El Par­la­men­to ca­ta­lán des­oye a sus le­tra­dos y al Cons­ti­tu­cio­nal y to­le­ra unos pre­su­pues­tos pa­ra la con­sul­ta

Los se­ce­sio­nis­tas se arries­gan a una que­re­lla por desobe­dien­cia

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - CRIS­TIAN REINO EFE

La Cá­ma­ra ca­ta­la­na dio ayer luz ver­de a las cuen­tas de la Ge­ne­ra­li­tat con los vo­tos de Junts pel Sí y la CUP, en el ca­so del se­gun­do con un apo­yo crí­ti­co, pues so­lo dos de los ocho dipu­tados an­ti­ca­pi­ta­lis­tas vo­ta­ron a fa­vor. Quin­ce me­ses des­pués de su in­ves­ti­du­ra, Car­les Puig­de­mont pu­do apro­bar sus pri­me­ros pre­su­pues­tos, lo que alla­na el in­cier­to pro­ce­so de des­co­ne­xión de Ca­ta­lu­ña del res­to de Es­pa­ña y per­mi­te a los in­de­pen­den­tis­tas po­ner rum­bo, con to­das las he­rra­mien­tas en la mano que pe­día Puig­de­mont, ha­cia el re­fe­ren­do uni­la­te­ral, pre­vis­to co­mo muy tar­de pa­ra sep­tiem­bre.

Aun­que a trom­pi­co­nes y ca­si im­pro­vi­san­do a la ca­rre­ra, el pro­ce­so so­be­ra­nis­ta si­gue dan­do pa­sos ha­cia la rup­tu­ra y, a pe­sar de que las re­la­cio­nes en­tre los dos so­cios se­ce­sio­nis­tas son muy de­li­ca­das, am­bos man­tie­nen el com­pro­mi­so de per­ma­ne­cer jun­tos has­ta la ce­le­bra­ción de la con­sul­ta.

Junts pel Sí y la CUP en­via­ron ayer un nue­vo men­sa­je de que van a por to­das y que las po­si­bles in­ha­bi­li­ta­cio­nes no les ha­rán pi­sar el freno. Y es que, los pre­su­pues­tos de la «po­sau­to­no­mía a la prein­de­pen­den­cia», co­mo los de­fi­nió Car­les Puig­de­mont, in­clu­yen una dis­po­si­ción adi­cio­nal, que ins­ta al Eje­cu­ti­vo ca­ta­lán a «ha­bi­li­tar las par­ti­das ne­ce­sa­rias pa­ra ha­cer fren­te al pro­ce­so re­fren­da­rio so­bre el fu­tu­ro po­lí­ti­co de Ca­ta­lu­ña». Por pri­me­ra vez el Go­bierno ca­ta­lán in­cor­po­ra el re­fe­ren­do de ma­ne­ra ex­plí­ci­ta en su ley de pre­su­pues­tos, ex­tre­mo que el Con­se­jo de Ga­ran­tías Es­ta­tu­ta­rias (el Cons­ti­tu­cio­nal ca­ta­lán) afir­mó días atrás que es in­cons­ti­tu­cio­nal y con­tra­rio al Es­ta­tu­to ca­ta­lán. Y que pro­vo­có ayer un agrio de­ba­te en la Cá­ma­ra ca­ta­la­na, ya que an­tes del ini­cio del pleno, los le­tra­dos del Par­la­men­to au­to­nó­mi­co ela­bo­ra­ron un in­for­me que con­clu­ye que vo­tar esa dis­po­si­ción im­pli­ca­ría des­obe­de­cer al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal.

«La vo­ta­ción y even­tual apro­ba­ción com­por­ta­ría ig­no­rar la ad­ver­ten­cia» que hi­zo el Cons­ti­tu­cio­nal a los miem­bros de la Me­sa y a su pre­si­den­ta, Car­me For­ca­dell, de su de­ber de pa­ra­li­zar o im­pe­dir cual­quier ini­cia­ti­va re­la­cio­na­da con el des­plie­gue de la ho­ja de ru­ta in­de­pen­den­tis­ta, de­cían los ju­ris­tas.

Im­pug­na­ción

Aun así, el con­se­je­ro de Eco­no­mía, Oriol Jun­que­ras, se negó a re­ti­rar la en­mien­da del pro­yec­to de pre­su­pues­tos, y Junts pel Sí y la CUP ig­no­ra­ron el avi­so de los le­tra­dos y sa­ca­ron el tex­to ade­lan­te, Puig­de­mont con­ver­sa con For­ca­dell, quien te­nía el de­ber de pa­ra­li­zar to­da ini­cia­ti­va se­ce­sio­nis­ta co­mo le ad­vir­tió el Cons­ti­tu­cio­nal.

por lo que los miem­bros in­de­pen­den­tis­tas de la Me­sa, la pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra e in­clu­so to­dos los dipu­tados se­ce­sio­nis­tas (a los que se su­mó una diputada dís­co­la de Po­de­mos) que vo­ta­ron a fa­vor de la dis­po­si­ción

adi­cio­nal se ex­po­nen a que la Fis­ca­lía pre­sen­te una que­re­lla por desobe­dien­cia, co­mo las dos que Car­me For­ca­dell tie­ne en cur­so en el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ca­ta­lu­ña.

Ciu­da­da­nos, PSC y el PP, en cam­bio, se ne­ga­ron a vo­tar. Las fuer­zas de la opo­si­ción acu­sa­ron al Go­bierno ca­ta­lán de ha­ber atra­ve­sa­do el Ru­bi­cón y anun­cia­ron que im­pug­na­rán la dis­po­si­ción adi­cio­nal al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal.

Su­pe­ra­da la vo­ta­ción de los pre­su­pues­tos, nue­ve me­ses des­pués de que la CUP los tum­ba­ra por pri­me­ra vez, el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat se fe­li­ci­tó por que el pro­ce­so «avan­za» se­gún los pla­zos pre­vis­tos. «Lle­ga­re­mos al fi­nal de los 18 me­ses mar­ca­dos ha­bien­do he­cho el tra­ba­jo», di­jo. A par­tir de aho­ra se abre un pe­río­do, en el que el Go­bierno ca­ta­lán man­ten­drá la ofer­ta de diá­lo­go con el Eje­cu­ti­vo cen­tral, pe­ro al mis­mo tiem­po se pre­pa­ra­rá pa­ra la des­co­ne­xión uni­la­te­ral. El día de Sant Jor­di (23 de abril), Puig­de­mont po­dría anun­ciar la fe­cha del re­fe­ren­do. Con el ho­ri­zon­te in­me­dia­to de la ley de tran­si­to­rie­dad ju­rí­di­ca, pa­ra dar pa­so a la con­sul­ta que el Go­bierno cen­tral ase­gu­ra que no per­mi­ti­rá ce­le­brar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.