La pa­tro­nal pro­po­ne a los es­ti­ba­do­res una re­ba­ja del suel­do del 30 %

Fo­men­to ape­la a los gru­pos po­lí­ti­cos pa­ra desatas­car la ne­go­cia­ción y evi­tar la mul­ta

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Marítima -

La obli­ga­da li­be­ra­li­za­ción de la es­ti­ba en los puer­tos es­pa­ño­les (por im­pe­ra­ti­vo del Tri­bu­nal de Lu­xem­bur­go), le­jos de en­ca­rar una vía de sa­li­da, se em­bro­lla ca­da vez más con pro­pues­tas, apla­za­mien­tos, con­vo­ca­to­rias, des­con­vo­ca­to­rias y de­ba­tes fa­lli­dos. Tras la pro­pues­ta del Go­bierno y la sus­cri­ta por los sin­di­ca­tos de la es­ti­ba, ayer la pa­tro­nal, la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Em­pre­sas Es­ti­ba­do­ras y Con­sig­na­ta­rias (Anes­co), pre­sen­tó la su­ya pro­pia, en la que plan­tea una re­ba­ja del 30 % de la ma­sa sa­la­rial, ha­cer­se car­go de to­da la or­ga­ni­za­ción del tra­ba­jo, au­men­tan­do in­clu­so la jor­na­da la­bo­ral y cam­bian­do pro­fun­da­men­te as­pec­tos del con­ve­nio co­lec­ti­vo y sin ga­ran­ti­zar la su­bro­ga­ción de los 6.150 em­plea­dos. ¿El re­sul­ta­do? Un cie­rre pre­ci­pi­ta­do de la reunión, ape­nas ho­ra y me­dia des­pués de co­men­za­da, un co­lec­ti­vo —el de los tra­ba­ja­do­res— desai­ra­do, y una ne­go­cia­ción es­tan­ca­da.

La in­dig­na­ción de los es­ti­ba­do­res se de­be a que Anes­co re­cu­pe­ró una vie­ja pro­pues­ta. Tan ve­tus­ta que se re­mon­ta a los tiem­pos en los que ni si­quie­ra ha­bía apa­re­ci­do en es­ce­na el mi­nis­tro De la Ser­na con su real de­cre­to ley. Es in­clu­so la más vie­ja de to­das, por­que fue la pri­me­ra que pre­sen­tó Anes­co a los tra­ba­ja­do­res cuan­do em­pe­za­ron a ne­go­ciar la li­be­ra­li­za­ción del sec­tor. «En lu­gar de par­tir de po­si­cio­nes ya dis­cu­ti­das, por­que ya se ha­bían al­can­za­do al­gu­nos con­sen­sos y acuer­dos, en lu­gar de avan­zar co­mo he-

mos he­cho no­so­tros, han vuel­to a la ca­si­lla de sa­li­da», ex­pli­có Er­nes­to Gó­mez, ne­go­cia­dor por par­te de CC. OO.

«Oca­sión de oro»

Pa­ra An­to­lín Go­ya, lí­der de La Coor­di­na­do­ra, el prin­ci­pal sin­di­ca­to de la es­ti­ba, el plan­tea­mien­to de Anes­co «im­po­si­bi­li­ta el acuer­do», por­que «cho­ca fron­tal­men­te» con el ob­je­ti­vo del man­te­ni­mien­to del em­pleo. Cla­ro que, a su jui­cio, si la pa­tro­nal ha he­cho esa ofer­ta es por la «oca­sión de oro» que el Go­bierno ha da­do a las em­pre­sas de res­ca­tar la an­ti­gua pro­pues­ta al afir­mar que no se pue­de ga­ran­ti­zar por ley la su­bro­ga­ción de los tra­ba­ja­do­res.

Sin em­bar­go, el di­rec­tor ge­ren­te de Anes­co, Pe­dro Gar­cía, ofre­ce

una ex­pli­ca­ción dis­tin­ta: que su pro­pues­ta par­te de la pre­mi­sa de que «las em­pre­sas tie­nen que os­ten­tar la di­rec­ción y or­ga­ni­za­ción efec­ti­va de los tra­ba­jos». Así es que plan­tean la dis­po­ni­bi­li­dad ple­na de los es­ti­ba­do­res, fle­xi­bi­li­dad en los ho­ra­rios del co­mien­zo de la jor­na­da, la po­si­bi­li­dad de que cam­bien o com­par­tan ta­reas, obli­ga­to­rie­dad del do­bla­je de los tur­nos, mo­di­fi­ca­cio­nes de los sis­te­mas de des­can­sos, apar­te de la re­ba­ja del 30 % en el suel­do.

A eso se su­man ju­bi­la­cio­nes for­zo­sas pa­ra los que pue­dan per­ci­bir el 100 % de la pen­sión y pre­ju­bi­la­cio­nes vo­lun­ta­rias con un 70 % del sa­la­rio.

La par­te so­cial es­pe­ra que hoy se pue­da des­en­re­dar par­te del em­bro­llo. Y es que, al pa­re­cer, el Go­bierno

dis­po­ne ya de da­tos con­cre­tos so­bre el nú­me­ro de tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos por pre­ju­bi­la­cio­nes y la cuan­tía de la ayu­da y qui­zá pue­da ayudar a en­con­trar una sa­li­da. Se ve­rá la pró­xi­ma se­ma­na.

Fo­men­to mos­tró su de­cep­ción por el fra­ca­so de la reunión de ayer y cri­ti­có «las pos­tu­ras po­co fle­xi­bles de las par­tes», que lle­van ya más de dos años de ne­go­cia­ción. In­clu­so car­gó con la pro­pues­ta de Anes­co, que em­peo­ra la ofer­ta del Go­bierno, que sí ofre­ce el man­te­ni­mien­to del em­pleo aun­que no en una fór­mu­la con ran­go de ley. Ese en­ro­que dio pie a De la Ser­na a pe­dir apo­yo a los gru­pos po­lí­ti­cos pa­ra re­me­diar esa im­po­si­bi­li­dad de acuer­do y evi­tar al mul­ta.

S. DONAIRE EFE

A la iz­quier­da, Pe­dro Gar­cía, ge­ren­te de Anes­co, jun­to a otros re­pre­sen­tan­tes de la pa­tro­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.