Pi­den me­di­das pa­ra aca­bar con la vio­len­cia con­tra las mujeres en el fút­bol ga­lle­go

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes -

La Aso­cia­ción de Asis­ten­cia a Víc­ti­mas de Agre­sio­nes Se­xua­les de O Bai­xo Mi­ño (Ada­vas) pro­pu­so ayer a la Fe­de­ra­ción Ga­le­ga de Fút­bol y al par­la­men­to ga­lle­go que adop­ten ini­cia­ti­vas pa­ra evi­tar los in­sul­tos ma­chis­tas en los te­rre­nos de jue­go. Es­ta en­ti­dad con­si­de­ra que las des­ca­li­fi­ca­cio­nes por ser mu­jer que su­frió la co­le­gia­da Lorena No­vás en el cam­po del Lou­ro Ta­mei­ga de­ben mar­car un an­tes y un des­pués en el mundo del de­por­te ga­lle­go. La pre­si­den­ta de la aso­cia­ción, Ana Vi­cen­te, re­co­mien­da que se pon­gan en mar­cha ini­cia­ti­vas pa­ra fre­nar la vio­len­cia ma­chis­ta que se han em­pren­di­do en otras co­mu­ni­da­des. Des­ta­ca la cam­pa­ña Ce­ro In­sul­tos en la Ban­ca­da que des­de fe­bre­ro del año pa­sa­do ha­bi­li­ta a los ár­bi­tros de la Fe­de­ra­ción Ca­ta­la­na a de­te­ner un en­cuen­tro e in­clu­so sus­pen­der­lo en cual­quier ca­te­go­ría si es­cu­chan in­sul­tos, ac­ti­tu­des xe­nó­fo­bas o de vio­len­cia ma­chis­ta en las gra­das. Es­ta ini­cia­ti­va per­mi­tió que la ár­bi­tra Mar­ta Ga­le­go in­te­rrum­pie­ra un par­ti­do de se­gun­da re­gio­nal cuan­do al­guien del pú­bli­co la in­cre­pó con una ex­pre­sión ma­chis­ta idén­ti­ca a la que su­frió Lorena No­vás.

Ada­vas con­si­de­ra que los in­sul­tos que re­ci­bió la co­le­gia­da Lorena No­vás en Mos, por los que fue san­cio­na­do un miem­bro del cuer­po téc­ni­co del Lou­ro Ta­mei­ga, no son un ca­so ais­la­do. «Ár­bi­tras e xo­ga­do­ras es­tán máis que far­tas de co­men­ta­rios, in­sul­tos e vio­len­cias co­tiás que as nin­gu­nean, hu­mí­lla­nas e ofén­de­nas po­lo só fei­to de ser mu­lle­res», la­men­ta Ana Vi­cen­te, pa­ra las que pide al­go más que com­pren­sión, sino «fe­rra­men­tas e re­cur­sos re­gu­la­men­ta­rios pa­ra non ter que so­por­tar por máis tem­po es­tas inacep­ta­bles si­tua­cións».

Es­ta en­ti­dad cree que an­te las agre­sio­nes ma­chis­tas no hay otro ca­mino que un re­pro­che so­cial con­tun­den­te, que su­ce­de tras me­di­das le­gis­la­ti­vas y re­gla­men­ta­rias, así co­mo con cam­pa­ñas de sen­si­bi­li­za­ción y de pre­ven­ción de las vio­len­cias ma­chis­tas y que ten­drían que es­tar di­ri­gi­das no so­lo a ni­ños y ado­les­cen­tes, sino tam­bién a di­rec­ti­vas, res­pon­sa­bles de­por­ti­vos, pa­dres, ma­dres y afi­cio­na­dos que asis­ten a los en­cuen­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.