¿Y aho­ra có­mo vuel­vo yo del co­le a ca­sa?

Con­fu­sión en­tre al­gu­nos pa­dres por la de­ci­sión de man­te­ner el trans­por­te es­co­lar pa­ra la ida y su­pri­mir­lo a la vuel­ta

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia -

Fue­ron en to­tal 7.919 alum­nos gallegos los que se vie­ron afec­ta­dos por la su­pre­sión del trans­por­te es­co­lar, una me­di­da que ha ge­ne­ra­do al­gu­nas crí­ti­cas en­tre los pa­dres ya que su­po­ne prác­ti­ca­men­te que­dar­se sin cla­se, aun­que la actividad lec­ti­va no se ha­ya sus­pen­di­do en es­tos mu­ni­ci­pios. La Con­se­lle­ría de Edu­ca­ción jus­ti­fi­ca es­ta de­ci­sión acla­ran­do que se ba­sa «na si­tua­ción de ris­co exis­ten­te pa­ra o trans­por­te co­lec­ti­vo en fun­ción da pre­di­ción me­teo­ro­ló­xi­ca» y con­si­de­ra que es­te ti­po de des­pla­za­mien­tos su­po­nen «un ris­co maior que nou­tro ti­po de vehícu­los, po­lo que adop­ta a de­ci­sión de sus­pen­der o trans­por­te es­co­lar co fin de ga­ran­tir a se­gu­ri­da­de do alum­na­do».

La sus­pen­sión de los bu­ses es­co­la­res se ac­ti­va­ba ayer a me­dio­día has­ta hoy a la mis­ma ho­ra, de tal ma­ne­ra que ayer es­ta­ba ope­ra­ti­vo a la ho­ra de lle­var a los es­co­la­res a cla­se, pe­ro no pa­ra re­co­ger­los a la sa­li­da. Hoy, en cam­bio, ocu­rre lo con­tra­rio: los alum­nos de los 173 con­ce­llos afec­ta­dos por la me­di­da, en ca­so de que sus pa­dres quie­ran que acu­dan al co­le­gio, de­ben bus­car un trans­por­te al­ter­na­ti­vo pa­ra lle­gar, pe­ro sí ten­drán au­to­bús pa­ra re­gre­sar a ca­sa. Es­ta si­tua­ción creó con­fu­sión en al­gu­nas fa­mi­lias. En mu­chos ca­sos, los pa­dres op­ta­ron por no en­viar a los ni­ños al co­le­gio, de ma­ne­ra que mu­chas au­las se que­da­ron va­cías.

Re­frie­ga po­lí­ti­ca

La me­di­da adop­ta­da por la Xunta dio tam­bién pie a la re­frie­ga po­lí­ti­ca: el por­ta­voz de edu­ca­ción del gru­po par­la­men­ta­rio so­cia­lis­ta, Luis Ál­va­rez, acu­só ayer al Go­bierno ga­lle­go de tras­la­dar­les a los pa­dres y a las di­rec­cio­nes de los cen­tros edu­ca­ti­vos «a res­pon­sa­bi­li­da­de de ga­ran­tir o fun­cio­na­men­to do trans­por­te e a sus­pen­sión das cla­ses», po­si­ción que tam­bién se­cun­da­ron sin­di­ca­tos edu­ca­ti­vos. El con­se­llei­ro de Edu­ca­ción, Ro­mán Ro­drí­guez, in­sis­tió en que las aler­tas las emi­te la Agencia Es­ta­tal de Me­teo­ro­lo­gía (Ae­met), y que hu­bie­se si­do irres­pon­sa­ble no aten­der­las. Asi­mis­mo, re­cor­dó que, aun­que el trans­por­te co­lec­ti­vo no po­día cir­cu­lar, el pri­va­do sí. So­bre una po­si­ble anu­la­ción de las cla­ses, Ro­drí­guez ar­gu­men­tó que esa po­si­bi­li­dad se ha­bía des­car­ta­do por la di­fe­ren­cia en las pre­vi­sio­nes se­gún las zo­nas. En to­do ca­so, di­jo, se de­le­gó esa po­si­bi­li­dad en los di­rec­to­res de los cen­tros, que sí po­dían de­ci­dir sus­pen­der la actividad lec­ti­va si con­si­de­ra­ban que exis­tía al­gún ries­go. Aun­que las cla­ses no se sus­pen­die­ron, Edu­ca­ción sí can­ce­ló to­das las ac­ti­vi­da­des que se desa­rro­llan en el ex­te­rior de los cen­tros edu­ca­ti­vos pa­ra evi­tar po­si­bles per­can­ces. Un au­to­bús es­co­lar pa­ra­do por cau­sa de la ne­va­da en Cas­tro Cal­de­las.

SANTI M. AMIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.