En el área sa­ni­ta­ria se diag­nos­ti­can ca­da año mil cien nue­vos ca­sos de cán­cer

La aper­tu­ra del ser­vi­cio en O Sal­nés evi­ta que 300 nue­vos pa­cien­tes al año via­jen al Chop pa­ra re­ci­bir qui­mio­te­ra­pia

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - SERXIO GONZÁLEZ

Aun­que la efec­ti­vi­dad cre­cien­te de los tra­ta­mien­tos que lo com­ba­ten le ha res­ta­do dra­ma­tis­mo, la sim­ple men­ción del tér­mino cán­cer si­gue ha­cien­do tem­blar al más tem­pla­do de los pa­cien­tes. Por lo que res­pec­ta al área sa­ni­ta­ria que en­glo­ba a O Sal­nés y Pon­te­ve­dra, los da­tos del Ser­vi­zo Ga­le­go de Saú­de in­di­can que, ca­da año, se diag­nos­ti­can 1.100 nue­vos ca­sos. En­tre un 30 y un 35 % de ellos pro­ce­den de tie­rras arou­sa­nas, lo que equi­va­le a unos tres­cien­tos en­fer­mos que anual­men­te des­cu­bren que pa­de­cen un tu­mor ma­ligno.

Has­ta aho­ra, los pa­cien­tes de O Sal­nés de­bían via­jar a Pon­te­ve­dra pa­ra acu­dir a las con­sul­tas de on­co­lo­gía y re­ci­bir tra­ta­mien­to de qui­mio­te­ra­pia. El pro­to­co­lo, sin em­bar­go, ha cam­bia­do. Des­de oc­tu­bre, en el Hos­pi­tal do Sal­nés fun­cio­na una con­sul­ta pro­pia. Co­men­zó con una pe­rio­di­ci­dad se­ma­nal, que al po­co tiem­po se du­pli­có. Son, por lo tan­to, dos días a la se­ma­na. «Fue una de­ci­sión que se to­mó el año pa­sa­do, por­que se tra­ta de una co­mar­ca con un nú­me­ro de pa­cien­tes muy sig­ni­fi­ca­ti­vo; es cier­to que hoy en día exis­ten me­dios que per­mi­ten su desa­rro­llo a dis­tan­cia, la vi­deo­con­fe­ren­cia, por ejem­plo, pe­ro nun­ca es lo mis­mo que el con­tac­to per­so­nal, esa es la ra­zón por la que he­mos acer­ca­do la con­sul­ta de on­co­lo­gía a los pa­cien­tes», ex­pli­ca el doc­tor Ma­nuel Abe­len­da, je­fe del ser­vi­cio de On­co­lo­gía de la Es­tru­tu­ra Or­ga­ni­za­ti­va de Xes­tión In­te­gra­da (EOXI) Pon­te­ve­dra-O Sal­nés.

El si­guien­te cam­bio se pro­du­ci­rá en cuan­to abra sus puer­tas el de­no­mi­na­do hos­pi­tal de día, una vez con­clui­da la re­for­ma de los an­ti­guos qui­ró­fa­nos tras la am­plia­ción del Hos­pi­tal do Sal­nés. Siem­pre que na­da ha­ya cam­bia­do en la pla­ni­fi­ca­ción del Ser­gas, se­rá en­ton­ces cuan­do los pa­cien­tes arou­sa­nos pue­dan re­ci­bir tra­ta­mien­to de qui­mio­te­ra­pia en las ins­ta­la­cio­nes de An­de, sin ne­ce­si­dad de via­jar a Pon­te­ve­dra.

La re­in­te­gra­ción de O Sal­nés en el área de Pon­te­ve­dra a efec­tos sa­ni­ta­rios fue, pre­ci­sa­men­te, ob­je­to de de­ba­te ayer, en la Co­mi­sión de Sa­ni­da­de del Par­la­men­to de Ga­li­cia. La mé­di­co Ma­ría En­car­na Ami­go ne­gó, an­te una ini­cia­ti­va del dipu­tado so­cia­lis­ta Ju­lio To­rra­do, que el hos­pi­tal ha­ya per­di­do ser­vi­cios. Al­go que el PSOE con­si­de­ra una fal­se­dad y una res­pues­ta «es­can­da­lo­sa». El Ser­gas ase­gu­ra, por ejem­plo, que el ser­vi­cio de Car­dio­lo­gía si­gue fun­cio­nan­do en An­de. Pe­ro To­rra­do acu­sa a sus res­pon­sa­bles de uti­li­zar una aña­ga­za, pues­to que se pres­ta ex­clu­si­va­men­te a los ve­ci­nos de la pro­pia Vilagarcía, tan so­lo dos días por se­ma­na.

La Xun­ta nie­ga, a pre­gun­tas del PSOE, que el hos­pi­tal de O Sal­nés ha­ya per­di­do ser­vi­cios

R. LEIRO

Cons­ten­la di­ce que los diag­nós­ti­cos se han du­pli­ca­do en 12 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.