­ce­llos. Ade­más, no es una me­di­da que cuen­te con el apo­yo uná­ni­me de los co­le­gios ve­te­ri­na­rios. Des­de el de Lu­go, por ejem­plo, su res­pon­sa­ble, Ana Ló­pez, di­ce que ya hay una ley que es­ta­ble­ce una san­ción pa­ra aque­llos que no re­co­gen e in­cum­plen de esa for­ma las or­de­nan­zas mu­ni­ci­pa­les. Tam­bién re­cuer­da que exis­te una nor­ma­ti­va in­ter­na­cio­nal de iden­ti­fi­ca­ción que de­be­ría bas­tar. La cues­tión es apos­tar por la edu­ca­ción y el ci­vis­mo.

Vi­gi­lar y po­ner mul­tas a los pro­pie­ta­rios que se co­ge in fra­gan­ti es la al­ter­na­ti­va que usan

la ma­yor par­te de los con­ce­llos en Ga­li­cia pa­ra lo­grar­lo. Por­que, co­mo di­cen des­de el go­bierno lo­cal de Alla­riz, «o do ADN resulta in­via­ble por­que é ca­ro e por­que po­den ser cans de tu­ris­tas». Las san­cio­nes pue­den lle­gar a los 1.800 eu­ros pa­ra los que son «ca­za­dos» más de una vez, co­mo en el ca­so de Ou­ren­se.

Pe­ro lo de ca­ro es re­la­ti­vo, por­que, co­mo apun­tan des­de Vet­ge­no­mics (la emer­gen­te de la Au­tó­no­ma de Bar­ce­lo­na que ha di­se­ña­do una prue­ba pa­ra es­te ca­so con­cre­to y que ha­ce las ana­lí­ti­cas pa­ra va­rios mu­ni­ci­pios ca­ta­la­nes), los test cues­tan en­tre 30 y 35 eu­ros «cuan­do la mul­ta me­dia por no re­co­ger es de unos 300». Pe­ro

no so­lo eso. Aña­den que las ana­lí­ti­cas —que pue­den sa­ber cuán­do hay ADN de más de un in­di­vi­duo— no so­lo son usa­das con el ob­je­ti­vo de des­cu­brir al que no re­co­ge, tam­bién va­len pa­ra lu­char con­tra el aban­dono de ca­nes con el ob­je­ti­vo úl­ti­mo de erra­di­car am­bos pro­ble­mas pa­ra no te­ner que ha­cer nin­gu­na prue­ba.

La cues­tión que más preo­cu­pa es có­mo pi­llar a los que con­vier­ten los par­ques en cam­pos de mi­nas. En Na­rón, por ejem­plo, em­pren­die­ron una cam­pa­ña de tres me­ses con agen­tes de pai­sano que hi­zo que el número de ex­cre­men­tos ba­ja­ra. La idea es que aquel que no lim­pie pa­gue. En Bueu no so­lo usan es­te mé­to­do, ade­más quie­ren ha­bi­li­tar unas má­qui­nas ex­pen­de­do­ras de bol­sas pa­ra que los due­ños no pon­gan eso co­mo ex­cu­sa pa­ra no re­co­ger.

En Fe­rrol, con­si­de­ran que de ha­ber to­dos los me­dios ne­ce­sa­rios pa­ra po­der rea­li­zar las prue­bas de ADN de pe­rros «se­ría una me­di­da ge­nial», pe­ro no hay nin­gu­na pre­vi­sión al res­pec­to.

Ahí la Po­li­cía Lo­cal reali­zó un ope­ra­ti­vo es­pe­cial re­cien­te­men­te por las múl­ti­ples de­nun­cias so­bre ca­cas de ca­nes.

Pon­te­ve­dra no pre­vé ha­cer un ban­co de ADN, pe­ro man­tie­ne ac­ti­vas cam­pa­ñas re­gu­la­res de con­cien­cia­ción so­bre las ca­cas de los pe­rros. No se de­tec­ta la exis­ten­cia de un gran pro­ble­ma so­bre es­te asun­to en la ciu­dad, pe­ro co­mo otros mu­chos con­ce­llos cree que la cla­ve es edu­car.

In­for­ma­ción rea­li­za­da con la co­la­bo­ra­ción de las edi­cio­nes de Pon­te­ve­dra, San­tia­go, Ou­ren­se, Lu­go, Fe­rrol y A Co­ru­ña.

ÓS­CAR CELA

La cul­pa no es de los ani­ma­les. No hay que re­bus­car mu­cho al pa­sear por el adar­ve de la Mu­ra­lla pa­ra en­con­trar al­go que a na­die le gus­ta­ría pi­sar. No re­co­ger las he­ces de un ani­mal es un ac­to que no so­lo per­ju­di­ca al pú­bli­co en ge­ne­ral, tam­bién al pro­pie­ta­rio que cum­ple la nor­ma­ti­va, que po­dría ver li­mi­ta­do el ac­ce­so a de­ter­mi­na­dos lu­ga­res de­bi­do a los que no cum­plen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.