La ma­dre de una ni­ña con hue­sos de cris­tal pi­de un as­cen­sor en el co­le­gio

La pe­que­ña de 9 años co­rre ries­go de frac­tu­rar­se su­bien­do y ba­jan­do es­ca­le­ras

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - ALE­JAN­DRO MAR­TÍ­NEZ

Una ni­ña de 9 años diag­nos­ti­ca­da con os­teo­gé­ne­sis im­per­fec­ta, co­no­ci­da co­mo la en­fer­me­dad de los hue­sos de cris­tal, no pue­de mo­ver­se por to­do su co­le­gio en To­mi­ño co­mo ha­cen sus com­pa­ñe­ros. Su ma­dre, Pi­lar Do­mín­guez Mu­ñoz, re­cla­ma a Edu­ca­ción que ins­ta­le un as­cen­sor en el edi­fi­cio del cen­tro Pin­tor An­to­nio Fer­nán­dez, en Goián, pa­ra que la pe­que­ña Uxía pue­da su­bir cuan­do lo ne­ce­si­te al se­gun­do pi­so del edi­fi­cio edu­ca­ti­vo. A cau­sa de es­ta en­fer­me­dad con­gé­ni­ta, la pe­que­ña su­fre frac­tu­ras con fre­cuen­cia y cons­ti­tu­ye un gran ries­go pa­ra su in­te­gri­dad an­dar su­bien­do y ba­jan­do es­ca­le­ras con­ti­nua­men­te.

De he­cho, el cur­so pa­sa­do se le rom­pió un hue­so y no pu­do ir al co­le­gio du­ran­te un mes por­que su cla­se es­ta­ba en el pi­so de arri­ba. Pi­lar tu­vo que in­sis­tir an­te Edu­ca­ción pa­ra que una pro­fe­so­ra acu­die­ra a su do­mi­ci­lio y así Uxía no per­die­ra el rit­mo de la cla­se du­ran­te su con­va­le­cen­cia. Es­te año su au­la es­tá en el pi­so de aba­jo. La es­tan­cia es­tá adap­ta­da pa­ra alum­nos con mo­vi­li­dad re­du­ci­da y tie­ne ade­más un cuar­to de ba­ño que pue­de uti­li­zar sin pro­ble­mas al ca­re­cer de ba­rre­ras ar­qui­tec­tó­ni­cas. Pe­ro a la ma­dre le due­le que su hi­ja ten­ga res­trin­gi­do el li­bre ac­ce­so al res­to de las ins­ta­la­cio­nes edu­ca­ti­vas. Los alum­nos de los cur­sos su­pe­rio­res es­tu­dian en la plan­ta de arri­ba. Si la di­rec­ción del cen-

tro man­tie­ne el año que vie­ne las au­las en el mis­mo si­tio, ten­drá un pro­ble­ma. Po­dría se­guir en la mis­ma cla­se has­ta que va­ya al ins­ti­tu­to. «Lo que de­man­do es un as­cen­sor, no so­lo pa­ra mi ni­ña sino pa­ra otros alum­nos que pue­dan ve­nir en el fu­tu­ro», ase­gu­ra Pi­lar. Di­ce que ac­tual­men­te hay un ni­ña es­ca­yo­la­da de otra cla­se «y tie­ne que su­bir las es­ca­le­ras con las mu­le­tas».

La ni­ña ya las ha con­ta­do. Los

21 es­ca­lo­nes cons­ti­tu­yen una ba­rre­ra in­fran­quea­ble pa­ra ella. Pi­lar Do­mín­guez afir­ma que ha di­ri­gi­do su pe­ti­ción a Ins­pec­ción de Edu­ca­ción y al Con­ce­llo, sin que por el mo­men­to le ha­yan he­cho ca­so.

Ade­más re­cla­ma que le vuel­van a po­ner una cui­da­do­ra pa­ra aten­der a su hi­ja. Uxía co­men­zó el cur­so en si­lla de rue­das con una pro­fe­so­ra de apo­yo, pe­ro se la qui­ta­ron a la vuel­ta de las va­ca­cio­nes de Na­vi­dad. «Fí­si­ca­men­te es­tá muy bien, pe­ro tie­ne sus li­mi­ta­cio­nes», ase­gu­ra la ma­dre. Al ca­re­cer de cui­da­do­ra, cuan­do su­fre una frac­tu­ra no pue­de ir al co­le­gio. Ade­más pa­de­ce un pro­ble­ma de co­ra­zón y tie­ne pér­di­da de vi­sión en un ojo que le obli­ga­ría a lle­var pues­to un par­che, pe­ro su ma­dre pre­fie­re no po­nér­se­lo pa­ra que no tro­pie­ce y se cai­ga. La pe­que­ña tam­po­co pue­de co­ger pe­so por cul­pa de una es­co­lio­sis.

Fal­ta de si­tio

La so­lu­ción no pa­re­ce fá­cil, se­gún apun­ta la di­rec­to­ra del co­le­gio, Mirta Mi­sa. El pro­ble­ma es que las ins­ta­la­cio­nes edu­ca­ti­vas no cuen­tan con es­pa­cio su­fi­cien­te pa­ra po­der ins­ta­lar el ele­va­dor. Exis­te un pro­yec­to de re­mo­de­la­ción del cen­tro, pe­ro ac­tual­men­te es­tá pa­ra­li­za­do. «Con la cri­sis las co­sas van des­pa­cio», ex­pli­ca la do­cen­te.

Aún así, se han he­cho me­jo­ras. Con el pa­so de una ni­ña que es­ta­ba en si­lla de rue­das se pu­so una ram­pa y un pa­sa­ma­nos pa­ra po­der ac­ce­der al cen­tro. La di­rec­to­ra cree que la Xun­ta es la que ten­dría que ha­cer fren­te a las obras pen­dien­tes. «Los con­ce­llos es­tán pa­ra el man­te­ni­mien­to; eso es cons­truc­ción», afir­ma. No obs­tan­te cree que es ne­ce­sa­rio eli­mi­nar las ba­rre­ras ar­qui­tec­tó­ni­cas pa­ra que to­dos los alum­nos del cen­tro pue­dan uti­li­zar las ins­ta­la­cio­nes en las mis­mas con­di­cio­nes. El co­le­gio pú­bli­co de in­fan­til y pri­ma­ria cuen­ta con 120 alum­nos ma­tri­cu­la­dos.

A.M.

La me­nor es­tu­dia en un cen­tro pú­bli­co del Con­ce­llo de To­mi­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.