EE.UU. pro­po­ne crear zo­nas se­gu­ras pa­ra los re­fu­gia­dos en Si­ria

Ti­ller­son exi­gen a los paí­ses de la coa­li­ción yiha­dis­ta que in­cre­men­ten sus con­tri­bu­cio­nes

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - ADRIA­NA REY

68 paí­ses y un ob­je­ti­vo co­mún: de­mo­ler y des­truir a los te­rro­ris­tas del Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI). Es­tos son los pi­la­res de la cum­bre que ayer reunió en Wa­shing­ton (por pri­me­ra vez des­de que Do­nald Trump es pre­si­den­te), a los mi­nis­tros de Ex­te­rio­res que in­te­gran la cam­pa­ña con­tra el ca­li­fa­to. «De­rro­tar al Es­ta­do Is­lá­mi­co es nues­tra prio­ri­dad nú­me­ro uno», reite­ró el se­cre­ta­rio de Es­ta­do, Rex Ti­ller­son, an­tes de anun­ciar que EE.UU. tra­ta­rá de es­ta­ble­cer zo­nas se­gu­ras en Si­ria, me­dian­tes tre­guas, pa­ra que re­fu­gia­dos y des­pla­za­dos in­ter­nos pue­dan vol­ver a sus ca­sas.

A pe­sar de que Ti­ller­son dio po­cos de­ta­lles so­bre es­te nue­vo com­pro­mi­so de las fuer­zas es­ta­dou­ni­den­ses, se es­pe­ra que esas zo­nas se ubi­quen en las áreas an­te­rior­men­te con­tro­la­das por el EI o gru­pos vin­cu­la­dos a Al Qai­da y que ya han si­do li­be­ra­das tras los ata­ques de la coa­li­ción.

El je­fe de la di­plo­ma­cia es­ta­dou­ni­den­se va­ti­ci­nó ade­más la pró­xi­ma muer­te del má­xi­mo lí­der del EI, Abu Bakr al Bag­da­di. «Ca­si to­dos sus ayu­dan­tes más des­ta­ca­dos ya es­tán muertos, in­clui­do el que pla­neó los ata­ques en Bru­se­las y Pa­rís. Es so­lo cues­tión de tiem­po que el pro­pio Al Bag­da­di en­cuen­tre el mis­mo des­tino», di­jo.

Los es­fuer­zos de EE.UU. se­rán sig­ni­fi­ca­ti­vos y su pre­sión con­tra los te­rro­ris­tas en Si­ria e Irak irá en aumento, eso sí, el res­to de po­ten­cias de­be­rán com­pro­me­ter­se a man­te­ner un per­fil si­mi­lar: «EE.UU. se­gui­rá ha­cien­do su par- te, pe­ro las cir­cuns­tan­cias so­bre el te­rreno re­quie­ren más de to­dos us­te­des», ins­tó el je­fe de la di­plo­ma­cia an­te las de­ce­nas sus ho­mó­lo­gos, en­tre los que es­ta­ba el es­pa­ñol Al­fon­so Das­tis. El es­ta­dou­ni­den­se no ol­vi­dó ti­rar de da­tos pa­ra jus­ti­fi­car su pe­ti­ción y re­cor­dó que su país apor­ta el 75 % de los re­cur­sos mi­li­ta­res y el 25 % de la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria.

Su de­man­da se en­mar­ca en la ha­bi­tual re­cla­ma­ción que Trump lan­za so­bre la apor­ta­ción de su país en re­la­ción al res­to de po­ten­cias alia­das y que ha ori­gi­na­do por ejem­plo, las ten­sio­nes ac­tua­les con la OTAN. En es­te sen­ti­do, Wa­shing­ton bus­ca aca­bar con las du­das del com­pro­mi­so del neo­yor­quino con res­pec­to a la alian­za y por ello la Ca­sa Blan­ca con­fir­mó que el re­pu­bli­cano par­ti­ci­pa­rá en la cum­bre de la OTAN en Bru­se­las, el 25 de ma­yo.

Ma­tan­za de ci­vi­les

El im­pul­so de Trump en la lu­cha con­tra el Es­ta­do Is­lá­mi­co coin­ci­dió con la muer­te de 33 ci­vi­les en un bom­bar­deo de la coa­li­ción in­ter­na­cio­nal li­de­ra­da por EE.UU. el pa­sa­do lu­nes en la pro­vin­cia de Ra­qa, que ser­vía co­mo cen­tro de aco­gi­da de des­pla­za­dos, se­gún el Ob­ser­va­to­rio Si­rio de De­re­chos Hu­ma­nos. No se des­car­tan que ha­ya mu­chos más cuer­pos ba­jo los es­com­bros la es­cue­la es­tá ubi­ca­da al sur de Al Man­su­ra, una ciu­dad en ma­nos del EI, que sue­le ser blan­co de los ata­ques de la coa­li­ción.

Las Fuer­zas De­mo­crá­ti­cas Si­rias (FDS), una alian­za for­ma­da en­tre ára­bes y kur­dos y res­pal­da­da por Es­ta­dos Uni­dos, lle­va a ca­bo una ofen­si­va pa­ra re­con­quis­tar Ra­qa, el ma­yor feu­do del EI en Si­ria. Ha­ce unas se­ma­nas los 500 sol­da­dos es­ta­dou­ni­den­ses pre­sen­tes en la zo­na re­ci­bie­ron el re­fuer­zo de 400 miem­bros de la In­fan­te­ría de Ma­ri­na y de los Ran­gers pa­ra ha­cer fren­te a la ofen­si­va fi­nal. Una fa­mi­lia de des­pla­za­dos si­rios se ale­jan de los com­ba­tes en Ha­ma. Post

OMAR HAJ KADOUR AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.