«La mú­si­ca mo­der­na es­tá ins­ti­tu­cio­na­li­za­da»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura -

Tres dis­cos te­má­ti­cos con diez can­cio­nes y 32 mi­nu­tos de du­ra­ción ca­da uno. Así es Tri­pli­ca­te, un ál­bum tri­ple de ver­sio­nes de te­mas clá­si­cos de la tra­di­ción mu­si­cal de Nor­tea­mé­ri­ca. «Es me­jor que se pu­bli­quen to­dos al mis­mo tiem­po por­que te­má­ti­ca­men­te es­tán in­ter­co­nec­ta­dos: uno es la se­cue­la del otro y ca­da uno re­suel­ve el an­te­rior», afir­ma Dylan, que acla­ra que de­trás de la elec­ción tam­bién hay al­go de sim­bo­lo­gía nu­mé­ri­ca y de ajus­te de cuen­tas con su pro­pia ca­rre­ra. So­bre el diez, ex­pli­ca, «es el nú­me­ro del fin; es un nú­me­ro afor­tu­na­do y sím­bo­lo de la luz». Pa­ra los 32 mi­nu­tos de du­ra­ción tie­ne otro ar­gu­men­to: «Mis dis­cos siem­pre han es­ta­do so­bre­car­ga­dos en am­bas ca­ras. De­ma­sia­dos mi­nu­tos pa­ra gra­bar o mas­te­ri­zar de for­ma ade­cua­da. Mis can­cio­nes eran de­ma­sia­do lar­gas y no en­ca­ja­ban en el for­ma­to de au­dio de un ele­pé [...] Así que es­tos ce­dés re­pre­sen­tan pa­ra mí los ele­pé que de­be­ría ha­ber he­cho».

El dis­co in­clu­ye, en­tre otras, ver­sio­nes de clá­si­cos co­mo Stormy Weat­her, Sep­tem­ber of My Years, As Ti­me Goes By, How Deep is the Ocean y The Best Is Yet To Co­me. «Es­tas can­cio­nes son al­gu­nas de las más des­ga­rra­do­ras que se han gra­ba­do y que­ría ha­cer­les jus­ti­cia. Aho­ra que he vi­vi­do a tra­vés de ellas las en­tien­do mu­cho me­jor [...] La mú­si­ca y las can­cio­nes mo­der­nas es­tán tan ins­ti­tu­cio­na­li­za­das que no te das cuen­ta. Es­tas can­cio­nes son frías y lú­ci­das, hay un rea­lis­mo di­rec­to en ellas, fe en la vi­da or­di­na­ria, co­mo en los ini­cios del rock and roll», elo­gia el mú­si­co. Nie­ga, no obs­tan­te, que es­te sea un dis­co nos­tál­gi­co: «No es un via­je por el ca­mino de los re­cuer­dos o un an­he­lo de los vie­jos tiem­pos y los re­cuer­dos que ya no exis­ten». Ase­gu­ra que es­tas can­cio­nes es­tán lle­nas de ver­sos que él nun­ca ha­bría com­pues­to. «Me ale­gro de que al­guien los ha­ya es­cri­to; yo nun­ca lo ha­ría», con­fie­sa.

En la char­la Bob Dylan cuen­ta tam­bién cuál es la ra­zón por la cual en los úl­ti­mos años sue­le to­car so­bre el es­ce­na­rio más el piano que la gui­ta­rra: «La to­co [la gui­ta­rra] en las prue­bas de so­ni­do y en ca­sa, pe­ro la quí­mi­ca es me­jor cuan­do me sien­to al piano».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.