Le Pen se re­fuer­za con ca­da aten­ta­do

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - A Fondo - ALE­XAN­DRA F. COEGO

Ayer, un día des­pués del aten­ta­do yiha­dis­ta en Lon­dres, Ma­ri­ne Le Pen acu­dió al pla­tó de te­le­vi­sión de BFMTV. «De­be­mos con­tro­lar nues­tras fron­te­ras», in­sis­tió por enési­ma vez la lí­der ul­tra­de­re­chis­ta. Des­de los aten­ta­dos de Pa­rís en no­viem­bre del 2015, el Fren­te Na­cio­nal (FN) ha en­con­tra­do en las tra­ge­dias una nue­va pla­ta­for­ma pa­ra ha­cer cam­pa­ña. Le Pen pu­bli­có un co­mu­ni­ca­do tras la ma­sa­cre del Ba­ta­clan que, co­mo los que le si­guie­ron, co­men­za­ba con con­do­len­cias y aca­ba­ba en dis­cur­so elec­to­ral. En él juz­ga­ba «in­dis­pen­sa­ble» que el país «re­cu­pe­re el con­trol de sus fron­te­ras de­fi­ni­ti­va­men­te». Ese mes, su po­pu­la­ri­dad au­men­tó cin­co pun­tos, se­gún el ba­ró­me­tro po­lí­ti­co de Ip­sos, pe­se a que la ten­den­cia has­ta en­ton­ces era ne­ga­ti­va.

La mis­ma es­tra­te­gia de ins­tru­men­ta­li­za­ción se re­pi­tió tras el aten­ta­do de Ber­lín en di­ciem­bre del 2016 y el ase­si­na­to de un cu­ra fran­cés en ju­lio del mis­mo año (en el co­mu­ni­ca­do co­rres­pon­dien­te, de­di­ca­ba un pá­rra­fo en­te­ro a to­das sus pro­pues­tas en se­gu­ri­dad). Des­pués de la ma­sa­cre de Ni­za en ju­lio del 2016, que de­jó 86 muer­tos, Le Pen pu­bli­có un ví­deo en Fa­ce­book pi­dien­do el res­ta­ble­ci­mien­to de la do­ble pe­na y la pér­di­da de la na­cio­na­li­dad fran­ce­sa de los te­rro­ris­tas. El clip de 6 mi­nu­tos fue vis­to cer­ca de 3 mi­llo­nes de ve­ces y com­par­ti­do otras 50.000.

Ame­na­za te­rro­ris­ta

El im­pac­to de su cam­pa­ña de co­mu­ni­ca­ción tie­ne efec­tos in­me­dia­tos. Se­gún el Fren­te Na­cio­nal de Al­pes-Ma­rí­ti­mos, la re­gión de la que Ni­za es ca­pi­tal, ha ha­bi­do un «bum de un 10 % de ad­he­sio­nes des­pués del aten­ta­do y un au­men­to pro­gre­si­vo en las se­ma­nas si­guien­tes». Du­ran­te su mi­tin del 27 de fe­bre­ro en Nan­tes, una de sus ad­mi­ra­do­ras jus­ti­fi­có al pe­rió­di­co Hu­ma­ni­té su de­ci­sión de vo­tar por la ultraderecha. «An­tes vo­ta­ba al Par­ti­do So­cia­lis­ta y des­pués a Sar­kozy», ex­pli­có la ven­de­do­ra, de 39 años, «pe­ro des­de los aten­ta­dos del 2015 apo­yo a Ma­ri­ne; es va­lien­te y so­lo ella me pue­de pro­te­ger a mí y a mis hi­jos con­tra el te­rro­ris­mo, la in­se­gu­ri­dad y las agre­sio­nes».

A un mes de la pri­me­ra vuel­ta de las pre­si­den­cia­les, la aler­ta es má­xi­ma: el pri­mer mi­nis­tro Ber­nard Ca­ze­neu­ve re­ve­ló el mar­tes que se han frus­tra­do cin­co aten­ta­dos en lo que lle­va­mos de año. Sin em­bar­go, el te­rro­ris­mo ha ocu­pa­do po­co es­pa­cio en las agen­das del res­to de can­di­da­tos. La ex con­se­je­ra re­gio­nal de Is­la de Fran­cia, Cé­li­ne Pi­na, pu­bli­có ayer una tri­bu­na en Le Fi­ga­ro cri­ti­can­do «la fal­ta de con­cien­cia so­bre la am­pli­tud» de la ame­na­za por par­te de los can­di­da­tos, que se en­cuen­tran «en­tre la ne­ga­ción y la ins­tru­men­ta­li­za­ción».

ANDY RAIN EFE

Ho­me­na­je en Tra­fal­gar Squa­re. El al­cal­de de Lon­dres, Sa­diq Khan, pre­si­dió la vi­gi­lia de re­cuer­do a las víc­ti­mas ce­le­bra­da por la tar­de en la sim­bó­li­ca plaza, a la que acu­die­ron mi­les de per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.