La bu­ro­cra­cia de­ja Bal­tar a oscuras

El PP cri­ti­ca las to­rre­tas sin luz y el Con­ce­llo ale­ga que ne­ce­si­ta per­mi­sos sec­to­ria­les

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - MAR­COS GAGO

El cam­bio de las lu­mi­na­rias fun­di­das o ave­ria­das en las to­rre­tas de la pla­ya de Bal­tar, en Por­to­no­vo, va pa­ra lar­go. Una cues­tión que pa­re­ce­ría fá­cil de so­lu­cio­nar en­cuen­tra en la bu­ro­cra­cia una ba­rre­ra que im­po­ne una tra­mi­ta­ción ad­mi­nis­tra­ti­va que po­dría pro­lon­gar la re­po­si­ción de las bom­bi­llas du­ran­te me­ses. Mien­tras las Ad­mi­nis­tra­cio­nes se po­nen de acuer­do, los usua­rios ten­drán que con­for­mar­se con pa­sear a oscuras por la pla­ya y el sen­de­ro en­ta­ri­ma­do de ma­de­ra, o em­plear pa­ra ca­mi­nar el pa­seo que con­for­ma la ace­ra que dis­cu­rre pa­ra­le­la a la ca­rre­te­ra PO-308.

El Par­ti­do Po­pu­lar dio ayer una di­men­sión pú­bli­ca al apa­gón de las to­rre­tas de Bal­tar. El por­ta­voz mu­ni­ci­pal del PP, Tel­mo Mar­tín, se­ña­ló en su Fa­ce­book que la pla­ya tie­ne sie­te to­rre­tas de ilu­mi­na­ción, ca­da una do­ta­da de cin­co pro­yec­to­res. En to­tal, en es­te tra­mo cos­te­ro hay 35 pro­yec­to­res, «de los cua­les so­lo fun­cio­nan bien cua­tro y par­pa­dean dos». El di­ri­gen­te po­pu­lar aña­de que, por lo tan­to, «hay 9 pro­yec­to­res con las lám­pa­ras fun­di­das des­de ha­ce mu­cho tiem­po y que el go­bierno local de­be­ría sus­ti­tuir lo an­tes po­si­ble pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad de la zo­na».

Mar­tín in­ci­de en que la ilu­mi­na­ción de la pla­ya cum­ple una do­ble fun­ción. Por un la­do, apor­ta se­gu­ri­dad a los vian­dan­tes y, por el otro, «evi­ta que el are­nal sea uti­li­za­do pa­ra ha­cer bo­te­llón o cual­quier otro com­por­ta­mien­to in­cí­vi­co». El di­ri­gen­te po­pu­lar El PP de­nun­cia que 35 pro­yec­to­res es­tán ave­ria­dos en Bal­tar.

re­ta, des­de Fa­ce­book, al tri­par­ti­to a so­lu­cio­nar es­ta si­tua­ción. El PP sos­tie­ne que el Con­ce­llo dis­po­ne del di­ne­ro su­fi­cien­te pa­ra po­der cam­biar las lu­ces y que si no lo ha­ce pron­to, «de­mos­tra­rá una vez más que lo que ver­da­de­ra­men­te le fal­ta son ga­nas», con­clu­ye el lí­der po­pu­lar.

Por su par­te, fuen­tes mu­ni­ci­pa­les se­ña­lan que la sustitución de las lám­pa­ras no es tan sen­ci­llo co­mo pa­re­ce­ría. En pri­mer lu­gar, re­cal­can des­de el Con­ce­llo que

la exis­ten­cia de bom­bi­llas fun­di­das en Bal­tar es un pro­ble­ma que vie­ne de le­jos, es de­cir, la ma­yo­ría de ellas de­jó de dar luz en el man­da­to an­te­rior con el PP di­ri­gien­do el Ayun­ta­mien­to.

Asi­mis­mo, se ma­ti­za des­de el Con­ce­llo que son cons­cien­tes de es­te pro­ble­ma y que se le es­tá bus­can­do so­lu­ción. La in­ten­ción del tri­par­ti­to es co­lo­car lu­mi­na­rias de ti­po led, con al­ta efi­ca­cia ener­gé­ti­ca, en to­das las to­rre­tas de Bal­tar. Asi­mis­mo, ha­brá que bus­car­le un en­ca­je en el pre­su­pues­to del Con­ce­llo.

Sol­ven­ta­dos es­tos asun­tos, en­tra en jue­go la bu­ro­cra­cia. Los bácu­los de las to­rre­tas de la pla­ya mi­den unos ca­tor­ce me­tros de al­tu­ra y los ope­ra­rios mu­ni­ci­pa­les no pue­den lle­gar has­ta las lu­mi­na­rias so­la­men­te con la ayu­da de una es­ca­le­ra. Es ne­ce­sa­ria la uti­li­za­ción de un ca­mión grúa. Es en es­te pun­to don­de las co­sas se com­pli­can de for­ma in­sos­pe­cha­da por el pú­bli­co ge­ne­ral. Ese ca­mión tie­ne que cir­cu­lar por la pla­ya o por la du­na y, en ca­so de cual­quie­ra de las dos al­ter­na­ti­vas, es ne­ce­sa­rio e in­elu­di­ble que el Con­ce­llo ob­ten­ga los per­mi­sos sec­to­ria­les ade­cua­dos.

«Te­mos que ac­ce­der ata as to­rre­tas cun ca­mión, ou po­lo areal ou po­la du­na, por­que non po­de ser po­la pasarela de ma­dei­ra, que non so­por­ta­ría o pe­so», ma­ni­fies­tan fuen­tes del gru­po de go­bierno. La du­na es un sis­te­ma eco­ló­gi­co al­ta­men­te frá­gil, de ahí que es­té prohi­bi­do su pi­so­teo por los hu­ma­nos y que exis­tan las pa­sa­re­las de ma­de­ra que la so­bre­vue­lan. Atra­ve­sar la du­na con una ca­mión grúa su­po­ne una de­ci­sión que tie­ne que te­ner per­mi­so de los de­par­ta­men­tos am­bien­ta­les co­rres­pon­dien­tes, por­que si no el Con­ce­llo se ex­po­ne a una san­ción. Y al­can­zar las to­rre­tas des­de la are­na es tam­bién com­pli­ca­do.

Mien­tras tan­to y por lo me­nos por aho­ra has­ta que se con­si­gan es­tos per­mi­sos sec­to­ria­les, los vian­dan­tes ten­drán que con­for­mar­se con ir a oscuras, alum­brar­se a la luz de la lu­na o usar una lin­ter­na, si de no­che quie­ren uti­li­zar es­te pa­seo de ma­de­ra.

M.G.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.