«Me gus­ta Amy Wi­nehou­se; fue la úl­ti­ma in­di­vi­dua­lis­ta au­tén­ti­ca»

«Su voz era la de una si­re­na de una is­la grie­ga; te ha­cía ol­vi­dar quién eras», afir­ma el can­tau­tor so­bre Joan Baez

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - B. PALLAS REDACCIÓN / LA VOZ

Cuan­do Bob Dylan ob­ser­va imá­ge­nes de sí mis­mo ac­tuan­do de ha­ce cua­ren­ta o cin­cuen­ta años, ve a un ti­po que le re­sul­ta ajeno: «Veo a Nat King Co­le, Na­tu­re Boy, a un chi­co muy ex­tra­ño y he­chi­za­do, un ar­tis­ta te­rri­ble­men­te so­fis­ti­ca­do, que te­nía en él una mues­tra re­pre­sen­ta­ti­va de la mú­si­ca, ya pos­mo­derno. Es una per­so­na to­tal­men­te di­fe­ren­te de lo que soy aho­ra». El hom­bre que, con su pei­na­do sal­va­je, in­ten­ta­ba pa­re­cer­se a Little Ri­chard: «Mi ver­sión de Little Ri­chard».

El mú­si­co de Min­ne­so­ta sa­le por pri­me­ra vez a la luz pú­bli­ca des­de que ga­nó el Nobel en una ex­ten­sa e inusual en­tre­vis­ta rea­li­za­da por el periodista Bill Fla­na­gan y que se pu­bli­có ayer en su web ofi­cial. En sus pa­la­bras no hay ni una men­ción a la dis­tin­ción de la aca­de­mia sue­ca, un pre­mio que acep­tó pe­ro no re­co­gió. La con­ver­sa­ción gi­ra en torno al tri­ple dis­co Tri­pli­ca­te, que se pu­bli­ca­rá el pró­xi­mo día 31, pe­ro en la char­la el can­tan­te per­mi­te en­tre­abrir un po­co la cor­ti­na que lo ocul­ta del mun­do.

«No pue­do de­cir quién es gran­de y quién no. Si al­guien al­can­za la gran­de­za es so­lo por un mi­nu­to y de eso cual­quie­ra es ca­paz. La gran­de­za se es­ca­pa a nues­tro con­trol, creo que la con­si­gues por azar, pe­ro es so­lo du­ran­te po­co tiem­po», afir­ma Dylan, que sue­le es­cu­char mú­si­ca en ce­dés y enu­me­ra al­gu­nos de los me­jo­res tra­ba­jos que ha oí­do úl­ti­ma­men­te: «Après, de Iggy Pop, es un buen dis­co; Imel­da May me gus­ta; Va­le­rie Ju­ne, The Ste­reop­ho­nics. Me gus­ta el ál­bum de Wi­llie Nel­son, No­rah Jo­nes y Wyn­ton Mar­sa­lis de tri­bu­to a Ray Char­les. Me gus­ta el úl­ti­mo dis­co de Amy Wi­nehou­se». A la pre­gun­ta de si era fan de la fa­lle­ci­da can­tan­te, Dylan con­tes­ta ca­te­gó­ri­ca­men­te: «Sí, ab­so­lu­ta­men­te, fue la úl­ti­ma in­di­vi­dua­lis­ta au­tén­ti­ca».

De la lis­ta de muer­tes ilus­tres del 2016, Dylan ase­gu­ra que to­das le gol­pea­ron. «Éra­mos co­mo her­ma­nos, vi­vía­mos en la mis­ma ca­lle y to­dos han de­ja­do es­pa­cios va­cíos don­de so­lían es­tar». Ase­gu­ra que le gus­tan «una de­trás de otra» to­das de las ver­sio­nes que can­tan­tes co­mo Ade­le, Garth Brooks y Billy Joel han he­cho de su te­ma Ma­ke You Feel my Lo­ve.

Tam­bién elo­gia a Joan Baez, con quien man­tu­vo una re­la­ción: «Su voz era la de una si­re­na de una is­la grie­ga. So­lo su so­ni­do po­día em­bru­jar­te. Era una en­can­ta­do­ra. Te­nías que ha­cer que te ata­ran al más­til co­mo a Odi­seo y ta­par­te los oí­dos pa­ra no es­cu­char­la. Te ha­cía ol­vi­dar quién eras».

Dylan evo­ca una fies­ta en ca­sa de Frank Si­na­tra a la que él y Bru­ce Springs­teen es­ta­ban in­vi­ta­dos: «[Si­na­tra] era muy di­ver­ti­do. Es­tá­ba­mos en su te­rra­za de no­che y me di­jo ‘tú y yo, co­le­ga, te­ne­mos los ojos azu­les, ve­ni­mos de allá arri­ba’ y se­ña­ló a las es­tre­llas. ‘Esos otros va­ga­bun­dos son de aquí aba­jo’. Re­cuer­do ha­ber pen­sa­do que po­día te­ner ra­zón».

Tam­bién cuen­ta la ver­da­de­ra his­to­ria so­bre una gra­ba­ción que él y Geor­ge Ha­rri­son iban a ha­cer con El­vis Pres­ley y que no lle­gó a pro­du­cir­se por­que, se­gún el au­tor de la en­tre­vis­ta, El­vis no se pre­sen­tó. Dylan le co­rri­ge: «Él sí se pre­sen­tó, fui­mos no­so­tros los que no lo hi­ci­mos».

El mú­si­co vuel­ve so­bre los orí­ge­nes del rock and roll, cuan­do es­ta mú­si­ca «era un ar­ma pe­li­gro­sa, cha­pa­da en cro­mo, ex­plo­ta­ba co­mo la ve­lo­ci­dad de la luz, re­fle­ja­ba la épo­ca, es­pe­cial­men­te la pre­sen­cia de la bom­ba ató­mi­ca [...] Por en­ton­ces la gen­te te­mía el fin de los tiem­pos».

Des­de los se­ten­ta has­ta aho­ra han pa­sa­do ca­si cin­cuen­ta años que «pa­re­cen cin­cuen­ta mi­llo­nes». «Ha ha­bi­do un mu­ro de tiem­po que ha se­pa­ra­do lo vie­jo de lo nue­vo y se pue­den per­der mu­chas co­sas», afir­ma.

So­bre la de­cep­ción que su­pu­so pa­ra mu­chos ar­tis­tas que él es­qui­va­se la vi­da so­cial du­ran­te las gi­ras, afir­ma: «¿Por qué iban a que­rer pa­sar el ra­to con­mi­go de to­dos mo­dos? En la ca­rre­te­ra pa­so el ra­to con mi ban­da».

DA­VID GAHR SONY MUSIC

Dylan pu­bli­ca­rá el día 31 el tri­ple ál­bum «Tri­pli­ca­te», don­de vuel­ve so­bre las ver­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.