De­nun­cia­do por de­jar mo­rir de ham­bre a dos ca­ba­llos en una cua­dra anega­da de pu­ri­nes

El ve­cino de A La­ma se pue­de en­fren­tar has­ta una pe­na de die­ci­ocho me­ses de cár­cel e in­ha­bi­li­ta­ción

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - LÓ­PEZ PENIDE

Lle­va­ban más de una se­ma­na muer­tos y sus ca­dá­ve­res fue­ron lo­ca­li­za­dos se­mi­en­te­rra­dos en una cua­dra anega­da de pu­ri­nes y es­tiér­col. El pro­pie­ta­rio de es­tos dos ca­ba­llos, una ye­gua y su po­tro, es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do por la Guar­dia Ci­vil, de tal mo­do que las di­li­gen­cias ya han si­do re­mi­ti­das al juz­ga­do de guar­dia de Pon­te­ve­dra.

De con­fir­mar­se las impu­tacio­nes por un su­pues­to de de­li­to de mal­tra­to ani­mal con re­sul­ta­do de muer­te, es­te ve­cino de A La­ma se po­dría en­fren­tar a penas de pri­sión de has­ta un año y me­dio. De he­cho, el Có­di­go Pe­nal es­ta­ble­ce no so­lo el in­ter­na­mien­to pe­ni­ten­cia­rio en­tre seis y die­ci­ocho me­ses, sino tam­bién la in­ha­bi­li­ta­ción pa­ra cual­quier pro­fe­sión vin­cu­la­da con los ani­ma­les, así co­mo la te­nen­cia de los mis­mos por un pe­río­do de tiem­po nor­mal­men­te si­mi­lar a la pe­na de cár­cel.

Al mar­gen de las di­li­gen­cias pe­na­les, el Se­pro­na de­nun­ció tam­bién a per­so­na por la su­pues­ta co­mi­sión de una in­frac­ción ad­mi­nis­tra­ti­va en ma­te­ria de sa­ni­dad ani­mal. Des­de la Co­man­dan­cia de Pon­te­ve­dra pre­ci­sa­ron ayer que el po­tro no es­ta­ba iden­ti­fi­ca­do in­di­vi­dual­men­te con el mi­cro­chip obli­ga­to­rio y tam­po­co fi­gu­ra­ba en el re­gis­tro de la ex­plo­ta­ción (REGA).

Es­ta in­ves­ti­ga­ción tu­vo su ori­gen en una se­rie de in­for­ma­cio­nes re­la­cio­na­das con el fa­lle­ci­mien­to de dos equi­nos en ex­tra­ñas cir­cuns­tan­cias. Ya en­ton­ces, se sos­pe­chó que pu­die­ra ha­ber si­do co­mo con­se­cuen­cia de un im­pru­den­te aban­dono por par­te de su due­ño.

De es­te mo­do, la pa­tru­lla se per­so­nó en el do­mi­ci­lio de es­te ve­cino de A La­ma y le re­qui­rió que mos­tra­se los ani­ma­les que guar­da­ba en la cua­dra. Los agen­tes se en­con­tra­ron con un es­ta­blo to­tal­men­te anega­do de pu­ri­nes y es­tiér­col. En su in­te­rior, ya­cían se­mi­en­te­rra­dos en­tre los ex­cre­men­tos los cuer­pos sin vi­da de una ye­gua y un po­tro.

Su pro­pie­ta­rio, al pa­re­cer, re­co­no­ció que ha­bían fa­lle­ci­do por ina­ni­ción, por lo que el Se­pro­na ci­tó a es­ta per­so­na en ca­li­dad de in­ves­ti­ga­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.