De­te­ni­do en Fe­rrol por in­ten­tar re­ven­tar su edi­fi­cio, don­de vi­ven nue­ve fa­mi­lias, con una ex­plo­sión de gas

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - CAR­ME­LA LÓ­PEZ

Una alar­ma por lo que pa­re­cía un es­ca­pe de gas de­ri­vó en el arres­to de un ve­cino de Fe­rrol de 58 años, cu­ya iden­ti­dad res­pon­de a las ini­cia­les L.M.F.A. Se tra­ta del in­qui­lino de un pi­so de la cuar­ta plan­ta de un blo­que de diez vi­vien­das en el que los bom­be­ros mu­ni­ci­pa­les lo­ca­li­za­ron el fo­co del fuer­te olor a gas. Pro­ce­día de la go­ma de una bom­bo­na que su­pues­ta­men­te ha­bía si­do cor­ta­da. Pe­ro no fue esa la úni­ca sor­pre­sa con la que se en­con­tra­ron los miem­bros de la plan­ti­lla con­tra­in­cen­dios, ya que en otras es­tan­cias de la ca­sa des­cu­brie­ron una ve­la en­cen­di­da y una es­tu­fa eléc­tri­ca de re­sis­ten­cias tam­bién a pleno fun­cio­na­mien­to.

To­do apun­ta­ba, pues, a una ma­nio­bra orien­ta­da a pro­vo­car una ex­plo­sión y así lo en­ten­die­ron los agen­tes de la Po­li­cía Na­cio­nal, que lo­ca­li­za­ron al úni­co mo­ra­dor de la vi­vien­da en una ca­fe­te­ría si­tua­da a po­cos me­tros del edi­fi­cio. Allí pro­ce­die­ron a su de­ten­ción.

La voz de aler­ta fue da­da por una ve­ci­na del in­mue­ble que no­tó un fuer­te olor a gas en las es­ca­le­ras y avi­só al res­to de las fa­mi­lias que vi­ven en el edi­fi­cio, si­tua­do en el nú­me­ro 47 de la ca­lle Pé­rez Vi­llaa­mil. Los ve­ci­nos lla­ma­ron in­sis­ten­te­men­te a la puer­ta del aho­ra de­te­ni­do y no ob­tu­vie­ron res­pues­ta, pe­ro lo atri­bu­ye­ron a que tie­ne una de­fi­cien­cia au­di­ti­va, por lo que mi­nu­tos an­tes de las on­ce de la ma­ña­na tras­la­da­ron la in­ci­den­cia de in­me­dia­to a la Co­mi­sa­ría del Cuer­po Na­cio­nal de Po­li­cía y a los bom­be­ros, que ac­ce­die­ron a la vi­vien­da a tra­vés de una ven­ta­na, uti­li­zan­do pa­ra ello el ca­mión es­ca­le­ra.

Pa­ra­le­la­men­te se pro­ce­dió al des­alo­jo del in­mue­ble y, tras com­pro­bar que los ni­ve­les de acu­mu­la­ción de gas en el in­te­rior eran muy ele­va­dos, los bom­be­ros aca­ba­ron lo­ca­li­zan­do la pro­ce­den­cia del mis­mo y ven­ti­la­ron el pi­so, des­cu­brien­do a pos­te­rio­ri los ele­men­tos que, su­pues­ta­men­te, es­ta­ban ma­ni­pu­la­dos y dis­pues­tos pa­ra pro­vo­car una ex­plo­sión en la vi­vien­da.

Los ve­ci­nos del edi­fi­cio se­mos­tra­ron ayer muy alar­ma­dos, si bien ya no es la pri­me­ra vez que tie­nen di­fe­ren­cias con es­te in­qui­lino, so­bre el que pe­san va­rias de­nun­cias por blo­quear­les las ce­rra­du­ras de las puer­tas o bu­zo­nes con si­li­co­na o pe­ga­men­to.

Se­gún la in­for­ma­ción re­co­gi­da en el ve­cin­da­rio, el hom­bre es­tá pre­ju­bi­la­do o ju­bi­la­do y vi­ve allí des­de ha­ce tres o cua­tro años. En al­gu­na oca­sión les co­men­tó que ha­bía si­do jar­di­ne­ro en la fin­ca que Fra­ga Iri­bar­ne te­nía en Per­bes, pe­ro los ve­ci­nos no sa­ben con cer­te­za si real­men­te fue así.

Agre­sión a Xai­me Be­llo

Lo que sí es­tá con­fir­ma­do es que el de­te­ni­do ya ha­bía pro­ta­go­ni­za­do un in­ci­den­te a fi­na­les de los años 90. Con­sis­tió en una agre­sión al en­ton­ces por­ta­voz del gru­po mu­ni­ci­pal del BNG de Fe­rrol, Xai­me Be­llo, al que un día abor­dó por la ca­lle pro­fi­rien­do in­sul­tos, y cuan­do se aga­chó pa­ra re­co­ger al­go que le ha­bía caí­do, aca­bó pro­pi­nán­do­le una pa­ta­da en la ca­ra, por la que tu­vo que ser asis­ti­do en el ser­vi­cio de ur­gen­cias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.