La jue­za ca­li­fi­ca de «evi­den­te y no­to­rio» el des­fa­se en las cuen­tas de Len­do­iro

Pe­se a la opo­si­ción del ex­pre­si­den­te, in­sis­te en que Ha­cien­da do­cu­men­te la deu­da que man­te­nía la so­cie­dad des­de el año 2000 La ma­gis­tra­da des­car­ta impu­tar al res­to de con­se­je­ros

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - ALEXANDRE CEN­TENO

La tác­ti­ca de opo­si­ción mos­tra­da por Len­do­iro du­ran­te to­do el pro­ce­so ju­di­cial abier­to con­tra él por su­pues­tos de­li­tos so­cie­ta­rios en­tre el 2007 y el 2014 si­gue sin dar­le fru­tos. La ti­tu­lar del Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 3 de A Co­ru­ña, Mar­ga­ri­ta de Ron Cam­bón, aca­ba de tum­bar otro re­cur­so del ex­pre­si­den­te del De­por­ti­vo. En es­ta oca­sión, se ne­ga­ba a que Ha­cien­da de­ta­lla­ra la deu­da de la so­cie­dad blan­quia­zul con la Agen­cia Tri­bu­ta­ria en­tre los años 2000 y 2012.

En­tre las va­rio­pin­tas ar­gu­men­ta­cio­nes ex­hi­bi­das por Len­do­iro pa­ra boi­co­tear la pe­ti­ción del fis­cal es­ta­ba el cos­te que la cau­sa abier­ta con­tra él le es­ta­ba ge­ne­ran­do a las ar­cas del Es­ta­do, la pri­va­ci­dad de la in­for­ma­ción so­li­ci­ta­da y que la Agen­cia Tri­bu­ta­ria no po­día re­ve­lar da­tos si no era en una in­ves­ti­ga­ción por de­li­to fis­cal y que la su­ya era por de­li­tos so­cie­ta­rios. Nin­gu­na de sus teo­rías tu­vo re­co­rri­do y la jue­za no so­lo tum­bó su re­cur­so, sino que ca­li­fi­có de «evi­den­te y no­to­rio» el des­fa­se de las cuen­tas del ex­pre­si­den­te blan­quia­zul, po­nien­do la mi­ra­da, en con­cre­to, en el ejer­ci­cio 2011.

Ar­gu­men­ta­ción ju­di­cial

«Co­mo bien se­ña­la el mi­nis­te­rio pú­bli­co, a la vis­ta de los ex­pe­dien­tes in­coa­dos por la AEAT pue­de es­ta­ble­cer­se y con­cre­tar- Len­do­iro, en com­pa­ñía de su so­brino, en una de sus visitas al juz­ga­do.

se el cálcu­lo de la deu­da tri­bu­ta­ria real en esos ejer­ci­cios, sien­do evi­den­te y no­to­rio el des­fa­se en­tre la can­ti­dad de las cuen­tas del De­por­ti­vo y la can­ti­dad cer­ti­fi­ca­da por la AEAT co­rres­pon­dien­te al ejer­ci­cio 2011, pu­dien­do com­pro­bar­se, con la prue­ba ad­mi­ti­da, ob­je­to del pre­sen­te re­cur­so, las co­mo se­ña­la el re­cu­rren­te, de in­ves­ti­ga­ción a ins­tan­cia di­ver­gen­cias exis­ten­tes en to­dos y ca­da uno de los ejer­ci­cios in­ves­ti­ga­dos. Se tra­ta de una prue­ba útil

y ne­ce­sa­ria pa­ra la pre­sen­te in­ves­ti­ga­ción», ar­gu­men­ta la ma­gis­tra­da De Ron Cam­bón.

Ade­más, la jue­za ex­pli­ca el mo­ti­vo por el que la Agen­cia Tri­bu­ta­ria sí tie­ne obli­ga­ción de fa­ci­li­tar la in­for­ma­ción, aun­que no se le so­li­ci­te en el cur­so de una in­ves­ti­ga­ción por de­li­to fis­cal: no des­car­ta que pue­da ha­ber más de­li­tos, apar­te de aque­llos de­nun­cia­dos por dos ac­cio­nis­tas. «La de­nun­cia lo es por de­li­tos de los ar­tícu­los 290 y si­guien­tes del Có­di­go Pe­nal y por to­do aquel que pue­da sur­gir en el cur­so de la in­ves­ti­ga­ción, sien­do la­bor de la Agen­cia Tri­bu­ta­ria, la de co­la­bo­rar con la ad­mi­nis­tra­ción de jus­ti­cia en los da­tos so­li­ci­ta­dos a la mis­ma, sien­do es­ta quien, de con­si­de­rar­lo así, con­tes­ta­rá que no es ob­je­to de su com­pe­ten­cia la in­for­ma­ción so­li­ci­ta­da», con­clu­ye la jue­za el au­to con­tra el que las par­tes pue­den in­ter­po­ner un re­cur­so de ape­la­ción an­te la Au­dien­cia Pro­vin­cial de A Co­ru­ña. Mar­ga­ri­ta de Ron Cam­bón no en­cuen­tra mo­ti­vos su­fi­cien­tes pa­ra vol­ver a lla­mar, en es­ta oca­sión co­mo in­ves­ti­ga­dos, al res­to de com­po­nen­tes del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de Len­do­iro que di­ri­gie­ron el club en­tre los años 2007 y 2014. En un au­to emi­ti­do es­ta se­ma­na, la ma­gis­tra­da en­tien­de que, a te­nor de las tes­ti­fi­ca­les to­ma­das a los ex­con­se­je­ros, a Ger­mán Ro­drí­guez Con­cha­do y al pro­pio Len­do­iro, no se des­pren­de que na­die más allá del ex­pre­si­den­te y el exa­bo­ga­do sean sus­cep­ti­bles de ser juz­ga­dos en un fu­tu­ro.

En es­te sen­ti­do, des­ta­ca la ju­ris­ta que el pro­pio Len­do­iro se res­pon­sa­bi­li­zó a sí mis­mo de la ges­tión del club. «El in­ves­ti­ga­do, en su de­cla­ra­ción, tam­bién se­ña­ló que las ne­go­cia­cio­nes con los ban­cos, ges­tión del día a día, ne­go­cia­cio­nes de te­le­vi­sión, fi­cha­jes, tras­pa­sos… lo lle­va­ba él; que era el pre­si­den­te, di­rec­tor de­por­ti­vo y ges­tor co­mer­cial», re­co­ge el au­to.

En es­te ca­so, las par­tes tam­bién tie­nen opor­tu­ni­dad de pre­sen­tar un re­cur­so de ape­la­ción an­te la Au­dien­cia Pro­vin­cial de A Co­ru­ña en el ca­so de no es­tar con­for­me con la re­so­lu­ción de la jue­za de ins­truc­ción 3.

PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.