¿De ver­dad quie­re el PP ple­nos de 8 ho­ras?

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - Serxio Ba­rral

Es­ta­mos a pun­to de lle­gar al ecua­dor del man­da­to, y los gru­pos mu­ni­ci­pa­les to­da­vía an­dan a vuel­tas con el día idó­neo pa­ra ce­le­brar los ple­nos, el nú­me­ro de ini­cia­ti­vas que pue­de pre­sen­tar ca­da uno, si hay po­ner lí­mi­te al tiem­po de in­ter­ven­cio­nes...

La úl­ti­ma no­ti­cia, de ha­ce ape­nas diez días fue que no ha­bía no­ti­cia: nin­gún gru­po mu­ni­ci­pal ha­bía res­pon­di­do por es­cri­to a la pro­pues­ta for­mu­la­da por el go­bierno lo­cal. So­lo Ma­rea Pon­te­ve­dra, gru­po que pi­dió cam­biar los ple­nos a otro día que no sean los lu­nes, hi­zo al­gu­na su­ge­ren­cia, aun­que no de ma­ne­ra ofi­cial.

Ayer el PP anun­ció que ellos sí que tie­nen una pro­pues­ta y que la pre­sen­ta­rán por es­cri­to. Pe­ro va­ya pro­pues­ta. El por­ta­voz, Ja­co­bo Mo­rei­ra, se­ña­ló que les da igual el día de ce­le­bra­ción de las se­sio­nes —el go­bierno su­gie­re que se cam­bie a los vier­nes— pe­ro sí quie­ren li­mi­tar el nú­me­ro de ini­cia­ti­vas que pue­da pre­sen­tar ca­da gru­po. Plan­tean que sean un má­xi­mo de quin­ce, re­par­ti­das en fun­ción del nú­me­ro de con­ce­ja­les de ca­da gru­po. Así, el BNG ten­dría de­re­cho a pre­sen­tar 7 mo­cio­nes; el PP, 4; y PSOE, Ma­rea y Ciu­da­da­nos, una ca­da uno. Pa­re­ce di­fí­cil que se acep­te es­ta pro­pues­ta, pe­ro, bueno, se­rá cues­tión de de­ba­tir­lo en­tre los por­ta­vo­ces.

El pro­ble­ma vie­ne des­pués. En la su­ge­ren­cia que ha­ce el PP pa­ra li­mi­tar el tiem­po de las in­ter­ven­cio­nes. Ahí va: la idea es que quien de­fien­de la mo­ción ten­ga una in­ter­ven­ción ini­cial de 10 mi­nu­tos, que ca­da uno de los res­tan­tes gru­pos ten­ga cin­co mi­nu­tos de ré­pli­ca (o sea, vein­te mi­nu­tos más), y que el pro­po­nen­te ten­ga otros tres pa­ra ce­rrar el de­ba­te.

Apar­te de que es­ta pro­pues­ta eli­mi­na el se­gun­do turno de ré­pli­ca que sí con­ce­de el re­gla­men­to, no hay más que echar cuen­tas pa­ra ver que al­go no fun­cio­na. Se tra­ta de que con cin­co gru­po po­lí­ti­cos (al­go iné­di­to en Pon­te­ve­dra) las se­sio­nes no se eter­ni­cen, y la pro­pues­ta del PP pre­vé 33 mi­nu­tos de de­ba­te por mo­ción. Si se mul­ti­pli­ca por las quin­ce mo­cio­nes que su­gie­ren que va­yan a ca­da pleno, el re­sul­ta­do son ¡más de ocho ho­ras! de de­ba­te so­lo de mo­cio­nes. A ello ha­bría que su­mar el res­to de asun­tos que se tra­ten, así co­mo rue­gos, pre­gun­tas y de­más.

O bien en el PP no han he­cho las cuen­tas o bien no se han leí­do el re­gla­men­to. Es cier­to que es­te fi­ja tur­nos de in­ter­ven­ción to­da­vía ma­yo­res —que nun­ca se han cum­pli­do, to­do hay que de­cir­lo—, pe­ro tam­bién se­ña­la en su ar­tícu­lo 61.3, que «en cal­que­ra ca­so, nin­gun­ha se­sión te­rá un­ha du­ra­ción su­pe­rior a oi­to ho­ras».

Por lo tan­to, la ini­cia­ti­va del PP, an­tes si­quie­ra de que se con­vier­ta en una pro­pues­ta for­mal, ya pa­re­ce que se cae por su pro­pio pe­so. Des­de lue­go, no pa­re­ce la for­ma más ade­cua­da de tra­tar de avan­zar y bus­car con­sen­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.