Me­dia Ga­li­cia si­gue hoy en aler­ta na­ran­ja por nie­ve y sin trans­por­te es­co­lar

Las ne­va­das fue­ron abun­dan­tes en gran par­te de la co­mu­ni­dad y lle­ga­ron has­ta Santiago

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - S. ACOS­TA

Me­dia Ga­li­cia, en to­tal 173 ayun­ta­mien­tos, si­guen en aler­ta na­ran­ja por nie­ve has­ta es­te me­dio­día. Los con­ce­llos del sur y no­roes­te de Ou­ren­se, el sur de la pro­vin­cia de Lu­go, el in­te­rior de Pon­te­ve­dra y A Co­ru­ña y el cen­tro de Lu­go han ama­ne­ci­do te­ñi­dos de blan­co, in­clu­so en Santiago ca­ye­ron ayer por la tar­de al­gu­nos co­pos. Los alum­nos de to­dos es­tos mu­ni­ci­pios se han que­da­do un día más sin trans­por­te es­co­lar por la ma­ña­na, aun­que sí ha­brá au­to­bús de re­gre­so, ya que se es­pe­ra que a par­tir de las do­ce del me­dio­día me­jo­ren las con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas. So­lo los co­le­gios pú­bli­cos de San­ta Com­ba han de­ci­di­do sus­pen­der la actividad lec­ti­va du­ran­te el día de hoy. La au­sen­cia de ni­ños fue la no­ta do­mi­nan­te de ayer en mu­chos co­le­gios gallegos, co­mo en Cas­tro Cal­de­las, Ago­la­da y Do­zón, en­tre otros mu­chos mu­ni­ci­pios.

Y con lle­ga­da de la nie­ve, los ac­ci­den­tes de trá­fi­co. El más gra­ve se pro­du­jo ayer por la tar­de en Mu­ros co­mo con­se­cuen­cia de la he­la­da. Una mu­jer que­dó atra­pa­da en el vehícu­lo al ate­rri­zar el co­che en el que iba en un des­ni­vel de cin­co me­tros y co­li­sio­nar con­tra unos pi­nos. Fue en la AC-400 y en el in­te­rior via­ja­ban dos mujeres. Tras ser ex­car­ce­la­da, fue tras­la­da­da en am­bu­lan­cia al hos­pi­tal de Cee.

Tam­bién en la au­to­vía de Fe­rrol a Vi­lal­ba, la AG64, se re­gis­tra­ron dos ac­ci­den­tes en un tra­mo de me­dio ki­ló­me­tro coin­ci­dien­do con una fuer­te gra­ni­za­da. Fue a las cua­tro de la tar­de. En to­tal se vie­ron im­pli­ca­dos cua­tro tu­ris­mos y dos ca­mio­nes ar­ti­cu­la­dos. Se re­co­mien­da no uti­li­zar el co­che sal­vo que sea ne­ce­sa­rio y, si se co­ge, se de­be com­pro­bar el es­ta­do de las rue­das y lle­var ca­de­nas. Tam­bién, en ca­so de ur­gen­cia, se pue­de lla­mar al 112.

La co­ta de nie­ve irá su­bien­do hoy a me­di­da que avan­ce la jor­na­da y se es­pe­ra que por la tar­de al­can­ce ya los 700 me­tros, por lo que a par­tir de las do­ce del me­dio­día las aler­tas por acu­mu­la­ción de nie­ve que­da­rán des­ac­ti­va­das. Aun así, la ma­sa de ai­re po­lar ár­ti­co ma­rí­ti­mo se­gui­rá apor­tan­do ines­ta­bi­li­dad a Ga­li­cia du­ran­te el fin de se­ma­na. Se­gún in­for­ma la Agencia Es­ta­tal de Me­teo­ro­lo­gía (Ae­met), las llu­vias En Cas­tro Cal­de­las, los po­cos alum­nos del co­le­gio Vir­xe dos Re­me­dios que asis­tie­ron a cla­se se ani­ma­ron a ju­gar con la nie­ve. y los chu­bas­cos se­rán ge­ne­ra­li­za­dos, más in­ten­sos en los li­to­ra­les de Lu­go y A Co­ru­ña y pue­de ha­ber tor­men­tas y gra­ni­zo. En la cos­ta ha­brá ra­chas fuer­tes de vien­to. Las tem­pe­ra­tu­ras mí­ni­mas se man­ten­drán en­tre los ce­ro gra­dos de Lu­go y los sie­te de A Co­ru­ña. Mien­tras que las má­xi­mas no su­pe­rarán los do­ce gra­dos.

Ma­ña­na el tiem­po se­gui­rá sien­do ines­ta­ble. Los chu­bas­cos in­ter­mi­ten­tes ju­ga­rán un pa­pel pro- LA VOZ

ta­go­nis­ta du­ran­te to­da la jor­na­da y se­rán de nie­ve por en­ci­ma de los 800 me­tros: «Las tem­pe­ra­tu­ras má­xi­mas su­birán al­go y el sá­ba­do, un po­co más, pe­ro na­da que ver con los va­lo­res al­tos de la se­ma­na pa­sa­da. Que­da­rán diez gra­dos por de­ba­jo», co­men­ta Ana La­ge, de Me­teo­Ga­li­cia.

Con in­for­ma­ción de M. Ascón , M. Mos­tei­ro, J. M. San­de, M. Gil, P. Cal­vei­ro, R. Pé­rez, C. Ló­pez, M. Co­bas

En Cas­tro Cal­de­las la jor­na­da de tem­po­ral se vi­vió con sen­ti­mien­tos en­con­tra­dos: en­tre el día de va­ca­cio­nes de los más pe­que­ños y la preo­cu­pa­ción que man­tie­ne en vi­lo a los ve­ci­nos de O Cas­tro. El día ama­ne­ció con in­ten­ción de des­au­to­ri­zar las pre­vi­sio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas; en el pue­blo lu­cía el sol a me­dia ma­ña­na y al­gu­nos ya ha­bían pues­to so­bre las me­sas de los ba­res el te­ma de de­ba­te pre­fe­ri­do en es­tas oca­sio­nes, que no es otro que el alar­mis­mo que se da a ve­ces con de­ter­mi­na­das aler­tas por el mal tiem­po.

El río Mao, ba­jo y con nie­ve

El tra­yec­to por la OU-536, la ca­rre­te­ra que une Ou­ren­se con Tri­ves —lue­go cam­bia de de­no­mi­na­ción en su re­co­rri­do has­ta O Bar­co de Val­deo­rras—, no apor­ta­ba bue­nos pre­sa­gios: en Ca­se­tas do Ro­di­cio los co­pos de nie­ve eran una evi­den­cia y a la al­tu­ra del des­vío a Mon­te­de­rra­mo —siem­pre nie­va en Mon­te­de­rra­mo— la nie­ve ya te­ñía de blan­co la ca­rre­te­ra y las ori­llas del río Mao, que da­ban cuen­ta del es­ca­so cau­dal pa­ra es­ta épo­ca del año, lu­cían aún más ne­va­das.

En Cas­tro Cal­de­las, don­de no pa­sa­ban de un cie­lo en­ca­po­ta­do, la nie­ve era so­lo una le­yen­da has­ta que de­ci­dió ti­rar­se al sue­lo to­da de gol­pe. En unos mi­nu­tos, la vi­lla acos­ta­da a los pies del cas­ti­llo de la Ca­sa de Al­ba se con­vir­tió en un man­to blan­co. Con las cla­ses ba­jo mí­ni­mos por el tem­po­ral y la sus­pen­sión del trans­por­te, al co­le­gio Vir­xe dos Re­me­dios acu­die­ron ape­nas 13 ni­ños. El cen­tro es­co­lar tie­ne una ma­trí­cu­la de 83 alum­nos y una plan­ti­lla com­pues­ta por una vein­te­na de pro­fe­so­res.

La co­mar­ca su­fre una se­ve­ra des­po­bla­ción, y el Vir­xe dos Re­me­dios es el co­le­gio de re­fe­ren­cia pa­ra alum­nos de mu­chos de los mu­ni­ci­pios de la zo­na —Pa­ra­da de Sil, Chan­dre­xa, San Xoán de Río, Mon­te­de­rra­mo, Ma­ce­da—, pe­ro a las au­las so­lo acu­die­ron los ni­ños que vi­ven en O Cas­tro. La se­sión de ví­deo, con las águi­las co­mo pro­ta­go­nis­tas, se in­te­rrum­pe pa­ra sa­lir a ha­cer­se una fo­to en el pa­tio... y la des­ban­da­da fue ge­ne­ral. Vue­lan las bo­las de nie­ve y la más pe­que­ña del gru­po, 2 años, se tira de los bra­zos al sue­lo pa­ra cu­le­brear en­tre los co­pos y su­mar­se a la ba­ta­lla.

Aba­jo, en los ba­res del pue­blo, al­gu­nos se acuer­dan de Ra­món Ló­pez. El ve­cino, de 89 años, lle­va des­apa­re­ci­do des­de el pa­sa­do día 13 y to­das las bús­que­das y ba­ti­das rea­li­za­das has­ta la fe­cha no han da­do re­sul­ta­do po­si­ti­vo. El frío y la in­ten­sa ne­va­da in­cre­men­tan los ma­los pre­sa­gios y la im­po­ten­cia.

SANTI M. AMIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.