«Cual­quier detalle pue­de ayu­dar, por in­sig­ni­fi­can­te, ri­dícu­lo o pe­que­ño que pa­rez­ca»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia -

Dia­na Ló­pez-Pi­nel sa­be, por el cur­so de in­ves­ti­ga­cio­nes pa­sa­das so­bre desaparecidos, que cual­quier detalle, apa­ren­te­men­te ino­cuo, pue­de re­sul­tar cla­ve pa­ra re­sol­ver un ca­so co­mo el de su hi­ja. Por eso, no du­da en ha­cer el enési­mo lla­ma­mien­to pú­bli­co pa­ra co­no­cer nue­vos de­ta­lles que ayu­den a dar con el pa­ra­de­ro de su hi­ja ma­yor.

—¿Cree que la so­cie­dad to­da­vía pue­de ayu­dar? —Cla­ro que sí, lo que me gus­ta­ría es que al­guien que pu­die­ra ha­ber vis­to al­go, aho­ra que han pa­sa­do sie­te me­ses, no ten­ga mie­do en contarlo. Cual­quier detalle pue­de ayu­dar por in­sig­ni­fi­can­te, ri­dícu­lo o pe­que­ño que pa­rez­ca. Si la vie­ron ha­blar con al­guien, có­mo era esa per­so­na, si de re­pen­te vie­ron al­go ra­ro, ya que ella re­gre­só so­bre las dos y me­dia de la ma­ña­na y la fiesta ter­mi­nó mu­cho más tar­de. —¿Por qué cree que de­ci­dió dar por fi­na­li­za­da la fiesta y vol­ver a ca­sa so­la? —Se abu­rría, no hay más. Dia­na no es una chi­ca de sa­lir has­ta las tan­tas, ni mu­chí­si­mo me­nos. No le gus­ta be­ber, no es chi­ca que fu­me po­rros, no es una chi­ca... En­ton­ces lle­ga un mo­men­to en el que si no es­tá a gus­to, se va a ca­sa, y es que ella, ade­más, es muy ca­se­ra. En­ton­ces, le pide la su­da­de­ra a su ami­ga con la in­ten­ción de su­bir an­dan­do a nues­tra ca­sa. Pe­ro, bueno, hay otra co­sa que no me cua­dra, ya que a las dos y me­dia de la ma­dru­ga­da la fe­ria to­da­vía es­ta­ba mon­ta­da y son mu­chas las po­si­bi­li­da­des de que al­guien pa­sa­ra por allí y pu­die­ra ha­ber vis­to al­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.